Mnuchin: EU y UE ‘resolverán inmediatamente’ tema de aranceles

Mnuchin: EU y UE ‘resolverán inmediatamente’ tema de aranceles
Estados Unidos y la Unión Europea comenzaron a negociar los aranceles al acero y al aluminio.|Pixabay

La tregua de Estados Unidos (EU) con la Unión Europea (UE) ‘resolverá de inmediato’ las tarifas de acero y aluminio de Estados Unidos (EU) y la represalia de la UE en el centro de la costosa disputa comercial, dijo este jueves el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin.

Pero los detalles de lo negociado por el presidente Donald Trump y el jefe de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker en la Casa Blanca este miércoles siguen sin estar claros y sujetos a interpretaciones diferentes.

Los aranceles de EU a los metales enfurecieron a los principales socios comerciales de Washington, incluida la UE, y provocaron represalias contra importantes exportaciones estadounidenses, lo que llevó la agitación de los mercados bursátiles mundiales.

Mnuchin dejó claro que la fuente principal de la agravación se abordaría “muy rápidamente”.

“El primer problema que comenzaremos a negociar es…la cuestión de los aranceles al acero y aluminio y los aranceles de represalia”, dijo Mnuchin.

Bruselas respondió a EU por los aranceles a los metales, con sus propios aranceles a más de $3,000 millones de productos estadounidenses, incluidos blue jeans, bourbon y motocicletas, así como jugo de naranja, arroz y maíz.

Mnuchin también confirmó que mientras las negociaciones continúan, EU no impondrá los aranceles a vehículos que había amenazado, que hubieran perjudicado sobre todo a los fabricantes de automóviles alemanes. Eso evitaría la amenaza de otra ronda de aranceles de la UE de $20,000 millones a exportaciones estadounidenses.

“La primera fase será resolver de inmediato esos problemas, de modo que no habrá aranceles en ninguna dirección”, señaló Mnuchin.

‘Vindicación’ para Trump

EU declaró una victoria contundente para Trump y su postura de confrontación, ya que Washington parece haber concedido poco.

“Si no hubiéramos tenido aranceles de acero y aluminio, nunca habríamos llegado al punto en el que nos encontramos ahora”, dijo a los periodistas el secretario de Comercio, Wilbur Ross. “Esta es una verdadera reivindicación de la política comercial del presidente”.

EU y la UE representan alrededor de $1 billón en comercio transatlántico, y  los líderes acordaron “lanzar una nueva fase” en la relación y “trabajar juntos hacia cero aranceles, cero barreras no arancelarias y cero subsidios en bienes industriales no automotrices “, dijo Trump.

Trump dijo que la UE se comprometió a comprar más soja y gas natural de EU, pero un funcionario europeo impugnó esa caracterización.

La declaración conjunta dice que Bruselas y Washington “trabajarían para reducir las barreras y aumentar el comercio” en una gama de productos, incluida la soja, y que la UE “quiere importar más Gas Natural Licuado (GNL) de los EU”.

Pero un funcionario de la UE dijo que dependerá de los mercados decidir si comprar más productos estadounidenses. “No vamos a convertirnos en una economía de estilo soviético”, señaló.

El jefe del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, calificó la tregua tentativa como una “buena señal”, porque en cierto sentido muestra que hay una voluntad de volver a discutir las cuestiones comerciales en un marco multilateral “.

Advirtió, sin embargo, que era demasiado pronto para “evaluar el contenido real”.

Alemania, como era de esperar, aplaudió la decisión, dado que su industria automovilística, que dominaba el mundo, fue la primera en ser castigada por la ofensiva proteccionista de Trump.

Pero el ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, exigió airadamente “aclaraciones” sobre las medidas acordadas.

El secretario Ross dijo que su departamento continuará su investigación sobre posibles aranceles sobre las importaciones de autos y autopartes y presentará un informe a Trump en algún momento el mes próximo.

Sin embargo, “puede no ser necesario” imponer las tarifas, indicó.

Trump también se ganó el compromiso de Juncker de trabajar juntos para reformar la Organización Mundial del Comercio y abordar algunas de sus quejas sobre China sobre el robo de tecnología estadounidense, el comportamiento de las empresas estatales y el exceso de capacidad en el acero.

Mnuchin dijo que no hubo novedades en la disputa con China, que ha sido el objetivo de la mayoría de las políticas comerciales de Trump.

“Dejé perfectamente claro que cada vez que China esté dispuesta a negociar seriamente, y estamos hablando de un compromiso para reducir el déficit comercial bilateral, así como para lidiar con problemas tecnológicos, estamos disponibles en cualquier momento.

Voz de América

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL