Mercado inmobiliario panameño muestra perspectivas positivas, presidente de Fiabci

Mercado inmobiliario panameño muestra perspectivas positivas, presidente de Fiabci
Jordi Ribó, presidente de la Federación Internacional de Profesionales Inmobiliarios (izquierda) y Francisco R. Cheng León, presidente de AcobirCortesía

“Observo al sector inmobiliario panameño con perspectivas muy positivas y si bien veníamos de un momento de incertidumbre, goza de buena salud”, manifestó  Jordi Ribó, presidente de la Federación Internacional de Profesionales Inmobiliarios (Fiabci, por sus siglas en inglés).

En tránsito hacia el continente asiático, y procedente de Guatemala, donde participó en el VI Congreso Inmobiliario Latinoamericano, visitó nuestro país, invitado por la Junta Directiva de la Asociación Panameña de Corredores y Promotores de Bienes Raíces (Acobir), presidida por Francisco R. Cheng León.

Ribó es un experto en el sector inmobiliario. De hecho, en el año 2017 recibió la Medalla de Honor Fiabci.

Es vicepresidente de la Asociación de Agentes y Gestores Inmobiliarios de Andorra (AGIA) y miembro desde 2015 de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios (CCIS) del Principado de Andorra donde participa en el pleno desde mayo de 2021.

En diálogo con Capital Financiero, explicó que Panamá tiene un gran futuro en el sector inmobiliario global por su ubicación geográfica y condiciones para atraer compradores.

Durante su estadía en Panamá, ha sostenido encuentros con actores claves del sector, tanto públicos como privados además de dar su apoyo “al buen trabajo que está haciendo Acobir”, con cuyos directivos conversó para tomar pulso al mercado panameño el cual visita, con este viaje, por segunda ocasión.

Durante el reciente VI Congreso Inmobiliario Latinoamericano realizado en Cayalá, ciudad de Guatemala, Ribó dijo una frase que recogieron los medios: “Esta será la década del sector inmobiliario latinoamericano, la década de los inmobiliarios hispano-parlantes”.

Al ampliar detalles, explicó que el sector inmobiliario, y esto incluye a Panamá y Latinoamérica, está en un momento de cambio de tendencia: “El más disruptivo de los últimos tiempos”.

El predominio de la tecnología y el vuelco de la ciudadanía hacia la sostenibilidad, son realidades que marcan el estilo de vida.

Razona que  debido a la pandemia las personas buscan otra manera de pasar el tiempo en casa, conciliando vida propia y laboral, lo cual lleva a una necesidad de contar con espacios más amplios y conectados con el aire libre.

Insiste que la gente demanda sostenibilidad y, desde esta visión, el mercado inmobiliario se debe adaptar.

También observa el reto, por un lado, de quienes viven fuera de la gran ciudad y aquellos que demandan urbes conectadas y armónicas: tener cerca la tienda, el médico, la escuela y el trabajo.

“Las ciudades van a tener que cambiar y  crear experiencias”.

En esta nueva era inmobiliaria también reconoce el protagonismo del nómada digital, quien “no necesita casas tan grandes sino espacios más comunes donde poder trabajar y socializarse. Son oportunidades que se van a crear en el sector inmobiliario”.

Un mercado en recuperación

Sobre qué predomina, si el alquiler o la compra, detalla que son realidades propias de cada ciudad: “Hay sociedades que les gusta ser propietarios y otras prefieren alquilar. Más que comprar o alquilar se perfila un estilo de vida”.

En el ámbito de los precios señala que en general en la región latinoamericana, “veníamos de un momento de incertidumbre y crisis. No estamos subiendo muy rápido; pero se está recuperando. Va por buen camino”.

Analiza que el desempeño de los precios se vincula con la oferta y la demanda y la realidad de cada país.

En general, en las zonas más periféricas, a causa de la pandemia, registraron incremento de precios debido a la mayor demanda.

Modelos híbridos

Ante la irrupción de la tecnología por las barreras físicas impuestas a causa de la pandemia, el presidente de Fiabci subrayó que el sector inmobiliario es humano.

“La tecnología nos llevó a trabajar de su mano pero al final quien compra o alquila una casa necesita ese factor humano para poder comunicarse”.

Reconoce que durante un tiempo se mantendrá el sistema híbrido, por ejemplo, mostrando los proyectos de manera virtual, sin dejar a un lado la cercanía y el sentido humano de la relación.

Sobre la colaboración entre el sector público y privado, resaltó la importancia de estos esfuerzos colaborativos: “Poder hablar y compartir ideas nos permitirá contar con acuerdos y lograr un sector inmobiliario mucho más fuerte”.

Violeta Villar Liste
[email protected]
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias