Más de 20 entidades públicas adelantan procesos de digitalización de pagos, gracias al MOU firmado hace un año con Mastercard

Más de 20 entidades públicas adelantan procesos de digitalización de pagos, gracias al MOU firmado hace un año con Mastercard

Hace un año Panamá dio un importante paso adelante para acelerar la digitalización, la inclusión financiera y la reactivación económica. Se trató de la firma de un Memorando de Entendimiento (MOU, por sus siglas en inglés) entre el Gobierno de Panamá y Mastercard.

El MOU se enfocó en cinco áreas prioritarias: Ciberseguridad, transporte público, ID Digital, pagos digitales, turismo, Fintech y el apoyo a las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes).

La idea era transformar un país en que un 55% de la población no tiene acceso a una cuenta de ahorros y el 75% no cuenta con acceso a un medio de pago, pero con 1.3 celulares por persona, apostando al celular como una herramienta de gestión capaz de hacer la diferencia, desarrollando un nuevo ecosistema de pagos en las entidades públicas, que se estructuraría a partir del acuerdo.

Ahora, a un año de la firma de ese acuerdo histórico con el gobierno de Panamá, Capital Financiero conversó con Germán Roson, gerente de país de Mastercard para Panamá, para hacer un recuento de los logros de todo el trabajo realizado de forma conjunta con la Autoridad de Innovación Gubernamental (AIG) y demás instituciones del Estado panameño, para saber dónde estamos y hacia dónde vamos en lo referente a la transformación digital del país y cómo estos avances ayudarán a mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos y a potenciar la competitividad de las empresas y la economía del país.

Y no es para menos ya que Panamá fue el primer país en toda la región en lograr un acuerdo de este tipo y según Roson ya hay buenos resultados para mostrar en varias de las cinco áreas prioritarias, pero definitivamente lo mejor está por venir. Sin embargo, basta decir que más de 20 entidades públicas adelantan procesos de digitalización de sus sistemas de pago, en diversas fases de adelanto.

Germán Roson, gerente de país de Mastercard para Panamá y El Salvador

-¿Cómo se puede evaluar los avances registrados en el proceso de digitalización de las plataformas de pago de las entidades públicas? ¿Se puede señalar el poder usar las plataformas digitales que ofrece Mastercard para el pago de impuestos como el principal logro del acuerdo o hay más que eso?

-Precisamente la gran novedad, y proceso liderado por la AIG, es que hoy por hoy no solo se van a poder pagar impuestos, sino que se están abriendo más de 20 pasarelas de pago con instituciones del gobierno.  Como la  Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Attt) con quien logramos un acuerdo para poder pagar con cheque o en efectivo, se está abriendo para el pago digital, los bomberos, Cultura, realmente son más de 20 entidades, algunas en proceso, otras ya implementadas, que lo que hace es amplificar la posibilidad de los contribuyentes de pagar de una manera rápida, efectiva y segura y evitar el manejo de efectivo, que como siempre decimos trae dolores de cabeza, problemas de conciliación, problemas de fraude. 

En ese sentido, el MOU empezó con la AIG, pero hoy por hoy se sigue amplificando, y creo que ese plan de digitalización del gobierno se viene dando y obviamente nosotros apoyando, avanzando en ese proceso, muy contentos.

Ese es uno de los pilares más importantes. Hay otros para este primer año, y otros tres pilares.  Estamos hablando de digitalización de pago de impuestos, y otro de digitalización de pagos de otras instituciones del gobierno. 

El segundo es un tema de digitalización de los medios de transporte y el tránsito como tal. Recuerda que cerramos un acuerdo con Panapass, es la primera vez que la Empresa Nacional de Autopistas (ENA) hace un acuerdo con una entidad privada en Panamá para facilitar el pago del transporte. 

Pero eso es una parte, después vienen, hacia adelante muchos proyectos para digitalizar los pagos, no solamente de aquellos que tienen auto, sino también de los que se mueven en transporte público, como lo es el Metro de Panamá y la empresa MiBus. Es un proyecto que se está trabajando. Como sabes el Metro de Panamá estuvo presente en la firma del MOU. Ahora estamos hablando con Attt, el Metro y MiBus para ver cómo podemos apoyar y colaborar para que los pagos sean, cada vez, más digitales. Ese es el segundo pilar.

El tercer pilar es el tema de educación financiera y cerrar las brechas digitales, para nosotros es uno de los pilares fundamentales, estamos trabajando con nuestro proyecto “Girls 4 tech” para incentivar en el mundo de los medios digitales y los pagos digitales a los jóvenes.

También participamos de la mesa de paridad de género, liderada por la ministra de Desarrollo Social, María Inés Castillo, con quien también estamos trabajando otros proyectos de mucha relevancia especialmente con el foco en mujeres, y mujeres que están trabajando y desarrollando su propio negocio. Es decir que en el tema de educación financiera, vienen muchas cosas interesantes.

Hay un cuarto pilar que es el tema de desembolsos sociales.  Nosotros siempre soñamos que un panameño pueda recibir en el caso que aplique, sea un estudiante, sea una persona de bajos recursos, sea un jubilado, pueda recibir a través de un medio digital el desembolso de sus beneficios, y esa persona pueda utilizar ese desembolso para cubrir sus necesidades básicas, que son en principio cuatro: comida, ropa, medicamentos, transporte y pago de impuestos o servicios básicos como luz y agua.  

Entonces estamos trabajando tanto en el desembolso como en la parte de lo que llamamos el cash in, es decir, en los dos lados de la moneda, para que los recursos se digitalicen, pero también para que la persona lo pueda utilizar en diferentes lugares, ampliando no solamente las grandes sectores como el transporte público, los servicios médicos y los supermercados, sino también en los pequeños comercios, las tiendas de conveniencia, las gasolineras y los restaurantes, para que acepten más métodos digitales de pago, y lograr también que el ciudadano tenga diferentes métodos o posibilidades de pago, eso me parece que es un cuarto pilar del MOU.

Empezamos hablando de todo lo que es la parte de desembolsos, educación financiera, pago de impuestos y digitalización de entidades públicas para el sistema de pagos, esos son los cuatro pilares, centrales, hay un quinto foco, porque de nada sirve amplificar esto, sino tiene un tema de control y si no está de alguna manera en buenas manos, y para eso está el tema de ciberseguridad, que está muy en boga. 

Además, estamos trabajando con la AIG, el gobierno de Panamá en un proyecto, donde la idea es trabajar en conjunto con las herramientas que tiene Mastercard, ponerlas a disposición al Estado, pero también trabajar en un concepto donde no solamente desde Panamá podamos atender las necesidades de Panamá, sino también desde Panamá poder atender necesidades de otros países, también estamos trabajando con el gobierno en esa línea.  La verdad un año muy activo y estamos muy contentos”.

-Hay varios hitos que se han dado en Panamá, por ejemplo, en el pago sin contacto. ¿Qué otros avances podemos mencionar en materia de digitalización de pagos en el país?

-Ya hemos comentado previamente que el pago contactless (sin contacto) en Panamá ha tenido un crecimiento exponencial. En 2019 sólo el 3% de los pagos eran sin contacto, hoy el 70% de los pagos en tienda física son sin contacto. Y eso uno lo ve, cuando va a la gasolinera y el supermercado, y eso ha sido un cambio muy importante, y Panamá. como uno de los motores de Latinoamérica, ha destacado en la adopción de esa tendencia.

Otro avance que es muy importante, y que se desarrolla de la mano de los bancos, es la creciente llegada de nuevos jugadores tecnológicos como las Fintech, cuyo modelo de negocio es 100% digital, está el pago con la tarjeta dentro de la misma aplicación, ya sea en wallet (billetera) o de la misma banca en línea de los bancos, y realmente eso a través de la misma tecnología de contactless, qué es NFC, apoyando su celular, uno puede hacer el pago directamente. 

Lo que ya se ve en Panamá es el pago con relojes, pulseras y con herramientas inteligentes, también con la misma tecnología y la misma estrategia se empiezan a ver este tipo de pagos. Las personas salen a correr en las mañanas, no llevan billetera, no llevan nada en sus manos, solo su reloj inteligente, y a la hora de ir a comprarse un refresco, lo pagan directamente desde su reloj. Es muy práctico, hay muchos casos de uso. 

Realmente la aceleración de este tipo de nuevas tecnologías ha permitido ahora que salimos de la pandemia. Hay muchas corrientes muy importantes y muy relevantes que están viéndose. Una de las más grandes, y recién se tuvo el segundo debate de la Ley de Criptomonedas en Panamá, y un tema muy presente es el de cripto.

Definitivamente una tendencia a nivel global, y obviamente en la región hay casos muy específicos de utilización, el mundo cripto y el mundo de Blockchain como tecnología debajo del manejo de cripto, han tenido una velocidad muy importante que definitivamente ahora con un marco regulatorio va a hacer que eso crezca. Nosotros tenemos un alto posicionamiento en cripto, somos una de las empresas con más patentes en el mundo. 

Tenemos casos de éxito, recién acaba de salir la tarjeta Géminis, donde la acumulación de puntos es con criptomonedas, en este caso con Bitcoin, realmente algo novedoso, uno siempre escuchaba de acumulación de puntos de aerolínea, de lealtad, ahora son puntos en criptomonedas, realmente un uso bien particular, y la compra de criptomonedas a través de tarjetas de crédito, débito o comerciales ha tenido una velocidad muy relevante.

Hablamos de digitalización, de criptomonedas, de open banking (banca abierta), con el cliente como dueño de su propia información para compartirla, realmente está teniendo casos de éxito y de uso en Europa y ahora está empezando a avanzar en Brasil. Realmente en Panamá no vemos a corto plazo que impacte, pero es una tendencia a nivel global.

Y lo otro que está sucediendo en empresas como Mastercard es que no solamente nuestros pagos son a través de rieles de tarjeta, estamos viendo el tema de cuenta a cuenta, utilizando nuestras capacidades y nuestras redes que realmente utilizando la parte de pagos fuera del mundo habitual de las tarjetas de crédito es también una de las tendencias que estamos viendo y liderando a nivel global”. 

-Hablamos de 20 instituciones públicas que están abriéndose a los pagos digitales. ¿Cómo va el tema de las empresas? Porque al final es un ecosistema en el que sector público y sector privado tienen que coadyuvar a que esas nuevas tecnologías sean de uso cotidiano.

-En temas de aceptación de pagos, es que las empresas y los comercios estén preparados para recibir pagos ya sea físicos, en e-commerce con contacto o sin contacto, actualmente en Panamá hay más de 55,000 comercios afiliados para recibir pagos con tarjetas, y más de 75,000 puntos de venta, es decir, a boca de expendio, es un número importante para un mercado como Panamá.

Pero hay oportunidades de seguir creciendo, lo bueno que tiene Panamá a nivel del mundo adquirente, es de aquellos que dan de alta a los comercios para aceptación, es que hay muchísimas opciones y cada vez más competencia, y cada vez más tecnologías que requieren menores costos para la aceptación de pagos digitales. Y la tendencia es que utilizar el celular, tal eventualmente se va a convertir, como una terminal de pago, ya no va a existir ese punto de venta, o se va a reconvertir, siempre digo el no existir es demasiado tajante, se va a reconvertir para que los terminales sean a través de los celulares y eso favorece que los costos de manteniendo de las terminales bajen y eso permita a más jugadores entrar. Eso por el lado del mundo de aceptación, o sea, más comercios aceptando los pagos digitales.

En la parte de utilizar medios digitales de pago de empresa a empresa, definitivamente una gran oportunidad en la que estamos trabajando es su aplicación en la Zona Libre de Colón (ZLC). Actualmente estamos trabajando para digitalizar el ecosistema de pagos de la ZLC, por lo estamos planteando básicamente es que los pagos que se hacen entre empresas se realicen de manera digitalizada y no en efectivo. 

En este terreno tenemos más posibilidades de casos de éxito, como son los puertos, aeropuertos e inclusive el Canal de Panamá, en donde los pagos hoy se hacen con transferencias bancarias y con cartas de crédito, que se pueden transformar para utilizar medios de pago con rieles basados en nuestra tecnología, que permitan la reconciliación automática, que permitan la llegada de fondos de manera instantánea y de alguna manera bajen los costos de las transacciones y haga más eficiente y competitiva la plataforma logística de Panamá. Así que tenemos mucho trabajo por delante.

Es una parte importante en el mundo de los pagos, que definitivamente en el mundo de networks como Mastercard estamos mirando con mucha atención y accionando al respecto”.

-El MOU que firmaron Mastercard y la República de Panamá fue el primero de su tipo en la región. A partir de allí, ¿cómo se ha podido replicar ese MOU en América Latina?

-A partir de allí, firmamos en Guatemala un MOU, con el Ministerio de Economía, para todo lo que es inclusión financiera y con mucho foco en todo lo que es la iniciativa “Call to Action” que impulsa por la vicepresidenta de Estados Unidos (EE.UU.), Kamala Harris, que impacta a Guatemala, El Salvador y Honduras, y realmente de alguna manera ese es el siguiente en la lista, por su puesto, México también.

Hay ahora mismo hay una lista de varios países que están trabajando en el mismo contexto. No es una tarea del día a la noche, a nosotros nos tomó casi un año en armar, plantear y estructurar, todos los temas contemplados en el MOU firmado con Panamá, y ahora vemos que, a un año de su firma, nuestro posicionamiento en el mercado y la cantidad de iniciativas que tenemos realmente valen la pena. Recuerdo que el primer MOU de esta característica, a nivel mundial, se firmó con el gobierno de Francia, y realmente allí los resultados han sido muy positivos”.

-¿Otro resultado importante es el centro regional de ciberseguridad que estableció Mastercard en Panamá y que sin este MOU no hubiese sido posible?

-Lo dijiste mejor que nadie. Sentimos que tenemos un rol apoyando al gobierno en sus procesos, un rol protagónico, no solo para apoyar al gobierno para solucionar temas en Panamá, sino también apoyar su estrategia de Panamá Hub Digital. Y montar empresas o montar conceptos que no solo se queden en Panamá, sino que se puedan exportar.

Para eso, nos volvimos una Sede de Empresas Multinacionales (SEM), hemos crecido y hemos ampliado la cantidad de empleados localmente con el foco y en vista de poder replicar todo lo que estamos haciendo en Panamá, en otros países de Centroamérica, el Caribe y América del Sur, inicialmente.

Para nosotros es un placer, estuvimos reuniones con el ministro consejero para la inversión, Alejandro Rojas Pardini, y el viceministro de Comercio Exterior, Juan Carlos Sossa, y obviamente nuestro compromiso es montar, en este caso, un Hub de Ciberseguridad que tenga alas y que puedan volar más allá de las fronteras de Panamá.

Las alianzas público-privadas (APP) son positivas, crean valor, crean empleo, y realmente crean la posibilidad de inclusión financiera que es uno de los principales desafíos que tenemos en Panamá”.

Hitler Cigarruista
[email protected]
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias