Mercado laboral panameño, a revisión

Mercado laboral panameño, a revisión
En un reporte entre enero y febrero, la Contraloría informó que los contratos de trabajo reportados en la oficina central del Mitradel cayeron en 6.6%.Foto|CapitalFinanciero

Panamá festejó este 1 de mayo de 2017 el Día Internacional del Trabajador, fecha en que se cumplieron 131 años de la gesta de los Mártires de Chicago de 1886. Pero, ante el desafío que trae consigo la imparable incursión de nuevos modelos de negocios, que llegan de la mano  de herramientas tecnológicas, ¿cuál es la situación actual del mercado laboral panameño?.

Considerando que Panamá es una de las economías de mayor crecimiento en América Latina, en este mes de mayo cabe hacerse esta pregunta y revisar los retos pendientes en esta materia. Aquí, una revisión desde la óptica laboral, a propósito de la fecha.

La mirada de la Fundación del Trabajo

La Fundación del Trabajo, aquel organismo que sienta en la misma mesa a empresarios y a trabajadores, alzó sus cejas ante las tendencias del mercado laboral panameño. En un reciente informe sobre el Futuro del Trabajo en Panamá, la Fundación advirtió que, a pesar de la gran dinámica económica de los últimos 10 años, el crecimiento ha sido insuficiente para proveer empleo asalariado y protegido a la creciente fuerza de trabajo.

“…Cerca de 25 de cada 100 panameños viven bajo la línea de pobreza a nivel nacional”, replicó la Fundación en su informe, al tiempo que añadió que este “flagelo es más extendido en las áreas rurales (50% de la población) y más acuciante entre las comunidades indígenas donde cerca del 87% es pobre o indigente”.

La Fundación estima que el 44.4% de la población ocupada en Panamá no cotiza a la seguridad social, y asegura que la exclusión es mayor entre los trabajadores por cuenta propia (88.5%); el servicio doméstico (72.5%); los trabajadores agrícolas (82,6%) y entre los obreros del área rural (70.5%).

A su juicio, el grueso del empleo informal está en el “llamado sector informal de empresas” que está compuesto principalmente por “micro-negocios emprendidos por trabajadores independientes, cuya característica principal es la baja productividad e ingresos”.

El otro contingente, dice la Fundación, se encuentra en el “sector formal de empresas (trabajadores sin contrato o sin acceso a la seguridad social), particularmente en pequeñas y micro-empresas así como en el servicio doméstico”. Un gran desafío del “trabajo decente”, añade, consiste en: “Avanzar hacia la formalización de la economía informal y ello requiere de políticas integrales para apuntalar productividad y mejorar condiciones de trabajo”.

El mercado es un espejismo: Villalaz

Sus consideraciones son compartidas, en gran medida, con el exdirector de la Caja de Seguro Social (CSS), Rolando Villalaz Guerra, quien posee un doctorado en derecho laboral. Desde su perspectiva, en términos generales el mercado laboral panameño ha tenido un “significativo” aumento en materia de contratos y plazas de trabajo con más preponderancia en el sector privado.

Paralelo a ese incremento, dice Villalaz Guerra, ha habido un aumento en la relación laboral informal que, a su juicio, “enmascara” relaciones de trabajo vía servicios profesionales que no pagan impuestos ni seguridad social.

En el caso concreto el aumento de plazas de trabajo en el mercado laboral formal, añade el exdirector de la CSS, adolece de poca estabilidad o una duración precaria.

Frente a esa realidad, a juicio de Villalaz Guerra, en Panamá se vive “una especie de espejismo o de una burbuja” de un mercado laboral creciente, pero “desdibujado porque se incrementa una informalidad en la relación laboral”.


Cae número de contratos de trabajo en Panamá

Datos recientes del Instituto Nacional de Estadística y Censo de la Contraloría General de la República indican que entre enero y febrero de 2017, los contratos de trabajo reportados en la oficina central del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) cayeron en 6.6%. De esos, aquellos ubicados en la categoría de definidos disminuyeron en 6.3% y los indefinidos en un 9.6%.

A ese panorama se suma, dijo Villalaz Guerra, la presencia de un “componente creciente” de mano de obra extranjera dispuesta, en un mercado panameño donde circula el dólar como moneda de curso legal, a aceptar esa “informalidad a cambio de una fuente de ingreso económico”.

En una entrevista concedida este 1 de mayo al periodista Hugo Famanías del Canal 13 de Televisión, Alfonso Rosas, quien ejerce tareas de secretario general del Mitradel, informó que su entidad recibe, cada mes, cerca de 500 denuncias por contratos de extranjeros sin permiso laboral.

ElCapitalFinanciero.com pidió hace una semana al Mitradel información sobre la distribución de la mano de obra extranjera en Panamá, sin embargo, a la fecha, ésta no ha sido proporcionada.

Mientras tanto, en la Asamblea Nacional de Diputados reposa una iniciativa, aprobada en primer debate en la Comisión de Trabajo, Salud y Desarrollo Laboral,  que busca aumentar las sanciones a aquellos que contraten extranjeros sin permisos. La iniciativa aún está en discusión.

Puede continuar leyendo:  Los motores del mercado laboral panameño

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL