Más impuestos

Más impuestos

Nuestra sociedad se ha convertido en un gran coto de caza donde los cazadores, que son el Estado, los ministerios, organismos públicos y gobiernos departamentales, compiten entre sí para ver quién consigue arrancar más impuestos, tasas y otras gabelas, a una ciudadanía inerme y cada vez más oprimida por la creciente presión fiscal.

Hace unos días, la oposición denunció que este año la Intendencia Municipal de Montevideo pretende recaudar $70 millones adicionales. El año 2009 recaudó $454 millones de un millón por día. Para el 2011 aspira a percibir $526 millones.

Ahora le toca al Ministerio de Desarrollo Social (Mides). Al Mides se le reprochó mantener un bajo perfil y carecer de nuevas ideas. No más.

Hoy, las asignaciones familiares se pagan de acuerdo con los ingresos del hogar de los jóvenes. Esos ingresos deben encontrarse por debajo del nivel de pobreza. El Mides anunció un novedoso proyecto para extenderlas a todos los menores del país, cualquiera sea su posición económica. Ese mayor gasto sería financiado con mayores aportes generados por un aumento del impuesto a la renta de las personas físicas.

Las explicaciones del Mides son difíciles de comprender. Por una parte, admite que una asignación familiar universalizada puede ser vista como una política regresiva porque no diferencia entre los distintos niveles de ingreso. Por la otra, arguye que sería una medida progresiva porque se sacaría más dinero por el lado del impuesto a la renta.

Al final de cuentas, la discusión sobre si se trata de una medida progresiva o regresiva es totalmente bizantina, lo que importa es que se pretende imponer más impuestos.

Editorial del diario El País de Montevideo, Uruguay, 28 de enero de 2011.

Más informaciones

Comente la noticia