Macroeconomía

Panama City skyline.

Latinoamérica debe actuar con cautela, frente al deterioro del entorno macroeconómico internacional, si bien se encuentra mejor preparada para enfrentar el choque externo, si se compara con su situación en los años noventa, se concluyó en la X Conferencia de Estudios Económicos Flar- CAF, realizado los días 23 y 24 de julio en Cartagena, Colombia.

El Fondo Latinoamericano de Reservas (Flar) y CAF Banco de Desarrollo de América Latina, reunieron durante día y medio a los banqueros centrales de la región, académicos y autoridades internacionales, quienes discutieron, a puerta cerrada, sobre el proceso de la normalización de la política monetaria de Estados Unidos (EE.UU.), la situación de la Eurozona y de Asia, así como su eventual impacto sobre la situación económica de Latinoamérica.

De acuerdo con Flar, los más recientes indicadores de actividad económica de EE.UU. sugieren una sólida recuperación de esta economía, lo cual unido al reciente anuncio de la gobernadora de la Reserva Federal (FED, por sus siglas en inglés), Janet Yellen, hace pensar que el incremento de las tasas de interés de los fondos federales está muy cerca, luego de aproximadamente siete años de política monetaria expansiva.

Por su parte, las perspectivas económicas de la Eurozona y Asia no son alentadoras, lo cual sustenta la divergencia en la postura de política monetaria con respecto a la economía estadounidense. De hecho, una sorpresa negativa para la región podría provenir de un deterioro mayor al estimado de la situación económica de China, que ha tenido una creciente conexión financiera y comercial latinoamericana.

Ante esta situación, las autoridades económicas de la región deben estar muy atentas a actuar para garantizar la estabilidad macroeconómica, no solo mediante el uso de instrumentos convencionales de política monetaria, sino también a través de mecanismos prudenciales y una estrategia de comunicación efectiva.

Pero Flar considera que la región, en su conjunto, se encuentra mejor preparada para enfrentar el choque externo, si se compara con su situación en los años noventa. En particular, la región cuenta con un importante nivel de reservas internacionales, mejor composición de la deuda pública en términos de su menor porción externa, esquemas cambiarios más flexibles y una política monetaria más efectiva e institucionalizada, que se refleja en el anclaje de las expectativas de inflación.

Sin embargo, la región no está exenta de importantes retos que son diversos y se advierte que es clave el diagnóstico sobre la parte permanente y transitoria del choque externo con el fin de definir el grado de acción mediante la política monetaria. También es un tema fundamental para la política económica de Panamá, debido a que no se tiene un banco central y el sistema monetario tiene como base al dólar estadounidense.

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL