Modelo de negocio de la ZLC no está agotado, pero necesita ajustes

Modelo de negocio de la ZLC no  está agotado, pero necesita ajustes

Hay oportunidades en el comercio electrónico y la elaboración de productos de valor agregado

vista_aerea_de_la_zona_libre_de_colon-web

Pese a   que data de 1948 el modelo de negocios de la Zona Libre de Colón (ZLC), que se centra en  la importación y reexportación de mercancías no está agotado, sin embargo, es necesario hacer algunos ajustes a la Ley que regula ese emporio comercial para que las empresas que allí operan puedan aprovechar nuevas oportunidades de negocio y competir en mejor condiciones en la atracción de inversiones con la Zona Económica Especial Panamá Pacífico de Howard y las zonas Procesadoras para la Exportación.

De acuerdo con el ministro de Comercio e Industria, Augusto Arosemena, estas fueron las principales conclusiones a las que arribó un estudio desarrollado por la empresa consultora  sociedad Bain Brasil Ltda., que fue contratada por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF)  para evaluar la realidad de la ZLC y definir los mecanismos que se deben aplicar para sacarla de la crisis que la afecta desde hace ya varios años.

Arosemena destacó que el informe de esta consultoría indica que el modelo de la ZLC no está agotado, sino que sigue vigente y con potencial para seguir creciendo, pero necesita ajustes para adecuarlo a las nuevas realidades. El primero de esos ajustes es explorar nuevos mercados o ampliar el intercambio con algunos mercados que hasta ahora han sido poco explotados. 

En este aspecto, el titular del Mici mencionó la posibilidad de ampliar el comercio con Perú y Brasil, así como explorar las oportunidades que se están abriendo en mercados como Cuba o Argentina, cuyos gobiernos están cada vez más abiertos al comercio internacional, en lugar de insistir en mercados tradicionales como Venezuela y Colombia.

Otra área en la que se identificaron oportunidades para la ZLC es el comercio electrónico, algo que ciertamente representa un reto para las empresas que allí operan, pues en lugar de importar grandes volúmenes de mercancías y reexportarlas en volúmenes medianos a otros mercados, este tipo de comercio responder a las necesidades particulares de cada cliente, lo que implica no solo tener un control absoluto del inventario, sino también la capacidad de despachar y cobrar cada producto solicitado, algo totalmente nuevo.

Y finalmente, el ministro Arosemena destacó que el estudio plantea la posibilidad de desarrollar en la ZLC un gran Parque Logístico, para lo cual habría que atraer a grandes operadores de este tipo de facilidades, al igual que a empresas que le den valor agregado a las mercancías mediante la realización de algún nivel de manufactura, para luego aprovechar las facilidades logísticas y exportar esos productos a diversos mercados de América Latina y el Caribe. 

Para el vicepresidente de la Asociación de Usuarios de la ZLC, Severo Sousa, lo más importante que arroja la consultoría de Bain Brasil Ltda es que con metodologías de última generación y consultores internacionales del más alto perfil se ha podido comprobar lo que los empresarios de esa zona franca han venido sosteniendo y es que su modelo de negocio aún está vigente.

Sousa reconoció que la ZLC necesita ajustes para ser más competitiva y que las empresas que allí operan deben comprender que el mundo ha cambiado y que ya no basta con comprar mercancías para simplemente reexportarlas a otros mercados, pero advirtió que realizar ajustes para introducir nuevos modelos de negocio no será fácil, sobre todo porque esto implica nuevas inversiones en infraestructura, tecnología y logística para las empresas y también ajustes en la forma como el Estado gestiona la administración de esa zona franca.

En este sentido, el dirigente empresarial destacó que algunas medidas que se podrían adoptar inicialmente sería  explorar nuevos mercados como Argentina o profundizar las relaciones comerciales con mercados en donde se están abriendo nuevas oportunidades como Perú, pero aclaró que paralelo a los esfuerzos de las empresas por  conquistar nuevos clientes es importante que la administración de la ZLC desarrolle una campaña para atraer compradores a nivel internacional.

Para la economista Marquela Guevara  las conclusión de esta consultoría hacen  evidente que la ZLC tiene el potencial para seguir creciendo aún si no se realizan ajustes a su modelo actual, porque a pesar de los cambios en los patrones del comercio mundial, Panamá sigue siendo un centro logístico ideal para la distribución de mercancías.

Sin embargo, darle valor agregado a las mercancías mediante un proceso de manufactura,  como el ensamblaje final de productos electrónicos, le daría  un nuevo rostro a la ZLC, mejorando su capacidad de atraer inversión extranjera, concluyó. 

Hitler Cigarruista.
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia