Mejor control en vez de más controles aduaneros

Panamá busca ser el centro logístico del comercio en América Latina

Asapra 2015 web

Controles excesivos, como la ausencia de ellos, van en detrimento del movimiento de mercaderías a nivel mundial y cada uno de los países amparados por su soberanía territorial tendrá que ejecutar los mejores mecanismos de supervisión y monitoreo de los flujos comerciales, sin afectar al comercio interno como internacional.

Por tres días (18 al 20 de noviembre de 2015), la ciudad de Panamá, fue la sede de un prolijo ciclo de conferencias y reuniones en el marco del Congreso y Asamblea General de la Asociación de Agentes Profesionales de Aduanas de Las América (Asapra), a la cual pertenece la Unión Nacional de Corredores de Aduanas de Panamá (Uncap) que preside, Obaulio Castro.

Capital Financiero conversó en exclusiva con el secretario de Asapra, el chileno Álvaro Pinedo Arellano, quien citando al uruguayo y expresidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Enrique Iglesias,  dijo que  no vivimos un cambio de época, sino una época de cambios.

Este pensamiento describe exactamente lo que ocurre en el sector aduanero y cada país ha comprendido y entiende que no vive aislado, al igual  que la familia vive de lo que es capaz de vender y que tiene para comprar.

En este flujo del comercio internacional se produce un encuentro de aquellos aspectos de soberanía nacional o de derecho público con lo que propiamente son los acuerdos de derecho privado que constituyen el derecho internacional y que son precisamente las aduanas, sostuvo Pinedo.

Los países a través de sus aduanas determinan las condiciones y otorgan facilidades al flujo comercial para que no se detenga, pero sin debilitar lo que corresponde como órganos soberanos en representación de los Estados de ejercer su función de fiscalización y control.

El secretario de Asapra comentó que de pronto pareciera ser que lo más fácil para el comercio es abrir las puertas y que pase todo, pero podemos estar poniendo en riesgo la seguridad, la tranquilidad y salud de nuestras poblaciones; sin hablar de los aspectos recaudatorios que estén involucrados..

A la inversa, manifestó que sí el acento solo se pone en controlar y se aplica la política de abrir todos los contenedores, se detendría el comercio internacional. La idea es otorgar las facilidades al comercio y en cuanto a control, la premisa es que en vez de más control, se tenga mejor control, detalló Pinedo.

Es decir, tener la información necesaria para trazar y definir los perfiles de riesgos de tal manera que los recursos de las adunas sean dirigidos a estas áreas. Además, otorgar las facilidades necesarias a los perfiles menos riesgosos en el flujo comercio regional e internacional.

Pinedo señaló que Asapra trabaja desde hace 46 años y sostiene relaciones estrechas con la Organización Mundial de Aduanas (OMA) e instituciones públicas y privadas.

En estos tres días hemos podido analizar de manera conjunta las formas necesaria para asumir el desafío de facilitar el comercio, sin debilitar el control, puntualizó.

Actualización de normativa

Una máxima en el mundo de los negocios y en el comercio internacional son los cambios y revisiones continuas que ejecutan los gobiernos en el campo aduanero. Se producen constantes reformas a las leyes para adecuarlas a las nuevas realidades y Panamá, como Bolivia, Chile y Paraguay, entre otros países, actualmente impulsan iniciativas en esta dirección.

La meta de Panamá es ser el centro logístico de comercio internacional de Las Américas.

El elemento normativo es solo uno de los que deben mantenerse constantemente actualizado, también están los procedimientos y la incorporación de aquellos que sin consultarnos están apareciendo como las nuevas formas tecnológicas de colaborar en la realización de estas operaciones, manifestó Pinedo.

Por su parte, el presidente de Uncap sostuvo que la propuesta de ley en consulta en Panamá, busca condicionar todo lo que está estipulado en integración aduanera centroamericana, con los acuerdos de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y con la OMA para facilitar el comercio y establecer las competencias equitativas entre los países.

Nosotros como corredores de aduanas, somos actores principales en el primer eslabón de la cadena logística, ante las actuaciones de las aduanas y el comercio internacional, puntualizó Castro.

Entre tanto, el director general de la Autoridad Nacional de Aduanas (ANA) de Panamá, José Gómez, informó que actualmente ejecutan el Proyecto de desarrollo fronterizo en Paso Canoas con ayuda del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la implementación de la nueva Ley Aduanera, la Renovación tecnológica e información (aduanas sin papel), el proceso de implementación del Operador Económico Autorizado y la adquisición de nuevas tecnologías y equipo de escáner para actualizar a la institución  en materia de seguridad nacional e internacional, con el fin de  hacerle frente a los nuevos retos establecidos en la normas del Cauca y el Recauca.

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia