Motores microscópicos, el futuro de la medicina

Motores microscópicos,  el futuro de la medicina

Pueden movilizarse en el interior de los seres vivos

micro-motor-bubble-trail

¿Qué pasa si se deja escapar el aire comprimido en un globo? El aire sale a presión, empujando al globo en la dirección opuesta al torrente de aire. Esto se llama propulsión a chorro, y se aplica en lanzamientos de cohetes y motores de jet. También en pequeños motores microscópicos. Estudios en sus fases iniciales han demostrado la posibilidad de usar micromotores para movilizarse en el interior de los seres vivos y entregar material a órganos específicos.

Nada nuevo, ya que estas pruebas se han realizado por más de una década, pero son todos prototipos. Son planes para una idea más ambiciosa: La posibilidad de crear flotillas enteras de nanobots cuyas aplicaciones van desde la limpieza de derrames de petróleo a la entrega de componentes específicos a órganos o sistemas del cuerpo humano que los necesiten.

La Universidad de California, en San Diego, es la primera que realiza estas pruebas en seres vivos. En el estómago de ratones de laboratorio, han logrado transportar trazos de oro metálico utilizando métodos similares a los de la propulsión a chorro. Las pequeñas herramientas sintéticas contienen el metal zinc, que reacciona con los ácidos del estómago del animal para liberar diminutas burbujas de gas de hidrógeno, con lo cual se transportan a lo largo del tracto digestivo del animal.

El primer estudio similar en células vivas se dio con unos diminutos tubos cilíndricos de oro incubados en células HeLa (recomiendo lectura sobre la inmortal Henrietta Lacks), cuya movilidad se lograba a través de ultrasonido, a diferencia del reciente método del estómago del ratón, cuyo funcionamiento depende de reacciones químicas. Las células  HeLa se mantenían funcionales y el estudio fue publicado en el diario Angewandte Chemie el 14 de marzo del 2014.

Lo que pareciera ser un sistema de logística microscópica, bien podría ser el futuro de las ciencias médicas. La habilidad de poder transportar componentes específicos al órgano o tejido deseado puede ser más práctico que la necesidad de intervenir quirúrgicamente. 

Manuel Del Moral
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL