Moody´s mejora el grado de inversión de Panamá a Baa1

Moody´s mejora el grado de inversión de Panamá a Baa1
Un disciplinado desempeño fiscal al cumplirse con las metas para el 2018, fueron sin duda las bases para otorgarle al país este importante reconocimientol Archivo

La agencia calificadora de riesgo Moody’s Investors Service (Moody’s) ha mejorado la calificación de la República de Panamá, elevándola a Baa1.

“Esta acción es altamente positiva para Panamá la cual resulta del cumplimiento de la Ley de Responsabilidad Social Fiscal (LRSF); del fortalecimiento de las políticas fiscales y crecimiento económico estable de Panamá, el cual supera al de los países de pares”, así lo anunció la titular de Economía y Finanzas, Eyda Varela de Chinchilla.

Según Varela de Chinchilla la mejora a la calificación es un reflejo que nuestro país tiene de la adecuada y fuerte capacidad para cumplir con sus compromisos financieros.

El aumento a la calificación es un sello de confianza en el compromiso de consolidación fiscal y políticas estratégicas que están llevando al país a un mayor nivel de desarrollo de una manera financieramente sostenible.

Los impulsores clave para la acción de calificación de hoy son basados en:

-El crecimiento económico y los indicadores fiscales de Panamá superan los de la mayoría de los pares calificados en Baa y las perspectivas siguen siendo más favorables en el mediano plazo.

El gobierno ha fortalecido su marco de política fiscal.

El gobierno ha sido objetivo en el propósito de fortalecer el marco fiscal y presupuestario del país, el cual fue respaldado por la Asamblea Nacional de Diputados con una clara demostración del entendimiento de velar por los intereses nacionales.

“Panamá cerró con un 2% de déficit fiscal en el SPNF en el 2018 y se fortaleció la credibilidad fiscal a través de las reformas a la Ley de Responsabilidad Social Fiscal y el Fondo de Ahorro de Panamá”, añadió Varela de Chinchilla.

Es evidente que un disciplinado desempeño fiscal al cumplirse con las metas para el 2018, fueron sin duda las bases para otorgarle al país este importante reconocimiento que conllevará continuo acceso a inversiones y financiamientos en términos atractivos.

En el aspecto fiscal, Moody’s espera que la carga de la deuda del gobierno se estabilice en o debajo del 40% del PIB para el 2020. La carga de la deuda del gobierno continuará comparándose favorablemente con relación a los pares calificados en el nivel Baa, para los cuales la carga de la deuda se sitúa alrededor del 50% del PIB.

La perspectiva estable refleja la expectativa de Moody’s de que Panamá continuará creciendo rápidamente, superando el crecimiento alcanzado por la mayoría de los pares calificados en Baa.

Adicionalmente, Moody’s espera que la capacidad de pago de la deuda, medida a través de la relación de intereses sobre ingresos, se mantenga en línea con los países dentro del nivel Baa; aunque la base de ingresos fiscales de Panamá es menor que la de los soberanos con calificación similar.

Según Moody’s, la República de Panamá deberá tomar acciones a futuro a fin de continuar en la mejora de su calificación de riesgo.

Estas acciones redundan en el cumplimiento de la nueva regla fiscal, lo que respaldaría la credibilidad de la política y conduciría a una disminución sustancial en los ratios de deuda, así como continuar con los esfuerzos para fortalecer las capacidades de recaudación de ingresos y en la evolución del sistema de seguridad social.

“Es un justo reconocimiento a muchos esfuerzos de Panamá, sin embargo, es un reconocimiento que conlleva desafíos para que se mantengan los beneficios que representa”, puntualizó la ministra.

 

Más informaciones

Comente la noticia