Moody’s espera una estabilización de la economía global en 2022 y un mayor crecimiento en 2023

Moody’s espera una estabilización de la economía global en 2022 y un mayor crecimiento en 2023

Los vientos de frente provocados por la pandemia de coronavirus (COVID-19), los desequilibrios en la cadena de abastecimiento y la falta de mano de obra comenzarán a disiparse el próximo año 2022, lo cual permitirá que la economía global entre en una etapa de crecimiento estable para 2023, señaló Moody’s Investors Service (Moody’s) en un nuevo reporte.

Ante esta realidad la calificadora de riesgo señala que para el cierre de 2021 espera un
crecimiento económico global de 5.8%, para el 2022 el crecimiento sería de 4.4% y para el 2023 de 3.2%

Moody´s  espera que las economías del G-20 crezcan 4.4% de manera colectiva en 2022 y posteriormente 3.2% en 2023, impulsadas por un fuerte gasto familiar, reabastecimiento de
inventarios y un mayor gasto de capital.

En tanto, que para las economías emergentes las expectativas para el 2022 y 2023 serían de
4.8% y 4.5%, respectivamente.

Respecto a los principales motores económicos globales, Moody’s señala a China como el
país con el mayor crecimiento económico en los próximos dos años, 5.3% y 5.1%,
respectivamente, mientras que Estados Unidos crecerá, en 4.4% y 2.8% y Alemania 4.5% y
1.8%, en los mismos períodos.

Por su parte, las tres economías latinoamericanas de mayor tamaño Brasil, México y
Argentina crecerá 2.1%, 3.0% y 1.8% en 2022, respectivamente, y 2.5%, 1.9% y 2.0% en
2023, estima Moody’s.

La calificadora de riesgo espera que el desequilibrio actual entre oferta y demanda, así
como la persistente falta de mano de obra en el mercado mejoren en los próximos
trimestres y permitir que se moderen las presiones inflacionarias por el lado de la oferta.

“Las condiciones monetarias y crediticias se tornarán más restrictivas conforme los bancos centrales busquen eliminar la liquidez de la era de la pandemia y el apoyo a tasas de interés, de camino a la adopción de una postura neutral,” indicó Madhavi Bokil, vicepresidente
senior de Moody’s y autor del reporte. “Si dicho ajuste se hace de manera gradual y debidamente comunicado – con lo cual se eviten sorpresas en el mercado financiero – no esperamos que afecte el crecimiento”, agregó.

Otros factores

Las políticas fiscales y monetarias se ajustarán a medida que se estabilice el crecimiento, ya que en la medida que las economías se vayan recuperando tendrá menos necesidad de una política acomodaticia.

Durante los próximos dos años, el enfoque de la política fiscal pasará de los objetivos de
estabilización al fortalecimiento del crecimiento a largo plazo y la sostenibilidad de la
deuda.

Las condiciones monetarias y financieras se endurecerán y se espera que los bancos
adopten una postura neutral mientras buscan eliminar la liquidez y los intereses de la era
pandémica.

“Si el endurecimiento es gradual y bien comunicado, evitando sorpresas del mercado: No
esperamos que descarrilen el crecimiento”.

No obstante, Moody’s advierte que “nuevos brotes generalizados de COVID-19, continuos
atascos en la cadena de suministro y la inflación sostenida y elevada presenta riesgos” para la recuperación económica ya que “la pandemia sigue siendo una fuente de alta
incertidumbre del pronóstico”.

Otro riesgo para las perspectivas económicas es la continuación de las interrupciones existentes en la cadena de suministro, la escasez persistente del mercado laboral y las resultantes presiones inflacionarias que esto genera.

“La inflación elevada también tiene el potencial de erosionar el gasto de los hogares, debido a la pérdida de poder adquisitivo a lo largo del tiempo, si el crecimiento de los salarios no se mantiene. La amenaza de acelerar la inflación podría impulsar a los bancos centrales a subir las tasas de interés más rápido y antes de lo esperado”, explica el reporte.

Moody’s concluye señalando que, cómo se adaptan las entidades públicas y privadas a mayores niveles de deuda, el Cambio Climático y riesgos para la cohesión social tendrán micro y implicaciones macroeconómicas.

Agregando finalmente que, otros factores que pueden remodelar el entorno económico son los efectos de la digitalización en los mercados laborales, de productos y financieros, el auge de la tecnología cibernética crimen y el realineamiento geopolítico.

Hitler Cigarruista
[email protected],.pa
Capital Financiero

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias