Mercado bursátil sigue en pañales

Mercado bursátil sigue en pañales

Manuel Luna G.

mluna@capital.com.pa

Capital

 

Las emisiones de bonos siguen encabezando las transacciones de la Bolsa de Valores en Panamá (BVP), mientras las autoridades hacen un esfuerzo para evitar que la falta de liquidez del mercado se convierta en un freno que impida que la calificación de riesgo que el país ostenta (grado de inversión),  siga mejorando.

En el último foro de inversionistas, organizado por la BVP, quedó claro que las empresas locales recurren cada vez más al mercado de valores local como fuente de financiamiento, pero el mercado secundario no logra despegar.

Sólo el Grupo Melo desde 1993 ha realizado emisiones por el orden de los $231 millones, mientras que Unión Nacional de Empresas  prepara una emisión por $40 millones en bonos y acciones preferidas para la construcción de un nuevo hotel en el sector de  Bella Vista.

Guillermo Quijano, directivo de Unión Nacional de Empresas, dijo que habrá que explicar muy bien a los inversionistas el carácter de esta emisión, luego que se publicara en medios locales que los niveles de ocupación hotelera empezarían a bajar a partir del próximo año, algo con lo que no está de acuerdo.

Raúl Castellón, gerente de la agencia calificadora Equilibrium, socia de Moody`s en Panamá, sostiene que el mercado panameño no tiene la suficiente liquidez, no es un mercado profundo que pueda incentivar a los agentes económicos para que trasladen sus excesos de liquidez a rentabilidades mayores a las que ofrecen los depósitos bancarios.

Castellón también destacó que pese a que  Panamá es una de las economías más pujantes de la región, su mercado bursátil es menos activo que los de Costa Rica y El Salvador y está muy distante de los de Chile y Brasil.

De hecho, sólo el 12,2% de la deuda pública panameña está en el mercado local, el porcentaje más bajo de los países de América Latina que cuentan con grado de  inversión (Ver gráfica: Proporción de deuda pública en el mercado doméstico).

Equilibrium recomienda hacer un esfuerzo continuo para impulsar el desarrollo de la actividad bursátil a niveles más altos, establecer un marco normativo claro, desarrollar ofertas y demandas de productos y crear educación financiera en el mercado, para que el sector privado entienda la utilidad que representa ir al mercado de valores.

Durante los siete primeros meses del año, las transacciones de la BVP totalizaron $1.713,1 millones. De ellos, $1.390,1 millones correspondieron al mercado primario y $307,9 millones al mercado secundario, auque este último reportó una expansión del 106,12%. (Ver recuadro: Listado comparativo…)

Mientras que, si se evalúan las transacciones por tipo de instrumentos, se detecta que los valores comerciales negociables cayeron de $191 millones en enero a $177 millones en julio. Y las recompras sumaron $15 millones, lo que supone un retroceso del 57,1%.

La última emisión que acaparó la atención de los inversionistas fue protagonizada por la Empresa Nacional de Autopistas (ENA), que el pasado jueves colocó bonos por $395 millones, aunque recibió ofertas por más del doble de esa cantidad: $850 millones.

Durante los siete primeros meses del año, las emisiones del  Estado superaron los $689 millones y las autoridades buscan profundizar las inversiones en el mercado local.

Panamá, por su ubicación geográfica, por ser una economía dolarizada, por ser un centro financiero internacional, debería apostarle al desarrollo del mercado de valores pronto, expresó Castellón.

El mercado de deuda privada sigue marcado la pauta del mercado bursátil panameño, sobre todo en el levantamiento de capital entre los inversionistas más sofisticados (Ver gráfica: Emisiones oficiales y privadas).

De acuerdo con el presidente de la BVP, Felipe Chapman, siendo Panamá un país pequeño, con 3,5 millones de habitantes y un Producto Interno Bruto (PIB) de $30.000 millones, el camino que le queda es la integración a otros mercados.

Esta medida permitiría incrementar el número de actores,  incluyendo emisores, inversionistas, intermediarios y creadores del mercado.

Actualmente, las negociaciones para una alianza bursátil entre Panamá, Costa Rica y El Salvador se encuentran estancadas, aunque gremios empresariales como la Cámara Panameña de Mercados de Capitales (Capamec), ven mayores beneficios en alianzas con los mercados bursátiles de América Sur, que cuentan con un mayor desarrollo.

El viceministro de Finanzas, Dulcidio De La Guardia, está consciente de las advertencias realizadas por las principales empresas calificadoras de riesgo, sobre la necesidad  de contar con un mercado bursátil desarrollado para poder aspirar a seguir mejorando la calificación de la deuda soberana.

De La Guardia es conocedor de las limitaciones del mercado bursátil. De hecho, lleva 20 años ligado a esta actividad, por lo que ha estado al frente de los proyectos impulsados por el gobierno para darle mayor dinamismo a la plaza bursátil.

Uno de esos proyectos es el programa de los creadores del mercado, que fue lanzado hace poco más de un mes y desde entonces se han negociado $357,9 millones en Notas del Tesoro.

Pero lo más importante, sostiene De La Guardia, es que se han negociado $177 millones en el mercado secundario, con promedio de transacciones diarias de $4,4 millones, lo que representa 20 veces más de lo tranzado en igual periodo del año pasado.

Por primera vez podemos decir que existe un mercado secundario, apuntó el funcionario.

Otra de las medidas adoptadas en esta dirección han sido los cambios en las legislaciones para que entidades reguladas, como las aseguradoras, realicen inversiones en bonos panameños en el mercado local.

Moody´s Analytics recomienda a Panamá copiar los modelos de mercados más avanzados como Brasil y Chile y trabajar para establecer una alianza entre el sector privado y el gobierno para determinar los objetivos que se quieren alcanzar en materia bursátil.

Y aunque cuenta con el centro bancario más importante de América Latina, con sistema de capitalización y regulación por encima de los niveles internacionales, el mercado bursátil panameño está reflejando el creciente riesgo que existe a nivel internacional.

Alfredo Coutino, director de Moody´s Analytics, expresó que los mercados bursátiles de América Latina se encuentren en recuperación, debido a que la región cuenta con un sistema bancario sólido, que fue reconstruido después de las crisis recurrentes del pasado.

Un estudio de Equilibrium puso de manifiesto la necesidad de establecer un proceso de mayor transparencia en el mercado local.

Las calificadoras de riesgo, los auditores y los reguladores, deben realizar un esfuerzo para hacer el mercado más transparente, ya que es uno de los mercados a nivel de América Latina que tiene menos información, según el referido documento.

Y  también se establece que ciertas publicaciones que hace esta calificadora no tienen el suficiente desglose, por lo que se debe hacer un esfuerzo en conjunto para desarrollar el mercado y buscar la fórmula de incentivar la actividad, como ocurre en otros países.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL