Mercado financiero, entre oportunidades y dudas

Se podría mantener en modo constructivo hasta el fin de año

ilustracion azul  mapa mundial con graficos  de barras y sol naciente

La gran volatilidad de los mercados financieros que se vivió entre agosto y octubre parece ser la nueva norma de los últimos años, seguramente también un resultado de la mundialización y de una globalización de  las informaciones referente a los diferentes eventos económicos.

Las dudas y el optimismo de parte de los inversionistas sobre el mercado se hacen notar de forma mucho más rápida y fuerte que antes de las varias crisis de los últimos años (2000, 2008, 2011).

Como en abril 2012, septiembre 2012 y septiembre 2014, la última consolidación de agosto 2015 no falló a la regla.

El mercado de renta variable bajo más de 12% en tan solo seis semanas, síntoma de una falta de confianza generada por una debilidad de la economía China o más precisamente de una devaluación de su moneda (yuan) por el Banco Central, que encima dio una señal negativa al mundo entero. Siendo China la segunda economía mundial, el miedo a una desaceleración económica global empujo los precios de la renta variable a la baja.

Las dudas fueron aún más presentes en Estados Unidos (EE.UU.), principalmente dado el miedo de una potencial subida de tasa de interés (que no ocurrió todavía) de parte de la Reserva Federal (FED, por sus siglas en inglés), siendo en una situación de inflación casi inexistente.

Sin embargo, el mercado estadounidense (S&P 500) volvió a sus niveles altos de julio 2015 en tan solo seis semanas consecutivas. Un cambio de sentimiento radical alimentado por el diferimiento de las subidas de tasas por parte de la FED (comunicado en septiembre) y un crecimiento chino al tercer trimestre de 6,9%, que aunque por debajo de un 7% clave, fue arriba de lo esperado.

¿Oportunidades o dudas?

Después de una corrección tan brutal y de un rebote tan rápido, lo que los inversionistas se deben de preguntar, es si el nivel de renta variable de hoy es una señal de continuación de la tendencia alcista o más bien el inicio de un cambio de tendencia a largo plazo.

Teniendo en cuenta la poca visibilidad a largo plazo, el equipo Strategy Research de Julius Baer, considera que el mercado tendría que seguir en modo constructivo hasta el fin del año. Se debe principalmente a las señales positivas con respecto a la voluntad de asumir riesgos por parte de clientes, hecho que se refleja también en el rendimiento superior de los sectores cíclicos en comparación a los sectores defensivos durante las últimas semanas.

En esta situación, Julius Baer sigue recomendando de invertir en renta variable y más precisamente en Europa, donde se pueden aprovechar aún más las capacidades de crecimiento.

El sector financiero europeo sigue siendo uno de los sectores más aconsejados, principalmente por su muy baja valuación y por su capacidad de crecimiento en préstamos dado los bajos niveles de interés.

Invertir en renta fija

La situación económica sigue siendo favorable al riesgo crediticio, aunque los economistas de Julius Baer bajaron su previsión para el crecimiento mundial de 3,2% a 3,0% para el 2016, lo que significaría una estagnación económica con respecto al 2015.

Ahora que nos acercamos a finales del año, la búsqueda de rendimiento debería de ser un tema dominante para los inversionistas. Julius Baer aconseja volver a invertir en bonos de alto rendimientos en dólares estadounidenses. El diferencial de crédito de 6% ofrecido por el mercado en este segmento es atractivo y arriba de la media de los últimos cinco años.

Ciertos mercados emergentes han sido afectados de forma exagerada. Una selección cautelosa permitiría encontrar oportunidades en moneda dura. Más precisamente, Brasil, que ha sido rebajado a bono de alto rendimiento por solo una de las tres agencias, ofrece rendimientos más altos que ciertos mercados emergentes como Rusia, que tiene un rating global más bajo.

Según Julius Baer, el impacto sobre el riesgo de los mercados emergentes ha sido interpretado de forma exagerada por el mercado en renta fija. 

Philippe Preite
CFA, CFTe Investment Specialist
Julius Baer
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia