Mejora venta de combustible en el primer cuatrimestre

En cuanto a naves atendidas este 2015, ha sido el mejor de los últimos cinco años

Puerto Nocturno

La venta de combustible por barcazas mejoró en el primer cuatrimestre del presente año versus años anteriores, de acuerdo con estadísticas de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP); sin embargo, el número de naves atendidas para proveerles combustible es ínfima para el volumen que transita o navega por Panamá.

En los últimos años hubo un boom de construcciones de nuevas terminales de combustibles previa a la apertura de ampliación del Canal de Panamá; sin embargo, los volúmenes se mantienen estables en los últimos años y algunos expertos aducen que hay una sobreoferta de capacidad en el mercado.

De acuerdo con las cifras oficiales, en el Pacífico se registraron ventas de fuel oil por el orden de 912.882 toneladas métricas en el primer cuatrimestre y un promedio de 17 barcazas operaron en ese período para abastecer de combustible a las naves. Mientras que en el Atlántico se registraron 236.550 toneladas métricas de fuel oil vendidas y un total de ocho barcazas promedio operaron en ese cuatrimestre.

Si se evalúa la cifra alcanzada en el primer cuatrimestre de este año, en venta de combustible por barcazas, se puede arribar a la conclusión de que fue mayor que en años anteriores. Por ejemplo, en el primer cuatrimestre de 2012, se vendieron 800.052 toneladas métricas en el Pacífico de fuel oil y un promedio de 16,5 barcazas operaron en ese período. En el Atlántico, para ese cuatrimestre en el 2012, se vendieron 362.330 toneladas métricas de fuel oil, 34,7 % más que este año y operaron 11 barcazas promedio.

En cuanto a naves atendidas, las estadísticas revelan que este cuatrimestre de 2015 ha sido el mejor de los últimos cinco años, porque en el 2011 se atendieron 1.663 naves, en 2012 fueron 1.747, en 2013 1.676, en 2014 fue de 1.670 y este año la suma fue de 1.915 naves.

En promedio, 5.000 buques son atendidos anualmente para ventas de combustible por barcazas, lo que significa que menos de la mitad de los barcos que transitan por el Canal de Panamá utilizan al país para abastecerse de combustible. Conocedores del tema coinciden que el problema radica en múltiples problemas que va desde la calidad del servicio que se ofrece como la calidad del producto.

También se espera que con la ampliación del Canal el panorama mejore, porque los tiempos de espera de los buques se reducirán y por ende, las probabilidades de venta de combustible también, ya que toma aproximadamente seis horas abastecer a un buque por medio de barcazas.   

Michell De La Ossa Prieto
midelaos@yahoo.com

Más informaciones

Comente la noticia