Moody’s mantiene sus expectativas de crecimiento para Panamá

Moody’s mantiene sus expectativas de crecimiento para Panamá
En una entrevista telefónica exclusiva con Capital Financiero, el vicepresidente adjunto y analista del Grupo Soberano de Moody´s, Renzo Merino, explicó si bien la epidemia de coronavirus podría tener un impacto negativo en la economía mundial al afectar el consumo y la producción de bienes en la República Popular China, estudios preliminares indican que las economías asiáticas van a ser las más afectadas por esta situación.| Cortesía

A pesar del aumento de la deuda pública y su relación con el Producto Interno Bruto (PIB) y del posible impacto negativo que tendría para algunos sectores de la economía la epidemia de coronavirus que afecta actualmente a la República Popular China debido a de disminución del comercio internacional, la agencia calificadora de riesgo Moody’s Investors Service (Moody’s) no ha modificado sus expectativas de crecimiento para Panamá, las cuales se mantienen en el rango de entre 4% y 4.5% para el presente año con perspectiva “Estable”.

En una entrevista telefónica exclusiva con Capital Financiero, el vicepresidente adjunto y analista del Grupo Soberano de Moody´s, Renzo Merino, explicó si bien la epidemia de coronavirus podría tener un impacto negativo en la economía mundial al afectar el consumo y la producción de bienes en la República Popular China, estudios preliminares indican que las economías asiáticas van a ser las más afectadas por esta situación.

Agregó que en el caso de América los países más afectados serán aquellos que exportan grandes cantidades de materias primas a China como Brasil, Suriname, Chile y Perú, pero no descartó que Panamá, cuya economía depende en gran medida de las operaciones del Canal, el sector logístico y el turismo también pueda verse afectado.

Pese a ello, Merino aclaró que Moody’s hasta el momento no ha variado sus expectativas de crecimiento del PIB para Panamá, las cuales se ubican entre 4% y 4.5% para el presente año, ni tampoco la calificación de riesgo emitida para el país en marzo de 2019, Baa1 con perspectiva “Estable”, tres peldaños arriba del grado de inversión.

Explicó que las expectativas para la economía panameña se sustentan en la reactivación del sector construcción debido al inicio de la ejecución de proyectos de infraestructura como la Tercera Línea de Metro y el Cuatro Puente sobre el Canal, así como por la expansión del sector minero, tras el inicio de operaciones de la mina Cobre Panamá por parte de la empresa Minera Panamá, S.A. (First Quantum Minerals, Ltd.).

No obstante, el vicepresidente adjunto y analista del Grupo Soberano de Moody´s admitió que a esa calificadora de riesgo le preocupa el incremento de $3,000 millones registrado en el monto de la deuda pública panameña y el deterioro su relación con el tamaño de la economía, la cual estima se elevara a un 46% del PIB, aunque admitió que al comprar este indicador con otros países que tienen la misma calificación de riesgo que Panamá, es evidente que nuestro país mantiene por debajo de la media de sus pares, cuyas deudas superan el 50% del PIB.

Los señalamientos de Merino se dan pocos días después que la agencia calificadora Fitch Ratings emitió un comunicado en el que mantuvo la calificación BBB de Panamá, pero revisó la perspectiva del país de “Estable” a “Negativa”.

Según Fitch Ratings, este cambio de la perspectiva obedece al aumento de la deuda, producto de las cuentas y obligaciones por pagar que acumuló la administración anterior. El crecimiento económico más lento también fue considerado por la empresa calificadora.

Ante esta situación el ministro de Economía y Finanzas, Héctor Alexander, calificó como un hecho positivo que Panamá no haya perdido el grado de inversión que otorgan las calificadoras internacionales de riesgo y aclaró que las finanzas públicas están ordenadas y bajo control.

El ministro destacó que las finanzas del Estado están bajo control gracias a los ajustes que se han aplicado sin perder el grado de inversión y que además permitirán que la estimación del déficit fiscal para el año 2019, que se había proyectado en un techo de 3.5%, se haya reducido a 3.1%.

El ministro Alexander destacó que uno de los principales pilares de su plan fue poner “orden al desorden” con el que se encontró las finanzas públicas, logrando identificar y pagar deudas hasta el 31 de diciembre de 2018 por $1,415 millones sin incluir los $428 millones cancelados a la Caja de Seguro Social (CSS) en concepto de deuda del Gobierno con esa entidad.

Precisó que se cancelaron deudas que estaban pendientes por varias décadas a educadores, a productores del sector agropecuario, al sector salud, a la construcción y a los bancos, entre otros. “Se ordenaron las cuentas por pagar en seis meses a pesar de que se detectó una sobreestimación de los ingresos por $1,700 millones”.

Alexander explicó que también se detectaron más de $500 millones de “obligaciones por pagar”, pero que no tenían partida presupuestaria. Dijo que debido a la sobreestimación de ingresos que había en el presupuesto de 2019 se hizo un reajuste eliminando algunas partidas, lo que permitió la liberación de $1,500 millones que fueron inyectados al presupuesto para pagar esas obligaciones.

Para Jorge Juan de la Guardia, presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura (Cciap), si observamos la modificación que se hizo a la Ley de Responsabilidad Social Fiscal (Lrsf) la estimación del déficit fiscal para el 2019 fue de 3.5%; sin embargo, las últimas cifras del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) reflejan estar cumpliendo con la misma; ya que el déficit alcanzado al cierre del año pasado fue en 3.1%, lo que refleja que el ministro Alexander fue conservador en sus proyecciones, ayudando a que se cumpla con la ley.

“Esto es una buena señal para los próximos años donde la modificación realizada a la Ley de Responsabilidad Fiscal exige que el gobierno no sobrepase un déficit de 2.75% para 2020, 2.50% en 2021 y 2.0% a partir de 2022”, destacó el dirigente empresarial.

Finalmente agregó que la tarea que tiene Panamá está en cumplir con los niveles de crecimiento proyectados para este año 2020, que la Cciap ubica en 4.2%, y el déficit fiscal proyectado en base a la modificación de la Lrsf, a fin que cuando nos hagan una nueva revisión en un año, podamos mantener o mejorar el grado de inversión y la perspectiva que las diversas calificadoras de riesgo le han asignado al país.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com