Medidas fiscales ayudan a liberar caja y dotar de liquidez a las empresas

Medidas fiscales ayudan a liberar caja y dotar de liquidez a las empresas
odas las acciones “son aconsejables por igual, y si tocase elegir cuál es la mejor dentro de todas, diría que la más aconsejable es la de devolución de impuestos pagados en exceso por contribuyentes.

Ampliación de plazos, diferimiento en el pago, exoneraciones y amnistía, forman parte del paquete de medidas tributarias que Panamá, e incluso otros países de la región, han asumido ante la crisis generada por el coronavirus (COVID-19).

“Ante un escenario tan poco predecible, ¿podrían unas medidas ser más aconsejables que otras? Pienso que las medidas tomadas por los países ayudan a liberar caja y de esta forma dotar de liquidez a las empresas”, observa Luis Eduardo Ocando B., socio gerente de País y líder en materia de tributos de la firma Ernst & Young (EY) a Capital Financiero.

Considera que todas las acciones “son aconsejables por igual, y si tocase elegir cuál es la mejor dentro de todas, diría que la más aconsejable es la de devolución de impuestos pagados en exceso por contribuyentes”, detalló el experto.

Ocando analiza que las acciones en general, tanto en la región como en nuestro país, no han ido en camino de menor tributación o de baja de tasas, “lo que han buscado es generar una moratoria sin multas e intereses para el pago de los impuestos; estamos entonces hablando de diferimiento más que de rebaja de impuestos.

Evalúa como importante esta diferencia, “ya que al todo pasar, los niveles de recaudación podrán continuar en la medida que la economía se reactive”.

Razona que “estamos ante un proceso disruptivo que llevará a nuevos modelos de negocios y la parte tributaria debe alinearse para ir de la mano en lo que será la reactivación económica post-COVID-19”.

Luis Laguerre, socio líder de Servicios Tributarios de KPMG en Panamá, por su parte, recomienda a las empresas llevar a cabo el análisis de sus operaciones a fin de establecer las necesidades de efectivo que tendrán en los próximos meses.

En relación con otras medidas que podría aplicar la Dirección General de Ingresos (DGI) del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), detalló que “aquellas empresas que vean afectadas sus operaciones, podrían caer dentro del Cálculo Alternativo del Impuesto sobre la Renta (Cair). Esto significa que tendrían que pagar sobre el 4.67% de sus ingresos gravables, aunque tengan pérdidas. Este año la DGI debería tener un proceso simplificado para la solicitud de no aplicación del Cair”.

El decreto, sostuvo el especialista, establece el pago de ciertos impuestos hasta el mes de julio.

“Sin embargo, no hace mención si durante este período deben presentarse los informes y declaraciones de otros impuestos, tales como las declaraciones de Impuesto sobre la Transferencia de Bienes Corporales Muebles y la Prestación de Servicios (Itbms), el Informe de compras, la declaración informativa de precios de transferencia, entre otros. La DGI debería aclarar si dichas declaraciones también quedan aplazadas”.

José Vega Sacasa, experto en temas tributarios y de Derecho Financiero, resalta como medidas favorables anunciadas por la DGI, la prórroga de la amnistía tributaria que permitirá pagar hasta el 31 de diciembre de 2020, con la condonación del 85% de intereses y recargos.

La otra medida positiva, afirmó, es que el gobierno prorrogó el plazo para las declaraciones de rentas, tanto de persona natural como jurídica, hasta el 17 de julio de 2020.

De igual modo, considera un beneficio importante, que se podrá determinar el impuesto estimado a pagar por un monto que no sea inferior al 70%. Antes era del 100%.

Esta estimada es una proyección de lo que se aspira a ganar en el año (en el caso de quienes tengan ingresos por encima de los $11,000), pero con la rebaja el Estado se anticipa a un escenario menos favorable en el actual contexto.

Vega resalta que la estimada se debe pagar en tres partidas anuales (30 de junio, 30 de septiembre y 31 de diciembre), pero ahora solo se efectuará en dos partidas: 30 de septiembre y 31 de diciembre.

El especialista señaló que es importante tener estas fechas presentes, porque una de las dudas frecuentes del contribuyente, es con relación a los términos de presentación de rentas (ahora el 17 de julio) y de pago, que como se detalló será en dos partes.

En el caso de los no declarantes como las Organizaciones No Gubernamentales (ONG), pueden presentar el informe hasta el 31 de mayo.

Con el Impuesto sobre la Transferencia de Bienes Corporales Muebles y la Prestación de Servicios (Itbms), Vega advierte que no quedó claro el término de la prórroga para este concepto y ocurre que algunas empresas podrían no recibir ingresos.

Por otra parte, recomendó a quien pueda pagar, así sea poco, cumplir, “para que exista flujo de caja en las finanzas públicas y esto pueda repercutir en la compra de bienes y servicios, generando movimiento de flujo de efectivo en el sistema”.

El experto valora la iniciativa de la DGI de digitalizar muchos trámites que obligaban a una gestión manual.

La DGI anunció que en concreto ha habilitado 114 trámites, en beneficio de los contribuyentes.

De igual modo, el organismo tributario señaló que están trabajando en implementar las medidas fiscales y en resolver las inconsistencias que pudieran existir en las normas decretadas.

“Una vez que la DGI termine con el desarrollo de las implementaciones en el sistema, las multas, o cargos que no correspondan debido a la entrada en vigencia del Decreto Ejecutivo No. 251 de 24 de marzo de 2020, serán eliminados de manera automática”, confirmó el organismo en un comunicado.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com