Mitradel recurrirá a residentes extranjeros

Mitradel recurrirá a residentes extranjeros

Hitler Cigarruista

hcigarruista@capital.com.pa

Capital

La falta de mano de obra que según empresarios de todos los sectores de la economía se experimenta en el mercado laboral panameño no se puede solucionar a corto plazo, toda vez que no existe suficiente recurso humano capacitado para ocupar las plazas disponibles, y formar el material disponible requiere cada vez más tiempo y recursos.

Ante esta situación, dirigentes de diversos gremios empresariales han sugerido la necesidad de modificar las normas laborales vigentes a fin de facilitar el ingreso al país de personal calificado  extranjero para desempeñar diversas labores en sectores como construcción, transporte, logística, manufactura, turismo e incluso en el comercio.

Mientras que el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) apuesta a la mano de obra extranjera para darle amplitud al mercado laboral, pero no se trata de recurso humano importado, sino de personas que ya se encuentran en nuestro país.

Según Gastón Regis, presidente de la Cámara Panameña de la Construcción (Capac), el tema de la falta de mano de obra calificada en la denominada industria sin chimeneas se ha agravado en los últimos años en todos los niveles, lo que ha generado un fuerte canibalismo entre las empresas del sector.

A juicio de Regis, ante esta situación el Ejecutivo debe estar pensando en la posibilidad de flexibilizar las normas laborales que rigen la importación de mano de obra, especialmente de personal calificado, ya que aún cuando los gremios obreros y otros sectores aseguran que el país no requiere importar mano de obra, la realidad es que cuando las empresas necesitan personas calificadas no encuentran lo que buscan.

Por su parte, para el presidente de la Cámara de Comercio Americana de Panamá (Amcham), Juan Carlos Arias, el tema es complicado ya que en la medida en que el número de empresas extranjeras que se instalan en el país sigue creciendo, se hace cada vez más difícil ofrecer la mano de obra calificada que requiere la economía para cubrir las nuevas plazas que se están abriendo, por lo que se impone encontrar alguna solución a corto plazo.

Hay que buscar alternativas. Nadie ha dicho que se tiene que abrir totalmente el mercado laboral a la mano de obra extranjera, pero no hay que descartar una apertura parcial, ya que debemos encontrar fórmulas diferentes a las que se tienen hoy en día en las normas laborales, enfatizó el dirigente empresarial.

En tanto, el viceministro de Economía, Frank De Lima, destacó que todos los esfuerzos que adelanta el Gobierno Nacional para promover el crecimiento económico y la generación de empleo en el país tienen como objetivo beneficiar primordialmente a los panameños, pero se abstuvo de emitir opinión sobre la petición de Regis y Arias  de una mayor apertura del mercado laboral.

Sin embargo, la titular del Mitradel, Alma Cortés, descartó la posibilidad de reformar el Código de Trabajo para incrementar el porcentaje de personal extranjero que puede laborar legalmente en las empresas locales, pero advirtió que en atención a la escasez de mano de obra que se registra en el mercado laboral el Ejecutivo tiene planificado otorgar permiso de trabajo a los más de 15.000 extranjeros que han legalizado su presencia en el país a través del programa Crisol de razas que adelanta el Servicio Nacional de Migración.

Ya hemos firmado un Decreto Ejecutivo en el que las personas extranjeras que se encuentran en Panamá y han sido regularizadas en  su situación migratoria a través del programa Crisol de razas se les va a otorgar sin costo alguno un permiso de trabajo de igual tiempo al permiso de irregularización, que es de dos años, lo que les permitirá incorporarse al mercado laboral, sin afectar el porcentaje de trabajadores extranjeros que pueden laborar en las empresas, explicó.

A juicio de la ministra Cortés, esto no sólo permitirá contar con una mano de obra que ya se encuentra en el país, sino además hacerle justicia a estas personas que por carecer de permisos de trabajo muchas veces son objeto de explotación laboral y malos tratos por parte de patronos irresponsables.

Para la titular del Mitradel, el mercado laboral panameño ya se ha estado abriendo a la mano de obra extranjera y prueba de ello es que en los grandes megaproyectos que se adelantan en el país, como la ampliación del Canal y la construcción del Metro, se ha facilitado la entrada de personal altamente capacitado provenientes de diversos países, pero aclaró que lo importante en estos y otros casos, como el de la línea aérea Copa Airlines, es que esos profesionales preparen a la mano de obra local para asumir esas tareas en un futuro cercano.

Más informaciones

Comente la noticia