“Mis hijas son mis dos bellas razones para permanecer en pie, firme, creciendo, innovando y reaprendiendo”, Emperatriz Hernández Lamuño

“Mis hijas son mis dos bellas razones para permanecer en pie, firme, creciendo, innovando y reaprendiendo”, Emperatriz Hernández Lamuño
Considero que el rol de las mujeres profesionales es cada vez más integral| Cortesía

Emperatriz Hernández Lamuño le ha inculcado a sus hijas que desde el amor y el agradecimiento se puede alcanzar lo inimaginable.

Con dos hijas, de 20 y 10 años, la actual Gerente de Mercadeo Regional de Ducruet, quien además una serie de diplomados y seminarios,  busca equilibrar su rol como madre y profesional teniendo como prioridad a su familia a la cual se le incluye a su hermosa madre de 89 años.

Para ella, conjugar los diferentes papeles que cumple no es fácil, “pero definitivamente vale la pena”.

“Al final de cada día, es muy gratificante ver cómo en cada plano he logrado crecer, aprender y cosechar éxitos”, afirma.

Emperatriz Hernández, en entrevista con Capital Financiero, comparte su visión dentro de los diferentes roles que ejerce.

-¿Cómo cambio su vida al convertirse en madre?
-Hace casi 20 años sucedió mi primer milagro, mi vida dio un giro de 180 grados. Mi hija Zarina se convirtió en mi motor e inspiración para trazarme nuevos retos e impulsarme a ser mejor persona y profesional.

Diez años más tarde ocurrió mi segundo milagro, Fabiana llegó a complementar mi vida.

Mis hijas son mis dos bellas razones para permanecer en pie, firme, creciendo, innovando y reaprendiendo para convertirme en el mejor modelo de perseverancia, éxito e inspiración.

-¿Cómo conjuga el papel de profesional, esposa y madre?
-Cada rol presenta sus propios retos que asumir, para hacerlo cada vez mejor.

Ahora bien, conjugarlos definitivamente es toda una odisea en el que trabajo todos los días de mi vida. Se trata de “ser” y de ofrecer lo mejor de nosotros en cada momento, independientemente del tiempo que dispongamos para cada uno.

No es fácil, pero definitivamente nada que valga la pena lo es. Al final de cada día, es muy gratificante ver cómo en cada plano he logrado crecer, aprender y cosechar éxitos.

-¿Cuáles son sus prioridades hoy?
-Mis prioridades son mi mamá de 89 años y mis dos hijas, de 20 y 10 años.

Ellas tres representan mi motivo para despertar cada día, es en lo primero que pienso cuando me despierto.

Las cuido, las protejo, trato de ser un ejemplo para ellas.

Les he inculcado a mis hijas que desde el amor y el agradecimiento se puede alcanzar lo inimaginable.

Este impulso me lleva a definir mis otros planos. Cada vez me propongo alcanzar nuevos retos en lo profesional, creo que aún me queda mucho por aprender y enseñar.

Y concluyentemente, considero que el amor debe prevalecer en mi vida como mi musa inspiradora.

-¿Cómo competir en un mundo profesional donde la mayoría son hombres y no asumen las responsabilidades del hogar como lo hacen las mujeres?
-Afortunadamente no he percibido el sexo masculino como un impedimento para crecer.

Considero que el rol de las mujeres profesionales es cada vez más integral.

Hemos cultivado una sensibilidad e intuición que nos permite ser más asertivas en nuestro día a día y eso se evidencia al ver la cantidad de mujeres ejecutivas que ocupan grandes cargos en las organizaciones.

-¿Cómo sacar tiempo para continuar capacitándose, es decir tomar una maestría, cursos, etc., sin sacrificar demasiado el espacio de sus hijos y no perder a su pareja?
-Cuando nos gusta lo que hacemos, el tiempo no es un impedimento, somos capaces de administrarlo de tal manera, que podamos hacer todo lo que queramos sin sacrificar a las personas que amamos.

Mantener el equilibrio no es fácil, pero eso es parte de lo divertido.

Actualmente, además de mi responsabilidad en Unity Ducruet como Gerente de Mercadeo Regional, soy facilitadora en el Diplomado de Branding de la Universidad Latina de Panamá e imparto el Seminario de Ortografía y Redacción.

Hace meses inicié mi blog www.emperatrizhernandez.com un espacio en el que comparto mi pasión por el arte de escribir bien, a través de variados artículos que publico periódicamente.

Para el próximo año tengo nuevos retos y afortunadamente mis hijas y mi pareja forman parte de todo lo que hago, son seguidores muy críticos.

Me apoyan e intervienen en muchos temas, y yo soy feliz de ver cómo todos aprendemos, crecemos y nos apoyamos para alcanzar nuestros objetivos.

-¿Qué falta en el campo laboral para que las mujeres que son madres puedan tener acceso a la equidad?
-En el ámbito en el que me he desarrollado y en los países que me ha tocado trabajar, no he visto esta situación.

Sin embargo, considero que las mujeres debemos sentirnos cada vez más seguras, empoderadas en nuestras funciones y orgullosas de poder realizar varios roles importantes, como lo es criar a nuestros hijos, compartir una vida en pareja y mantenerse actualizada, firme y dispuesta a asumir nuevos retos laborales.

Sassha Fuenmayor
sassha.fuenmayor@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com