Fincas que pertenecieron a familia Noriega en Altos del Golf dispararon su valor en 81%

Fincas que pertenecieron a familia Noriega en Altos del Golf dispararon su valor en 81%
El Ministerio de Salud solicitó la demolición de las edificaciones levantadas sobre las dos fincas al identificar el sitio como foco de enfermedadesFoto tomada de Youtube

Dos de las 31 fincas que en principio de la década de 1990 se le atribuyeron a la familia Noriega Sieiro han incrementado en un 81% su valor en los últimos 10 años.

Las fincas

En un reciente reporte de la Dirección de Bienes Patrimoniales del Estado, adscrita al Ministerio de Economía y Finanzas, se le asigna a las dos fincas, hoy propiedad de la Nación, donde se levantaron la residencia habitual del exgeneral Manuel Antonio Noriega y de una de sus hijas en Altos del Golf, corregimiento de San Francisco, un valor de $3,689,600.00, un millón 646 mil 96 dólares más que el atribuido en el año 2007.

Esas  dos fincas formaron parte de los bienes que le fueron cautelados a la familia Noriega Sieiro por la entonces Dirección de Responsabilidad Patrimonial (DRP) de la Contraloría General de la República, hoy Tribunal de Cuentas, tras la invasión estadounidense de diciembre de 1989 que derrocó al régimen militar que comandó el entonces “hombre fuerte de Panamá” entre agosto de 1983 y diciembre de 1989.

Una de esas fincas, aquella donde el exgeneral levantó la residencia que había adquirido en cerca de $68,000.00, estaba a nombre de la sociedad Bienes y Raíces Bariloche, según un reporte de la DRP del año  2003.

El exgeneral en su laberinto

Hoy, 28 años más tarde de abandonar a la fuerza el poder, Manuel Antonio Noriega se encuentra en una sala de cuidados intensivos del estatal Hospital Santo Tomás a donde llegó procedente del Centro Penitenciario El Renacer, su residencia desde diciembre de 2012 cuando arribó a Panamá repatriado tras purgar 21 años, 11 meses y ocho días en cárceles de Estados Unidos y Francia condenado por conspiración para tráfico de estupefacientes y blanqueo de capitales.

En Panamá, el exgeneral paga cárcel por el crimen del médico guerrillero Hugo Spadafora perpetrado en septiembre de 1985 y los asesinatos de excompañeros de armas que participaron en una intentona golpista, en octubre de 1989, que buscaba derrocarlo.

Noriega tiene otra cita con la justicia: la audiencia penal en la que se le acusa por la desaparición forzada del dirigente popular Heliodoro Portugal, hecho que ocurrió a principio de la década de 1970 a escasos dos años del golpe militar que Omar Torrijos le propinó, en octubre de 1968, al presidente constitucional Arnulfo Arias Madrid, líder del partido político que hoy gobierna Panamá.

La demolición, anécdotas y destinos de los bienes

Tras pujas y repujas en los entramados judiciales, el 28 de abril de 2004 el Estado inscribió a su nombre esos dos bienes ubicados en Altos del Golf, corregimiento de San Francisco por instrucción de una sentencia judicial proferida en el año 1996.

Diez años después de su inscripción a nombre de la Nación, el 9 de enero de 2014, la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario inició el proceso de demolición de las dos maltrechas edificaciones que se habían construidos sobre esas  dos fincas. La solicitud  de demolición  fue atribuida, en ese entonces, al Ministerio de Salud que identificó el sitio como foco de enfermedades.

Así quedó en escombros la residencia habitual de la familia Noriega en San Francisco ícono de una élite militar que gobernó, a su gusto,  Panamá  por poco más de  dos décadas.

Eduardo Lombana, quien era uno de los tres magistrados de la entonces DRP, tuvo el privilegio de ingresar a la residencia de Noriega a principio de la década de 1990 luego que se ordenara su cautelación.  En unas declaraciones a un medio local de la época, Lombana no ocultó su sorpresa: “Había cuadros, camas especiales, una reproducción de un casco japonés; silla de masajes -que para 1990 era una cosa extraordinaria en Panamá…El guardarropa  de los Noriega constituía otra excentricidad… La gente se metía a tratar de robar las cosas, los uniformes de Noriega, los sombreros de Felicidad (Siero) …También aparecieron botellas de champagne etiquetadas especialmente para la boda de una de las hijas del exgeneral”. Y las anécdotas han seguido.

Ahora, tras dos intentos fallidos de subastar esos bienes, en el Ministerio de Economía y Finanzas dijeron que no tienen contemplado a corto plazo encontrarle un destino a esos dos fincas que en otrora estuvieron en manos de quien se le conoció como el “hombre fuerte de Panamá”.

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias