Moneda inusual para los panameños circula desde 2015

Moneda inusual para los panameños circula desde 2015
Moneda de un dólar estadounidenseFoto Capital Financiero

Aunque en Panamá parezca inusual, las monedas de un dólar (no las monedas de un balboa, conocidas popularmente como “Martinellis”) son de curso legal y están circulando en el país desde inicios de la República.

Si alguna llega a sus manos no se asombre, advierte el gerente ejecutivo de Operaciones del Banco Nacional de Panamá (BNP), Humberto Arcia. “Si tienes una, guárdala”, recomienda el funcionario.

“Las personas en Panamá abren su cartera y tienen monedas de 10 centésimos, de un centésimo estadounidense. Asimismo sucede con la moneda de un dólar, que en EU sí es de uso frecuente”, aunque aquí en el país parezca que no, añadió.

De allí que recientemente algunas personas —en supermercados, farmacias u otro tipo de comercio— reaccionen con sorpresa al recibir una de estas monedas. No son falsas, aclaró el funcionario del BNP.

Desde 1904

Desde inicios de la vida republicana, Panamá utiliza el dólar en sus distintas denominaciones y monedas estadounidenses de 1 a 25 centésimos y también el balboa, cuyo valor facial equivale a un dólar.

Además, circulan en Panamá monedas panameñas de 1, 5, 10, 25 y 50 centésimos, que tienen el mismo valor que las monedas estadounidenses, pero se distinguen por emblemas y personajes relacionados con el país, como Vasco Núñez de Balboa, descubridor del Mar del Sur, hoy Océano Pacífico.

Lo que probablemente ha ocurrido en años recientes es que las monedas de un dólar fueron “sacadas del sistema” temporalmente. Y volvieron a circular en el país a partir del año 2015, explicó Arcia.

¿Por qué circulan ahora?

En 2015, ante la falta de monedas panameñas, representantes de esta entidad tomaron la decisión de sacar a circulación, 130 mil monedas de un dólar que se encontraban en bóveda.

El monto que se puso en circulación, aunque parezca mayúsculo, para el sistema panameño, no es significativo, dice Arcia. Es por ello, que es “poco común verlas”.

Aún así, asegura Arcia, son válidas y las personas pueden recibirlas sin problemas en cualquier comercio o entidad bancaria.

Estas monedas tienen una duración mucho mayor a los billetes de un dólar, que, prácticamente solo alcanzan una circulación de seis meses, de acuerdo con el BNP.

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL