Medidas a tomar si hay que mitigar la actual crisis

Medidas a tomar si hay que mitigar la actual crisis

Hoy inicia otra semana de incertidumbre en los mercados internacionales, el último mes ha sido de grandes caídas en las principales bolsas mundiales, particularmente en los Estados Unidos (EE.UU.)  La mayoría de los especialistas concuerdan en que, si hay una recesión en EE.UU. y Europa, Panamá se verá afectado.

La diferencia entre estos analistas no es si habrá efectos negativos para Panamá, sino cuál será el grado del efecto. ¿Cuáles serían los sectores más afectados?  ¿Qué medidas deben tomar las empresas en estos sectores?

Primero debemos pensar en qué ocurrirá en los próximos meses relacionado con la crisis internacional y el estancamiento estadounidense. La Reserva Federal de EE.UU. (FED, por sus siglas en inglés) ya anunció que va a mantener las tasas de interés bajas hasta el 2013. 

Lo más seguro es que vendrá la tercera ronda de estímulo (Quantitative Easing 3 QE3).  Esto implica mayor impresión de papel moneda, lo cual depreciará el dólar, frente a los bienes duros como los metales y otros bienes básicos.  Esto afectará a Panamá en el consumo, con precios de bienes importados más altos.  Inclusive, bienes como el petróleo, que pueden seguir con debilidad de precios, tendrán un incremento relativo.  O sea, bajarán menos de lo que hubiesen bajado si la Reserva no iniciaba esta tercera ronda de estímulo.

Esta nueva fase de inyección monetaria bajará tasas; sin embargo, la reciente degradación de los bonos de los Estados Unidos por parte de la calificadora Standard & Poors (S&P), ha generado una salida relativamente rápida de los inversionistas de los bonos de los mercados emergentes. El riesgo de los bonos, riesgo país o la prima que pagan los bonos panameños sobre los bonos del Tesoro de los EE.UU. aumentó 57 puntos básicos (bps) en el último mes.  Esto es más que países de calificación similar como Colombia, México y Perú, aunque menor que el promedio de todos los mercados emergentes (EMBIG).

De continuar el malestar o entrar los EE.UU. en recesión habrá ciertos sectores que serán los más afectados.

El Canal probablemente será el rubro de nuestra economía más afectado porque la ruta más importante de sus ingresos es la del sudeste asiático al noreste de los EE.UU. Si hay una caída en las exportaciones de Asia a EE.UU., esta ruta reducirá el monto de su carga, afectándose los ingresos de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

Los principales mercados de la Zona Libre de Colón (ZLC) son, en este orden, Venezuela, Colombia y Puerto Rico.  Todas estas economías sufrirán si hay menor demanda en EE.UU. por su alta dependencia de sus exportaciones hacia ese país.  Por ende, las reexportaciones pueden verse afectadas hacia estos mercados.

Los puertos también verán su carga mermada si cae el movimiento comercial internacional, en vista de que habrá menor trasbordo de contenedores.

Otro sector que se afectará es el turismo, debido a que un porcentaje importante de nuestros visitantes vienen de EE.UU. y el resto de Norteamérica.  Habrá que monitorear lo que ocurre en los próximos meses, pero la siguiente temporada de verano en Panamá puede ser una difícil si se caen los visitantes y gastos de estadounidenses.

La banca puede sentir los efectos de tasas de interés más altas para Panamá, cuando busque fondos a nivel internacional.  Aunque la extensión de las bajas tasas por parte de la FED hasta el 2013 puede hacer contrapeso hacia la baja de estas tasas.  Habrá que ver cuál de las dos fuerzas, la de rebaja de la FED o la de alza del riesgo país, es mayor, para ver si las tasas de interés suben.

¿Qué medidas pueden tomar estos sectores de la economía panameña?

Los consumidores pueden adelantar sus compras para combatir los efectos de las alzas de precios y el Gobierno puede hacer su parte bajando la presión en la demanda a través de un menor gasto público.  El Canal pudiera ajustar sus tarifas a las rutas con mayor demanda y ubicar posibles ahorros administrativos.

Los puertos, la ZLC y el sector turismo deben buscar mercados regionales que tendrán mayor crecimiento en medio de una recesión internacional.  Un ejemplo es Perú, el cual es un gran exportador de oro.  En caso de que haya una recesión o mayor inestabilidad seguirán las alzas del precio del oro.  Esto significa que Perú estará generando mayores divisas.

La banca debe ser más conservadora en sus préstamos, tanto internos como a los mercados que sufrirán más.  La búsqueda de mayor liquidez en el corto plazo se puede utilizar como fuente de liquidez para el largo plazo.

Por último, es bueno que el gobierno sea prudente en el manejo de las finanzas públicas y que busque el aumento de los niveles de ahorro, con el propósito de tener fondos disponibles para enfrentar una eventual caída potencial del crecimiento económico.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL