Mejoran regulaciones para apertura de empresas

Collage background image with business office buildings

Las economías en desarrollo aceleraron el ritmo de sus reformas regulatorias durante los últimos 12 meses para facilitar a los empresarios locales el abrir y operar un negocio, dice el informe anual del Grupo del Banco Mundial sobre la facilidad de hacer negocios.

Doing Business 2016: Midiendo la calidad y eficiencia regulatoria revela que 85 economías en desarrollo implementaron 169 reformas empresariales durante el año pasado, comparado con 154 reformas el año anterior. Las economías de altos ingresos llevaron a cabo 62 reformas adicionales. En total, 122 economías alrededor del mundo implementaron 231 reformas el año pasado.

La mayoría de las nuevas reformas puestas en marcha el año pasado se encaminaron a mejorar la eficiencia de las regulaciones, al reducir su costo y complejidad. El mayor número de ellas fueron realizadas en el área de Apertura de una Empresa, que mide cuánto tiempo se tarda en obtener un permiso para abrir un nuevo negocio y los costos relacionados.

Un total de 45 economías -33, de las cuales son economías en desarrollo-, llevaron a cabo reformas para facilitar que los emprendedores puedan abrir una empresa. India, por ejemplo, introdujo mejoras significativas al eliminar el requisito de capital mínimo y el certificado de operaciones comerciales, ahorrando a los emprendedores procedimientos innecesarios y cinco días de tiempo de espera.

Kenia también facilitó la apertura de empresas al simplificar los procedimientos de pre-registro, reduciendo así en cuatro días el tiempo para la constitución.

Los esfuerzos encaminados a fortalecer las instituciones y marcos legales fueron menos comunes, con 66 reformas implementadas en 53 economías durante el año pasado. El mayor número de dichas reformas se llevó a cabo en el área de Obtención de Crédito, con 32, de las cuales casi la mitad tuvieron lugar en África Subsahariana.

 Una economía moderna no puede funcionar sin regulación y, al mismo tiempo, se puede estancar con una regulación pobre y engorrosa. El reto del desarrollo es recorrer este estrecho camino identificando regulaciones que son buenas y necesarias, y evitando aquellas que impiden la creatividad y obstaculizan el funcionamiento de las pequeñas y medianas empresas, dijo Kaushik Basu, primer economista y primer vicepresidente del Banco Mundial.

El informe Doing Business del Grupo del Banco Mundial hace un seguimiento de los sistemas regulatorios y burocráticos de diferentes naciones a través de detalladas encuestas anuales. Para los legisladores que se enfrentan al reto de crear puestos de trabajo y promover el desarrollo, es útil estudiar cómo las naciones se desempeñan en los indicadores de Doing Business, detalló.

Los datos de Doing Business de los últimos 12 años muestran que en 2003, abrir una nueva empresa tomaba 51 días en promedio a nivel global. Este tiempo se ha reducido más de la mitad, a 20 días. Además, los datos muestran signos alentadores de convergencia hacia las mejores prácticas, puesto que las economías de bajos ingresos han mostrado más mejorías que aquellas de altos ingresos a lo largo del tiempo. El caso de Mozambique ilustra esta tendencia. En 2003, un emprendedor tardaba 168 días en abrir una empresa, pero ahora solo tarda 19 días.  

El informe de este año da cuenta del esfuerzo realizado a lo largo de dos años de añadir más mediciones de calidad de las instituciones que apoyan el entorno de negocios, con el fin de capturar mejor las realidades en el terreno. Por ejemplo, en el área de Registro de Propiedades, un nuevo índice sobre la calidad de la administración de tierras mide la fiabilidad, transparencia y cobertura geográfica de los sistemas de administración de tierras así como aspectos de resolución de conflictos en la materia.

La calidad regulatoria importa tanto como la eficiencia regulatoria, dice el informe, para asegurar que la regulación consiga el objetivo de crear un entorno que posibilite y contribuya al crecimiento económico y la prosperidad para las personas.

Singapur mantiene el primer puesto en la clasificación global. Se unen a la lista de las 10 economías con los entornos regulatorios más favorables a la actividad empresarial Nueva Zelanda, en segundo lugar; Dinamarca (3); República de Corea (4); Hong Kong RAE, China (5), Reino Unido (6); Estados Unidos (7); Suecia (8); Noruega (9); y Finlandia (10).  

Las 10 economías que más han mejorado en su desempeño a nivel mundial, es decir, aquellas que llevaron a cabo al menos tres reformas durante el año pasado y que han ascendido en la clasificación son: Costa Rica, Uganda, Kenia, Chipre, Mauritania, Uzbekistán, Kazajstán, Jamaica, Senegal y Benín.

América Latina y el Caribe es la región con menor proporción de reformas, con menos de la mitad de las 32 economías de la región llevando a cabo un total de 24 reformas. Costa Rica y Jamaica se encuentran entre las 10 economías que han mejorado más en su desempeño a nivel global. México es la economía mejor posicionada en la región, en el puesto 38 de la clasificación global.  

Es esperanzador ver a tantas economías, sobre todo economías de bajos ingresos y estados frágiles, llevando a cabo reformas para mejorar el entorno de negocios para los emprendedores locales. Con el tiempo, esto puede resultar en una mayor creación de empleo, un mayor crecimiento económico y una mayor prosperidad para la gente, dijo Rita Ramalho, gerente del proyecto Doing Business.

Fuente: Banco Mundial.

Más informaciones

Comente la noticia