Marítimo, logística, banca y energía: Sectores con mayor potencial

Marítimo, logística, banca y energía: Sectores con mayor potencial

ENTREVISTA 787

El financiamiento de  proyectos relacionados con  la expansión del Canal de Panamá, infraestructuras para el  transporte marítimo, energía y otorgar  fondos  a los bancos de la región, figuran entre las prioridades de  la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés) para Centroamérica y el Caribe.

Lo que permitirá que el conglomerado marítimo y logístico aumente sus utilidades, al igual que la banca y a las empresas  dedicadas al sector energético, quienes   desde el año pasado vienen experimentando aumentos significativos en sus gastos operativos.

Estos señalamientos fueron emitidos por Luc Grillet, gerente senior de IFC para Centroamérica y el Caribe,  en entrevista con Capital Financiero, conversación en la que donde también habló de los planes de esta entidad en Panamá  y algunos de los retos que tienen por delante los países de la región.

 -¿En su opinión cuáles serían  los proyectos en los que el Gobierno panameño debería centrarse?

 -Hay que continuar aprovechando oportunidades para mejorar la oferta y la calidad de los servicios logísticos y marítimos y así acompañar el crecimiento de tráfico y comercio que ofrece la ampliación del Canal.

 También las Alianzas Público-Privadas pueden ayudar a seguir mejorando la oferta de servicios de infraestructura y la calidad de vida urbana y el manejo eficiente del agua de los lagos que instrumentan la mecánica del Canal, factores que ayudarán a garantizar una larga vida económica a la vía acuática.

 -¿Cuáles son los planes de IFC en Panamá para este y los próximos años?

-Panamá ha tenido un fuerte desarrollo impulsado por su programa de inversión pública y, por supuesto, la ampliación del Canal. En los próximos años se espera que la economía se oriente cada vez más hacia el sector de servicios y se integre más estrechamente a las cadenas de suministros y al mercado financiero global.

Por ello, IFC tiene la intención de desempeñar un papel importante en apoyar al sector privado para complementar los recursos públicos.

Nuestra cartera en Panamá asciende a $875 millones, incluyendo $204 millones de fondos movilizados a bancos y a otras instituciones multilaterales. Los principales sectores son la infraestructura y la banca. Hemos contribuido con algunos de los proyectos más importantes del país.

Por ejemplo, fuimos inversionistas en la expansión del Canal y la Terminal Internacional de Manzanillo (MIT, por sus siglas en inglés). También proporcionamos financiación para el parque  eólico de la  empresa Unión Eólica Panameña (UEP), ubicado  en Penonomé, el proyecto eólico más grande de Centroamérica.

En el futuro vemos oportunidades de inversión en proyectos relacionados a la expansión del Canal, el sector de infraestructura de transporte, las asociaciones público privadas y en  la integración regional de los  bancos locales.

 -¿Cómo observa el acceso a financiamiento de las pequeñas y medianas empresas? (Pymes)

-Panamá tiene el sector bancario más grande de Centroamérica desde el punto de vista de los activos. Sin embargo, muchas pequeñas y mediana empresas no tienen acceso al financiamiento a largo plazo para hacer crecer sus negocios.

En el sector financiero, la mayor parte de nuestras inversiones están dirigidas a mejorar el acceso a la financiación para las Pymes o en apoyar al mercado de hipotecas para familias de ingresos bajos y medios. Por ejemplo, recientemente IFC proporcionó un préstamo a Banco General  para aumentar el acceso a este tipo de hipotecas.

 -¿Cuáles son los proyectos que financiarán en Panamá  durante el 2016?

-Estamos analizando financiamientos para varios proyectos energéticos, incluyendo  energía renovable eólica y la conversión de gas natural licuado en electricidad.  También estamos mirando nuevos proyectos en el sector financiero para canalizar más fondos a los sectores de micro finanzas, Pymes y  viviendas de bajo y mediano costo.

  -¿Cuál fue el resultado de la última inspección al proyecto de la ampliación del Canal de Panamá?

-Estamos entusiasmados con la fase final de construcción de la ampliación del Canal y con la inauguración de la obra prevista para finales de junio 2016.

 -¿A cuánto asciende el monto invertido a nivel regional por parte de IFC para el desarrollo?

-Durante este año fiscal, desde julio 2015 hasta la fecha, IFC ha proporcionado $3.700 millones en inversiones para América Latina y el Caribe, incluyendo $1.700 millones de fondos movilizados de bancos y otras instituciones multilaterales.

Nuestro portafolio total para la región asciende a $16.000 millones, incluyendo movilizaciones. Los sectores más grandes son la infraestructura y recursos naturales, seguido por los mercados financieros. Vemos una gran demanda en la economía argentina y en el programa de bonos para la infraestructura en Colombia.

El crecimiento de la región ha impulsado a la clase media en muchos de nuestros países. Esto presenta nuevas oportunidades a través de la expansión de mercados de consumo, pero también amplifica la demanda para mejores servicios -especialmente en infraestructura, salud y educación- en las ciudades donde vive el 80% de la población de la región de América Latina. El sector privado puede ayudar a llenar la brecha.

 -¿Qué está haciendo IFC a nivel regional para ayudar a los países que carecen de una buena  conectividad  terrestre?

-Los altos costos del transporte y la falta de carreteras de buena calidad, junto con los cuellos de botella en los cruces fronterizos, presentan obstáculos para el comercio. Estos costos logísticos pueden agregar un 50% al precio final de los productos de la región, lo cual afecta las importaciones y las exportaciones.

 Durante el último año fiscal, los proyectos de infraestructura representaron el 46% del portafolio de IFC en Centroamérica.  Las necesidades son enormes, y el sector privado puede jugar un papel mucho más activo para solucionar el déficit de infraestructura y apoyar la conectividad.

 En Colombia, por ejemplo, IFC recién financió un nuevo fondo que ayudará a ejecutar el programa de carreteras de cuarta generación, también llamado carreteras 4G. Se trata de un proyecto ambicioso de más de 7.000 kilómetros, que tiene el objetivo de mejorar la competitividad del país.

 En adición a la infraestructura física, se trata también de optimizar los sistemas fronterizos y automatizar los procesos de registro de alimentos y bebidas para evitar los cuellos de botella y mejorar la eficiencia  del transporte comercial. En Honduras, por ejemplo, IFC ayudó al gobierno a poner en marcha un programa que conecta tres nuevos sistemas informáticos para racionalizar los procesos de obtención del permiso de exportación. Esto ayuda a reducir el tiempo y costos para los transportistas.

 -¿Qué es IFC y por qué se enfoca en el sector privado?

-IFC forma parte del Grupo Banco Mundial. Somos la mayor institución financiera internacional enfocada en promover el desarrollo sostenible en los mercados emergentes a través del apoyo al sector privado y  trabajamos en alrededor de 100 países.

¿Por qué nos enfocamos en el sector privado? El sector privado es un motor de crecimiento e innovación. Proporciona nueve de cada 10 empleos en los mercados emergentes. Los clientes de IFC en Centroamérica, por ejemplo, generan aproximadamente 50.000 empleos.

Karelia Asprilla
karelia.asprilla@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia