Muestra Paralela de un Mustang 1965 y uno 2015 Exhibe 50 años de Innovación

Muestra Paralela de un Mustang 1965 y uno 2015 Exhibe 50 años de Innovación

Mustang fue elegido como símbolo de innovación automotriz durante los últimos 50 años

FordMustang6515Display_8469_HR

Ford y el Salón de la Fama del Museo Nacional de Inventores (Nihf) revelaron un Mustang único, formado por dos modelos, uno de 1965 y otro de 2015, en una muestra paralela inigualable para la Sala de la Fama del Museo Nacional de Inventores.

Este Mustang de doble personalidad es parte de la exhibición permanente “Intellectual Property Power” del Salón de la Fama del Museo Nacional de Inventores, en el Campus de la Oficina de Patentes y Marcas Comerciales de los Estados Unidos, ubicado en Alexandria, Virginia. El Mustang, junto con otras exhibiciones organizadas por el Museo, es una celebración a la historia de la propiedad intelectual e ilumina su significado para el progreso, la innovación y la cultura de los Estados Unidos, y la forma en que las marcas comerciales, las patentes y otras formas de propiedad intelectual facilitan la creación de las comodidades modernas. Esta muestra interactiva está diseñada para resaltar la importancia de las patentes y el tremendo avance de la tecnología a lo largo de las décadas. Destaca varias patentes tanto en el modelo actual como en el original.

El museo Nihf buscó a Ford como socio para este proyecto ya que la compañía ha desempeñado un papel sumamente importante, con el Mustang como ícono durante medio siglo, en la larga historia de innovación de los Estados Unidos. Además, Ford y sus empleados voluntarios han estado participando en Camp Invention, un programa del museo NIHF, durante los últimos 20 años. Camp Invention es uno de los principales programas de enriquecimiento de verano de la nación que impulsa actividades prácticas para promover la Ciencia, la Tecnología, la Ingeniería y la Matemática, y desarrollar las habilidades que exige el Siglo XXI.

Cuando se lanzó el Mustang, no se obtuvieron patentes de diseño específicas. Las patentes de diseño se solicitaron con el tiempo, luego de que el vehículo demostrara ser un gran éxito, con ventas superiores al millón de unidades en los primeros 18 meses.

Todo sucedió tan rápido desde el diseño hasta la producción del Mustang original que en ese momento no se emitieron patentes de diseño, comenta Chris Danowski, director de comercialización de tecnología y licencias de propiedad intelectual de Ford. Miren el modelo actual; el Mustang Convertible 2015 solo cuenta con 36 patentes de diseño, que garantizan que este vehículo conserve su apariencia distintiva. Además, tiene varias patentes funcionales exclusivas, como por ejemplo las de las estructuras de airbag, 911 Assist® y muchas otras tecnologías recientemente incorporadas.

En 1965, Mustang utilizó más de 100 patentes funcionales que Ford ya tenía. Esas patentes reflejan algunos de los toques que a los clientes les encantaban en ese momento, incluyendo el altavoz en el asiento trasero y techo eléctrico convertible. También se incluyeron características que hoy damos por sentadas, como la patente 3.271.540 de la función de auto cancelamiento de la luz de giro de Ford.

En la actualidad, el Mustang es un antecedente de diseño creativo e ingeniería. En este auto se introdujo el primer sistema de airbag para las rodillas del pasajero, empotrado en la guantera, respaldado por 15 patentes. También se introdujo el control de arranque y cerradura electrónica, diseñado para ayudar a los pilotos a obtener un mejor desempeño y consistencia en la pista. El Mustang incorpora características específicas para los tiempos actuales, como el asiento que toma la forma de la billetera o el teléfono celular para que el pasajero viaje más cómodo.

Muchas de esas patentes se ilustrarán en la exhibición creada por Classic Design Concepts, en la que se combina aproximadamente el 60% del espacio del conductor de cada uno de los autos, en ambos casos incluyendo la consola y la tecnología de su respectiva época. El lado izquierdo corresponde a la reproducción de un Mustang 1965 con volante a la izquierda, construido siguiendo las mismas especificaciones del modelo original, un ejemplo en sí mismo de las ventajas de contar con licencias de propiedad intelectual. El otro lado es un Mustang 2015 con volante a la derecha que se vende en algunos de los más de 150 países en donde se distribuye el modelo en la actualidad.

Los visitantes del museo podrán sentarse de cualquier lado del vehículo y comparar directamente sus detalles de diseño, desde la radio AM, las ventanillas, la aleta de ventilación y los cinturones de seguridad retráctiles opcionales de color armonizado de la época, hasta la pantalla táctil del modelo 2015. Además, se exhibirán otras patentes y elementos de propiedad intelectual en monitores adyacentes. Los visitantes también tendrán la oportunidad de escuchar y comparar el sonido de los motores V8 del Mustang 1965 y del Mustang 2015.

Durante la ceremonia de apertura que se realizó el 4 de mayo en el Salón de la Fama del Museo Nacional de Inventores, se realizó un homenaje a Henry Ford, fundador de Ford Motor Company.

Redacción 
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia