Metrobus sigue en deuda con los usuarios

Metrobus sigue en deuda con los usuarios

Leoncio Vidal Berrío M.

lberrio@capital.com.pa

Capital

La tragedia de La Cresta ocurrida el 23 de octubre del 2006, cuando un autobús de servicio público se incendió, marcó un punto de quiebra al demostrar el colapso del sistema de transporte público existente en ese momento en el país.

Este suceso avivó el disgusto de la opinión pública contra el sistema de transporte colectivo en Panamá, dominado por los llamados diablos rojos, que han funcionado por más de 40 años bajo el sistema de permisos de operación o cupos. Este sistema permitía a los dueños de los autobuses acordar con un conductor el pago de una cuenta diaria previamente establecida por el uso del vehículo, una especie de arrendamiento diario que generó una competencia irracional entre los transportistas y transformó las calles de ciudad en el escenario de constates accidentes y violaciones a las normas de tránsito.

A raíz de este hecho el entonces presidente de la República, Martín Torrijos, anunció la creación de un nuevo plan de modernización del transporte y movilidad urbana denominado Transmóvil, que aparentemente condenaba a la desaparición a los diablos rojos.

Pero la Corte Suprema de Justicia de Panamá le asestó un duro golpe al proyecto al truncar los planes del gobierno de Martín Torrijos, al ordenar la suspensión provisional de una resolución que decretó un estado de emergencia con el objeto de adjudicar la licitación para comprar una nueva flota de autobuses en menos de 40 días.

Este proyecto fue incorporado a las promesas de campaña del actual presidente de la República, Ricardo Martinelli, y fue puesto en ejecución el 28 de diciembre de 2010 con un nuevo sistema de buses de transporte masivo de la ciudad de Panamá, pero, en esta ocasión es llamado Metrobus.

Pero en este momento, cuando prácticamente falta un mes y medio para que finalice su primer año de ejecución el sistema Metrobus  es evidente que el presidente Martinelli y su ministro de la Presidencia, Jimmy Papadimitru, quien es el encargado  su ejecución, no han podido cumplir la promesa de modernizar la flota total ya que todavía falta que arribe al país el 30% de buses para terminar con la renovación del sistema de trasporte masivo.

La empresa Mi Bus, ganadora de la licitación hecha para traer, operar y administrar el nuevo sistema de transporte Metrobus, está comprometida a contar con 1.200 unidades, teniendo en suelo panameño 986 buses, de los cuales 740 ya están operando. Aún hacen falta 214 unidades, que deben llegar en el transcurso de noviembre y diciembre, así lo confirmó la Autoridad de Tránsito Transporte Terrestre (ATTT).

Sin embargo, las quejas no se hicieron esperar. Y es que los usuarios se han mostrado molestos al considerar que no se han reemplazado todos los buses que fueron expulsados del sistema.

Los usuarios se muestran molestos por tener que formar largas filas a la intemperie y la mayoría de ellos tienen ahora que ir de pie, cuando en los diablos rojos el número de personas que se transportaban de pie era menor a la que lo hacía sentado.

Todo esto lleva a que cientos de usuarios tengan que esperar por largo tiempo en las paradas para lograr un puesto vacío, o tengan que pagar por ir de pie a sus hogares luego una larga y extenuante jornada laboral. De hecho, el tiempo de viaje entre sus viviendas y sus puestos de trabajo no ha variado mayormente desde la entrada en vigencia del nuevo sistema de transporte público.

El director de la ATTT,       Ricardo Fábrega, manifestó al respecto que el tema de la cantidad de buses no se puede comparar, ya que los buses que usa el sistema    Metrobus son mucho más grandes que los diablos rojos y como ejemplo mencionó que si en una piquera de autobuses existían 150 certificados de operación eso no quiere decir que existían 150 buses operando, ni tampoco que ahora se tendrá que contar con ese número de vehículos.

Lo cierto es que eso lo estamos viendo en las piqueras cuando se procede al pago de la compensación administrativa en la mayoría de las piquera. La experiencia nos dice que el 70% solamente han estado prestando el servicio en la debida forma, aseguró.

 

Rutas habilitadas

Hasta el momento un total de ocho rutas son las que están trabajando con el sistema Metrobus: Corredor Sur,     Corredor   Norte   y  las troncales de Santa Librada, Los Andes, El Valle, Pedregal, Tocumen yon Bosco. Las rutas troncales de Mañanitas, Torrijos-Carter, Mano de Piedra y 24 de Diciembre, entre otras iniciarán próximamente, una vez se concreten todos los procesos necesarios para iniciar la operación en dichos sectores.

El director de la ATTT informó que quedan todavía muchas rutas por entrar a operar pero el tema está en que todos los que tienen sus papeles en reglas hayan cobrado. Puntualizó que en efecto han acordado que algunas rutas no entrarán totalmente al sistema mientras no paguen a los que tienen el documento en orden, los que no tienen los documentos en orden desafortunadamente el proceso de rescate administrativo no lo puede alcanzar hasta que se pongan al día, afirmó.

Mientras tanto el ministro Papadimitriu indicó que todavía falta alrededor de un 40% de los transportistas por indemnizar, pero, eso se da paulatinamente mientras que van cambiando el sistema de transporte.

 

Carencia de operadores

Papadimitriu explicó que hay un problema con el tema de los operadores. Estamos trabajando sobre eso, pero queremos asegurarles a todos los usuarios de que se va a mantener el cobro de los $0,25 hasta que renovemos todos el sistema de transporte y las tarjetas estén funcionando, dijo.

Aseguró el ministro de la Presidencia que cada operador del Metrobus debe pasar por un curso y que lo que sucede es que muchos operadores se entrenan y después encuentran otro trabajo, ya que en Panamá hay un problema de que hay una falta de mano de obra por lo que no hay suficiente gente para que trabaje y está costando más trabajo poder conseguir operadores para trabajar en el sistema del Metrobus.

Ante las posibles quejas de los operadores han expresado ante la empresa, el Ministro dijo que han conversados con algunos operadores, pero hay que recordar que es una empresa privada, que es una concesionaria, y a pesar de eso son conscientes que en estos momentos hacen falta operadores y lo que tienen es que trabajar es sobre eso para implementar este cambio de sistema de los diablo rojo a Metrobus.

Los problemas se van a dar, siempre va a existir problemas, lo que hay que hacer es atacarlos para poder resolverlos y el tema de los operadores es algo que está afectando esta transición al nuevo sistema de transporte y como hemos dicho anteriormente, nosotros vamos a trabajar directamente con la empresa Mi Bus para que eso se de, manifestó.

Ante la posibilidad de contratar mano de obra extranjera, Papadimitriu expresó que ese es un tema que ha sido contemplado por la empresa, pero no es un tema que el Gobierno está dispuesto a abordar en este momento, nosotros tenemos que agotar todo lo que tenemos a nuestro alcance para que sea mano de obra panameña, es algo que a presentado Mi Bus como una propuesta, pero nosotros no estamos dispuestos en estos momentos a contemplar ese tipo de propuesta. Hay una problemática de la cual no hay suficiente persona que quieran operar buses, indicó.

Esta falta de operadores piensa el ministro de la          Presidencia se da porque en los diablos rojos los conductores ganan por cada pasajero que recogen, así que el incentivo de ellos es muy grande andar a toda velocidad que es un tema de inseguridad, mientras que la empresa Mi Bus paga un salario fijo, sin embargo, hay que tomar en cuenta que paga otras prestaciones sociales como Seguro Social, décimo tercer mes, vacaciones e incluso incentivos. Mi Bus paga a sus conductores un salario fijo de $480 mensuales, más un bono de productividad y eficiencia de $100 adicionales.

Papadimitriu dijo que uno de los problemas es que Mi Bus quizás tengan que subir el salario para incentivar a la gente de salir de otros rubros y entrar al Metrobus, aunque aclaró que tampoco pueden subir tanto los salarios porque esto va a impactar directamente en el pasaje del usuario y ya el Gobierno está subsidiando una gran cantidad de dinero y van a seguir subsidiando el Metrobus hasta que se renueve la flota en su totalidad.

De igual forma Papadimitriu afirmó que el costo del pasaje del Metrobus se mantendrá en $,025 hasta que se reemplace el total de la flota, tal y como se había prometido, no afectando así el costo para los usuarios del transporte público de pasajeros, pese a que el reemplazo total podría tener un atraso de dos meses, aproximadamente, por falta de operadores.

Por otra parte, el Ministro dio a conocer que en relación a los problemas con los tranques, se ha considerado el establecimiento de carriles exclusivos para el Metrobus en La Cinta Costera, Calle 50, Vía España y Transístmica; iniciando la primera etapa en la Cinta Costera.

 

Rutas establecidas

Referente a si el Metrobus va a cumplir el mismo recorrido que los buses que ya estaban establecidos en las otras rutas que faltan por entrar al sistema, la ATTT informó que las rutas son las troncales que se habían predeterminado en el pliego de cargo para la licitación, queda ahora un proceso que está ya en estudio, conjuntamente con la dirigencia de transporte la cual se ha estado revisando lo que se va a denominar como las rutas alimentadoras (hoy en día las conocemos como rutas internas) pero, eso es un proceso que va avanzando poco a poco, y una vez que se realice la transición la gente va apreciar mucho más el sistema cuando funcione de manera integral.

Según los usuarios en algunas calles donde generalmente entraban los buses de rutas normales, actualmente no se está prestando el servicio y los usuarios se están quedando en las paradas, por lo que el director de la ATTT expresó que hay cambios en algunas áreas por razones de la infraestructura, hay áreas donde los buses tipo diablo rojo podían entrar, estos buses son más grandes y no pueden pasar por esas áreas, así que hay pequeños ajustes pero estos ajustes están diseñados para que ninguna de las paradas estén a menos de 500 metros una de otra, aclaró Fábrega.

Aunque el director de la ATTT manifestó que hay cambios en algunas rutas, se ha dicho en anteriores ocasiones que hay rutas como el caso de Veranillo, donde no se modernizará la flota por las estructuras de las calles, por lo que antes que se diera la concesión a la empresa Mi Bus, se había dicho que ciertas rutas no entrarían al sistema.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL