Medidas se seguridad no aumentarán costos

Medidas se seguridad no aumentarán costos

Los bancos tendrán que almacenar por un año las grabaciones de sus cámaras de seguridad

Manuel Luna G.
[email protected]
Capital

A partir del próximo 10 de septiembre, los bancos deberán adoptar nuevas acciones para proteger a los usuarios de los cajeros automáticos de eventuales robos y fraudes.

Y es que los cajeros automáticos de las entidades bancarias que operan en Panamá deben contar con un archivo de cinta de Discos de Video Digital (DVD) o cualquier otro sistema de grabación que cubra por lo menos 12 meses de grabación, conforme al Acuerdo No. 001-2012 aprobado recientemente por la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP).

No obstante, destaca la nueva norma, ante notificación  de autoridad competente, el banco deberá mantener la grabación a disposición de la autoridad por el periodo que ésta lo requiera.

El Acuerdo No. 001-2012, que modifica el Acuerdo No. 1-2007, exhorta a los bancos a implementar medidas de seguridad adicionales con la finalidad de establecer mecanismos y procesos que coadyuven en la prevención de siniestros y actos delictivos.

Con la  norma anterior, los bancos estaban obligados a mantener la grabación  por los menos durante tres meses, el plazo ahora se extiende a un año.
¿Y cómo repercutirá esta medida en el costo por el uso de los cajeros? El vicepresidente  ejecutivo de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP), Mario De Diego, sostiene que no debe haber ningún impacto, porque se trata de medidas complementarias a las ya existentes.
Cada banco procederá  a incorporar en sus sistemas las nuevas normas sin que necesariamente deban causar aumento en los costos por uso de cajeros, lo cual, en todo caso, dependerá de la política de cada banco, alegó.

A su juicio, la medida contribuirá a prevenir delitos contra los cajeros automáticos y aportar pruebas cuando se comentan con el fin de tomar las acciones necesarias para intentar identificar a los delincuentes y estudiar los modus operandi con el fin de adoptar, cuando se considera necesario, nuevas medidas.
En Panamá, de acuerdo con la estadística más reciente de la SBP,  funcionan 1.186 cajeros automáticos y de ellos 871 se encuentran localizados en la provincia de Panamá.

Los usuarios utilizan los cajeros automáticos, mayormente para el retiro de efectivo y las bandas criminales utilizan técnicas cada vez más sofisticadas para la clonación de tarjetas y el robo de identidad. Pero, en algunos casos, han llegado a llevarse el cajero completo.

El gerente general de La Hipotecaria, John D. Rauschkolb, dijo que la medida no nos impacta y agregó que están adquiriendo nuevos servidores que puedan almacenar las grabaciones hasta un año.

Todos tenemos que cumplir con eso, afortunadamente es relativo, y cada banco tendrá que invertir de acuerdo a su tamaño. Si todos lo bancos tienen que hacerlo, estamos en el mismo marco, destacó el ejecutivo.

De acuerdo con los expertos, los mayores ataques suelen realizarse en las zonas con alto tráfico, como las grandes ciudades y os centros comerciales.
Los casos más frecuentes de fraudes están relacionados con la  copia de la banda magnética de la tarjeta, robo al usuario en la propia sucursal o piratería del sistema informático.

Antes, en la mayor parte de los robos, los delincuentes obligaban mediante la fuerza y amenaza a las personas a que les dieran las claves, luego evolucionaron  a la copia de las bandas magnéticas de las tarjetas a través de diversos medios, y más recientemente infectan los terminales con virus para facilitar el robo.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias