Miedo a catastróficos resultados en marzo se cierne sobre Davos

Miedo a catastróficos resultados en marzo se cierne sobre Davos

Dos preguntas se escuchan repetidamente en los corredores del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) en Davos. La primera es ¿qué va a suceder en la guerra comercial entre Estados Unidos (EU) y China? La segunda es ¿qué va a suceder con el Brexit?

Existen considerables similitudes entre estas dos preguntas. En ambos casos, la única respuesta sensata es alguna variante de: “No sé”. En ambos casos, existe una gran posibilidad de un mal resultado “sin acuerdo” que pudiera generar caos en la economía mundial.

Y, en ambos casos, la respuesta será revelada en marzo.

La administración Trump estableció la fecha límite del 2 de marzo para que EU lograra un nuevo acuerdo comercial con China. Sin un acuerdo, EU se ha comprometido a aumentar sus aranceles de importación al 25%, del nivel actual del 10%, sobre $200,000 millones en productos chinos. La fecha límite para que el Reino Unido abandone la Unión Europea (UE) es el 29 de marzo. Sin un acuerdo, la posición por defecto es que se producirá un “Brexit sin acuerdo“, en el que el Reino Unido se saldrá atropelladamente de la UE, lo cual llevará a la imposición inmediata de aranceles, a la caducidad de los acuerdos legales existentes, y a un aumento de la burocracia y de las regulaciones.

Ambos escenarios “sin acuerdo” son vistos con un horror casi universal por una diversidad de empresarios, financieros, políticos, reguladores, académicos, celebridades, estafadores y soñadores que se atropellan entre sí en los pasillos del Centro de Congresos de Davos. Su temor es que un aumento en el proteccionismo y en la incertidumbre empresarial pueda ocurrir simultáneamente en Europa y en EU, conduciendo a la economía global a una recesión o a algo peor.

Pero como las dos situaciones “sin acuerdos” se consideran tan peligrosas, la opinión consensuada en Davos es que, de alguna manera —en ambos casos— se llegará a un acuerdo mutuo.

El cierre del gobierno en EU ha significado que la delegación de alto nivel de la administración Trump, la cual originalmente estaba programada a viajar a Davos, tuvo que más bien permanecer en Washington. En su lugar, Mike Pompeo, el secretario de Estado de EU., apareció por un enlace de vídeo diciendo que se sentía optimista de que se podría alcanzar un acuerdo comercial. Pero las condiciones que él delineó para el logro de una mejora duradera en las relaciones entre EU y China incluyeron a Beijing aceptando no sólo el “comercio justo”, sino también “mares libres y abiertos” y los “principios de la democracia”. Si eso es lo que se necesitará para calmar las tensiones entre Washington y Beijing, es probable que la espera sea larga.

Wang Qishan, el vicepresidente de China, hizo una aparición personal en Davos. Pero sus comentarios en el Centro de Congresos fueron anodinos y, en ocasiones, desconcertantes. El único comentario realmente acertado fue cuando el Sr. Wang insistió en que todos los países “deberían abstenerse de buscar la hegemonía tecnológica”, una referencia al temor de Beijing de que EU intente bloquear los esfuerzos de China por asumir el liderazgo en las industrias del futuro, incluyendo la tecnología móvil, la robótica, la biotecnología y la inteligencia artificial.

Para los muchos asistentes a Davos, la pregunta fundamental es si el gobierno del señor Trump insistirá en que, como parte de un nuevo acuerdo comercial, China haga cambios fundamentales en su política industrial y en su enfoque de la propiedad intelectual. Si esos son los requisitos de la Casa Blanca, pocas personas creen que tales concesiones serán otorgadas, y definitivamente no para el 2 de marzo.

Pero numerosos observadores en Davos creen que el señor Trump ya está bajo una intensa presión, tanto por parte de las empresas estadounidenses como de los mercados financieros, para no intensificar la guerra comercial.

Si ése es el caso, la expectativa es que la administración pueda conformarse con algunas concesiones simbólicas, a cambio de congelar las tarifas en sus niveles actuales del 10%. Estas concesiones pudieran incluir compromisos por parte de China de aumentar sus compras de productos estadounidenses y de eliminar las medidas de represalia que le ha impuesto a productos estadounidenses, por ejemplo, a las exportaciones de soja.

La búsqueda de “simbolismo” también se considera fundamental para la resolución del Brexit. La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, al igual que el señor Trump, tuvo que cancelar una aparición planificada en Davos para lidiar con sus dificultades domésticas.

No obstante, la suposición generalizada en el WEF es que se evitará “un Brexit sin acuerdo“.

A los asistentes británicos a la conferencia con frecuencia se les pregunta acerca de la posibilidad de un segundo referéndum de la Unión Europea (UE) que pudiera revertir el Brexit; o de una prórroga del plazo del 29 de marzo; o de algún cambio en el plan de la frontera irlandesa que pudiera persuadir al parlamento británico de aprobar el acuerdo entre el Reino Unido y la UE negociado por la señora May.

Todo el mundo sabe que el tiempo se está agotando tanto para el Brexit como para las negociaciones comerciales entre China y EU. Pero la visión convencional en Davos sigue siendo que la “razón” prevalecerá y que se evitarán los escenarios más económicamente destructivos.

Sin embargo, una clara lección de los últimos años es que existe una enorme y creciente brecha entre lo que Davos considera racional y lo que los votantes en el Occidente consideran razonable. Si esa brecha no existiera, Hillary Clinton actualmente sería la presidenta estadounidense y el Reino Unido todavía estaría firmemente anclado dentro de la UE.

Esta brecha entre las expectativas de Davos y las realidades políticas del mundo exterior debería servir de advertencia. Las posibilidades de que haya dos situaciones “sin acuerdos” en marzo son más altas de lo que creen los mercados y la opinión popular.

Gideon Rachman
Financial Times

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias