Mayoría de aseguradoras no cuentan con una estrategia para aplicar la Niif 17

Mayoría de aseguradoras no cuentan con una estrategia para aplicar la Niif 17
Nueve compañías han elaborado y presentado un plan útil, con un mínimo nivel de rigor| Archivo

El pasado 18 de mayo de 2017, el International Accounting Standards Board (Iasb) emitió finalmente el estándar IFRS17-Insurance Contracts, que constituye la nueva norma bajo la cual deben contabilizarse los contratos de seguro y reaseguro, por lo que las aseguradoras que operan en Panamá deberán adoptar la Norma Internacional de Información Financiera 17 (Niif 17) antes del próximo 1 de enero de 2022, fecha límite establecida por la Superintendencia de Seguros y Reaseguros de Panamá (Ssrp) para la entrada en vigor de la norma.

Debido al impacto de este cambio, el nivel de complejidad y la dimensión que el proceso de adaptación tiene para el sector asegurador, la Ssrp ha establecido un proceso supervisor de tutela sobre los proyectos de implementación de las compañías, que establece cuatro hitos, lo que le permitirá supervisar las actuaciones llevadas a cabo por las compañías para asegurar una implementación adecuada de la nueva norma contable.

El primer hito consistió en la obligación de cada una de las 23 aseguradoras que operan el país de establecer sus respectivos planes para la adopción la Niif 17, documentos que han sido objeto de un profundo análisis por parte de la Ssrp, que emitió su primer Informe Sectorial el 5 de junio pasado, revelando que si bien  “todas las entidades han cumplido puntualmente con los requerimientos” para el desarrollo de un plan de implementación de estas nuevas normas contable, existen “distintos grados de implicación y calidad en cuanto a la información remitida”.

Las principales conclusiones del estudio indican que “en no pocos casos los planes remitidos son puramente testimoniales” y que “salvo excepciones, se observa cierta falta de orientación en cuanto a los trabajos a realizar y un escaso desarrollo de las  tareas a acometer.

Además, “no existe correlación entre la dimensión de las compañías y la calidad del plan” y prueba de ello es que cuatro  compañías calificadas como “grandes” presentan planes deficientes, elabordos con el mero objetivo de cumplir los requerimientos, por el contrario, se encontró compañías tipificadas como “pequeñas” que presentan planes considerados como buenos y adecuados.

En cuanto al nivel de avance del proyecto, la mayoría de las entidades se encuentran en su fase preliminar y tienen planificado tener concluidas las actividades de análisis y parte de las de definición del modelo para finales del presente año.

Además, existe un conocimiento teórico (adquirido en las actividades de capacitación) pero no hay claridad sobre que decisiones/criterios/opciones adoptar, algo que estudio califica de “hasta cierto punto entendible”, ya que viene derivado del carácter complejo y transversal de la propia norma.

Como conclusión general de la revisión de los planes directores cabe destacar que existe una gran variabilidad en el nivel de calidad de éstos, ya que sólo nueve de las 23 compañías aseguradoras que operan en Panamá han elaborado y presentado un plan útil, trabajado, con un mínimo nivel de rigor y que sirva a los propósitos que debe tener un programa de implementación de esta naturaleza.

En contraposición, más de la tercera parte de las compañías han desarrollado de forma muy deficiente sus planes directores, pudiendo concluir que estos documentos no sirven en absoluto a sus propósitos, y se percibe que han sido elaborados con el único objetivo de cumplir con el hito regulatorio de control.

El Informe Sectorial señala, además que en muchos casos, no solo no existe una planificación de actividades en el tiempo, sino que ni siquiera se plantea un mínimo desglose de tareas dentro del proyecto, llegando al punto  que muchas compañías han plasmado en su cronograma exclusivamente los cuatro hitos de control del proceso supervisor, lo que en ningún caso puede interpretarse como una planificación del proyecto de implementación.

Para Luis Alberto Alvarado, representante en Panamá de la empresa española Servifiex, especializada en la implementación de las Niif, considera que este estudio de la Ssrp revela que la mayoría de las empresas aseguradoras no están conscientes de la profundidad y la seriedad del cambio que implica la adopción de las Niif 17 en la industria de los seguros y sus posibles impactos para cada una de las empresas que operan en el mercado panameño.

Destacó que la implementación de la Niif 17 no debe verse como un asunto de los departamentos de contabilidad de cada empresa, sino como un proyecto que debe ser liderado por la gerencia general y contar con la anuencia y el respaldo de la Junta Directiva, y que debe ser dotado de los recursos económicos para contratar la asesoría técnica necesaria y debe ser supervisado adecuadamente porque implicará un cambio en la forma como se administra el negocios al introducir la gestión de riesgo.

Alvarado explicó que, si bien el primer hito era demostrativo, limitándose a la presentación de los planes de cada aseguradora para la implementación de la Niif 17, en diciembre se vencerá el segundo hito que implica revisar los avances en términos cuantitativos y cualitativos, avances que las empresas que no cumplieron satisfactoriamente con el primer hito no podrán superar satisfactoriamente, lo que implicaría la aplicación de duras sanciones pecuniarias (multas) por parte del Regulador.

Para el Superintendente de Seguros, José Joaquín Riesen, la buena noticia es que tras el análisis del primer entregable de las compañías de seguros sobre la implementación de la Niif 17 cada empresa ha recibido un reporte de donde se encuentra en ese proceso, lo que les será de mucha ayuda para cumplir con el nito 2 de supervisión, a entregarse en diciembre próximo, y a ir definiendo una estrategia que les permita cumplir el 1 de enero de 2022 con la aplicación de las nuevas normas contables.

Aclaró que para poder cumplir en 2022 las aseguradoras deben comenzar la implementación de la Niif 17 en enero de 2021 de forma que su información contable sea comparable, por lo que este reporte, en el que se evidencia que muchas empresas no parecen estar conscientes de la profundidad que implica este cambio, debe servirles para dar un golpe de timón y ajustar sus políticas, estrategias comerciales y plataformas tecnológicas a las nuevas exigencias.

Riesen admitió que el proceso de aplicación de la Niff 17 podría traer consigo nuevas fusiones y adquisiciones en el mercado asegurador.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias