Merca Panamá empezará a funcionar en primer trimestre de 2018

Merca Panamá empezará a funcionar en primer trimestre de 2018
Los productores que más usan los servicios de los centros de poscosecha son los de cebolla, papa, remolacha, zanahoria.| Cortesía

El mercado central Merca Panamá ubicado en la vía Centenario podría empezar a funcionar en el primer trimestre de 2018.

Entre enero y febrero se comenzaría a dar el traslado de los locales ubicados actualmente en el Mercado Central de Abastos ubicado en Curundú, hacia la nueva infraestructura ubicada en la vía Centenario.

De acuerdo a Luis de León de la empresa Mercados Nacionales de la Cadena de Frío en la provincia de Chiriquí, en enero se estaría dando una segunda capacitación a los usuarios del mercado de abastos para entonces comenzar su traslado. Una vez termine esta mudanza, se demolería la estructura ubicada en Curundú.

La hoja de ruta que tenía trazada la empresa Mercados Nacionales de la Cadena de Frío establecía que para abril del presente año se trasladaran las oficinas administrativas al lugar, para luego en julio mudar las del Mercado Central de Abastos.

Primero la empresa tenía que resolver unos problemas legales de permisos de construcción y de ocupación, y aunque este tema fue resuelto al pasar el tiempo, faltaba realizar los contratos de energía eléctrica y de agua potable para que pudiera funcionar.

Ahora ya solucionado este aspecto, hay que hacer unas mejoras en la infraestructura referentes a la pintura, al arreglo de lavamanos y de inodoros, para empezar a operar en forma óptima.

En relación a los mercados de La Chorrera y de Chitré, de León asegura que el de la provincia de Herrera ya empezó su construcción, pero que el de La Chorrera aún falta que la compañía aseguradora libere la fianza para poder empezar los trabajos de construcción.

Sobre los centros de poscosecha, de León reconoce que estos no están funcionando al 100% porque falta que se sumen más productores que confíen en la gestión que está realizando la empresa Mercados Nacionales de la Cadena de Frío y lleven sus productos.

Los productores que más usan los servicios de los centros de poscosecha son los de cebolla, papa, remolacha, zanahoria, y los que menos lo usan son los productores de lechugas, y todo tipo de hojas.

“Hay que tener en cuenta que si el agricultor no pasa su producto por cadena de frío su merma es del 30%, pero si lo hace la merma baja a 3%”, asegura el representante de Mercados Nacionales de la Cadena de Frío.

De León recuerda que estos productos alimenticios se van degradando por hora. “Si pasó 24 horas con el producto y no lo llevó a los centros de poscosecha, éste se va degradando”.

Un tomate por ejemplo, dice el funcionario, que no pasó por cadena de frío se degradará a los 3 días; pero si pasa por esta etapa, el proceso de degradación empezará a los 10 días.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL