Más de 1.300 nuevas y raras especies

Más de 1.300 nuevas y raras especies

Leoncio Vidal Berrío M.
lberrio@capital.copm.pa
Capital

Durante dos décadas, el Programa de Evaluación Rápida (RAP, por siglas en inglés) de la organización ambiental Conservación Internacional (CI) descubrió más de 1.300 nuevas especies, y para celebrarlo acaba de presentar el libro Still counting (Seguimos contando), donde expone a los más raros ejemplares de la fauna mundial.
El documento incluye algunos de los descubrimientos biológicos más sorprendentes de los últimos 20 años, como la rana Pinocho, el murciélago Yoda, el tiburón que camina y la salamandra extraterrestre, entre otros.
Estas se encuentran entre las 1.300 especies nuevas o raramente vistas que observaron los estudios RAP (Ver recuadro: Nuevas especies).

El programa se denomina rápido porque se creó con el objetivo de evaluar con precisión la salud de un ecosistema en el tiempo récord de entre cuatro y seis semanas.
Las condiciones para que los ejemplares aparezcan en el libro es que sean muy raros en apariencia física o sistemas biológicos, que sean únicos y de limitados territorios o que estén en grave peligro de extinción.
Este libro recoge veinte años de estudio en terreno en algunos de los territorios salvajes menos conocidos que quedan en la Tierra y que condujeron a muchos de los descubrimientos biológicos más excepcionales de las últimas dos décadas, que ayudaron a comunidades, empresas y naciones a tomar decisiones de desarrollo más inteligentes sobre el uso de la tierra y el agua, según informó CI.
El nuevo libro fue editado por Leeanne Alonso, directora del RAP, en conjunto con otros científicos importantes.
La publicación contiene más de 400 fotografías a color de especies raras y fascinantes de todo el mundo.
Ha sido una aventura increíble, dijo Alonso, quien coordinó y lideró estudios en los últimos 13 años. A pesar de las presiones que ponemos en la naturaleza, continúa dejándonos perplejos, inspirándonos y enseñándonos con una abundancia de tesoros ocultos y servicios ecosistémicos de los que la gente depende y que recién empezamos a comprender, agregó.
La idea detrás de la creación del RAP, lanzado en 1990, era reunir un equipo con los mejores biólogos de campo, provenientes de distintas disciplinas, y crear lo que el fundador, director ejecutivo de CI, Peter Seligmann, describió como un equipo SWAT ecológico, que podría evaluar con precisión la salud de un ecosistema en una fracción del tiempo que tomaría normalmente.
El equipo pionero de RAP, de cuatro personas, incluía los biólogos de campo Ted Parker y Al Gentry, quienes perdieron sus vidas de manera trágica varios años después durante un accidente en terreno, pero dejaron un legado científico que sigue vivo hoy en día.
Desde entonces, el SWAT ecológico se expandió para incluir entre 10 y 30 científicos por expedición, los que provienen de diversas disciplinas e instituciones gubernamentales, no gubernamentales y académicas alrededor del mundo.
Han realizado 80 estudios en 27 países, los que incluyen 51 RAP terrestres, 15 RAP marinos y 13 RAP en ambientes de agua dulce.
De las 1.300 especies nuevas para la ciencia, nunca antes vistas ni registradas, los taxonomistas ya describieron más de 500, pero muchas otras todavía se están apenas procesando.

El presidente de CI y científico dedicado al estudio de los primates, Russ Mittermeier, quien ha participado en varios estudios RAP, explica que la idea era capacitar a las superestrellas del futuro, la mayoría de los cuales vive en los países tropicales en los que se llevan a cabo las expediciones.
Realmente establecimos los cimientos para el futuro y creamos distritos que ya llevan adelante la causa de la conservación, comentó Russ.
Al explicar el papel que juegan los datos de las especies en la información de las decisiones de desarrollo, Alonso, entomóloga, dijo las especies son los bloques de construcción de nuestros ecosistemas naturales. Sabemos tan poco de cada especie aún y de los papeles que juegan en términos de mantener a nuestro planeta saludable y funcional, desde filtrar el agua dulce a dispersar semillas, controlar pestes, polinizar cultivos, inspirar diseños de ingeniería y brindar muchas medicinas que salvan vidas y de las que dependemos.
Hay 1,9 millones de especies de animales documentadas aproximadamente, pero se estima que quedan entre 10 y 30 millones de especies de organismos por descubrir y describir científicamente.
Muchas desaparecen antes de que los científicos tengan la oportunidad de descubrirlas y estudiarlas, un proceso trágico que se conoce como la extinción tipo centinela, aseguró Alonso.

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL