Macri intenta recuperar $400.000 millones en el extranjero

Macri intenta recuperar $400.000 millones en el extranjero

La medida podría reforzar el apoyo popular conforme las medidas de austeridad comienzan a hacerse sentir, aunque también podría aumentar un déficit fiscal que ya es abultado

Macri 791

Para Mauricio Macri, el nuevo presidente de Argentina, el escándalo de los Papeles de Panamá, el cual lo ha perseguido desde que fue acusado de estar vinculado con empresas fantasmas en el extranjero a principios de este año, podría tener un aspecto positivo.

El señor Macri espera que su plan de una masiva amnistía fiscal resulte favorecido por las condiciones cada vez más difíciles a nivel mundial para los evasores de impuestos, conforme intenta restablecer la normalidad en el que es uno de los países más económicamente volátiles del mundo.

Al existir una cifra estimada de hasta $400.000 millones escondidos en cuentas bancarias en el extranjero, pertenecientes a ciudadanos argentinos casi el equivalente al Producto Interno Bruto (PIB) del país una repatriación masiva de fondos podría ser muy importante para estabilizar la agobiada economía, y especialmente reduciría la presión sobre el gobierno, pues no tendría que recurrir a emitir deuda externa.

En la legislación que se está debatiendo en el Congreso, los argentinos pueden elegir entre una pena de entre cero y 15% según la cantidad y cuán pronto se repatrien sus fondos o invertir en bonos del Tesoro. El gobierno necesita recaudar $3.400 millones para pagarles una deuda extraordinaria a los jubilados, y otros $5.400 millones anualmente para mayores pensiones en el futuro.

En el ámbito político, la medida podría reforzar el apoyo popular conforme las medidas de austeridad comienzan a hacerse sentir, aunque también podría aumentar un déficit fiscal que ya es abultado.

La decisión del gobierno de impulsar la demanda en la estancada economía argentina mediante la inyección de fondos frescos podría colocar al señor Macri en una posición fuerte de cara las elecciones legislativas de mitad de mandato en 2017, en las cuales su coalición necesita tener buenos resultados para consolidarse en el poder, según plantea Nicolás Dujovne, economista en Buenos Aires.

El señor Macri tiene dificultades para balancear las cuentas de la nación pues hubo un déficit fiscal de casi el 7% del PIB en 2015 sin perder el apoyo político a su plan de estabilización macroeconómica, el cual hasta ahora incluye la liberalización de divisas y aumentos de 6 veces en las tarifas de servicios públicos. Problemas de índole similar han debilitado la mayoría de los gobiernos argentinos que se recuerde.

Lo preocupante es que Macri está haciendo compromisos de gastos con dinero que el gobierno no tiene, dijo Nicholas Watson, analista de Teneo Intelligence en Londres, señalando que las amnistías fiscales previas no han cumplido las expectativas.

Oscar Muiño, un analista político local, aplaudió al señor Macri por retomar la iniciativa después de ser criticado por los impopulares aumentos en las tarifas de servicios públicos. Esto provocó su primera gran derrota política el mes pasado cuando la oposición en el congreso consiguió exitosamente la aprobación de una ley posteriormente vetada por el señor Macri que hubiera prohibido los despidos durante seis meses y establecido una doble indemnización por despido.

La mayoría de los analistas espera que el proyecto de ley sea aprobado por el congreso. Pero el señor Dujovne advirtió que si la amnistía fiscal tiene tanto éxito como espera atrayendo posiblemente hasta $40.000 millones las entradas de capital presionarán al alza el tipo de cambio, el cual ya se está fortaleciendo en momentos en que la mayor parte de las monedas de los mercados emergentes se están depreciando.

La amnistía del gobierno anterior sólo recaudó $2.600 millones, pero los cambios regulatorios en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) que se implementarán en 2017 son un fuerte incentivo para la participación.

Ignacio Labaqui, analista de Medley Global Advisers, un servicio de macro investigación propiedad del Financial Times, sostiene que el gobierno necesita mostrar resultados en su batalla por disminuir la inflación y reanimar el crecimiento mucho antes de las elecciones.

Dado que se renovarán un tercio del senado y la mitad de la cámara baja, el señor Macri tiene la oportunidad de convertir su minoría en el congreso en una mayoría, lo cual le permitiría hacer más cambios estructurales en el futuro.

También ayudaría al señor Macri a evitar el destino de muchos otros gobiernos no peronistas antes del suyo, dijo el señor Labaqui: Teniendo en cuenta que ningún presidente no peronista ha podido completar su mandato desde el advenimiento del peronismo en 1945, las preocupaciones del señor Macri sobre las elecciones de mitad de mandato parecen bien justificadas.

Benedict Mander
Financial Times

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL