Negocios y emprendimiento: Jonathan Cohen

Negocios y emprendimiento: Jonathan Cohen
Sambil siempre ha tenido una relación muy cercana con Panamá| Cortesía

Los grandes grupos comerciales tienen mayores posibilidades de mantenerse en el tiempo en la medida que vayan confiando las riendas del negocio a las nuevas generaciones. Así lo ha entendido el grupo venezolano Sambil, que ha cedido su dirección ejecutiva al joven empresario Jonathan Cohen.

Cohen es nieto del ingeniero civil, Salomón Cohen Levy, quien, en 1958, fundó Constructora Sambil en Venezuela. Esta empresa familiar que reúne un grupo de empresas dedicadas a la construcción, creación, representación y comercialización de marcas, administración de centros comerciales, hoteles, inmuebles residenciales y de oficinas, se encuentra en plena expansión, siendo una transnacional con importante presencia en la región.

Jonathan es el mayor de la tercera generación que labora para la empresa. Sus múltiples tareas incluyen supervisión, apoyo y creación de lineamientos estratégicos para la gestión de Sambil Santo Domingo y Madrid, así como para la cadena de hoteles del grupo familiar.

Es además asesor de Peugeot Panamá y desarrollador de cadenas de hoteles en Estados Unidos (E.E.U.U.), por lo que forma parte del Advisory Board de desarrolladores y manejadores de hoteles de E.E.U.U.

“Formo parte de un equipo que está en búsqueda constante de oportunidades, inversiones y desarrollo de nuevos negocios”, destaca Jonathan Cohen, quien desde Panamá representa al grupo Sambil y su relación con los clientes de centros comerciales que distribuyen las marcas operadas por  la empresa.

Además tiene lo que denomina sus inversiones personales como CentroMall en Obarrio, donde operan restaurantes.

Su dinamismo le ha valido haber sido seleccionado como miembro de la junta directiva de Venezuelan Business Club (VBC), capítulo Panamá, para el periodo 2020-2022.

Conozcamos más de este joven ejecutivo  y de los proyectos del Grupo Sambil en la entrevista con Capital Financiero.

-¿Cómo fue su llegada al Grupo Sambil?
-Luego de graduarme de abogado, decidí probar otros horizontes antes de entrar a laborar con la familia. Empiezo entonces a enfocarme en academias de paracaidismo en EE.UU. y Europa mientras entrenaba, competía y me convertía en paracaidista profesional.

“De vuelta a mi país, abrí SkyDive Venezuela. En ese negocio aprendí de turismo, de alimentos y bebidas, monté un restaurante, vendía equipos, ropa, aprendí de retail, tenía mis propias tiendas….”.

Un tiempo después decidí vender la escuela y me mudé a EE.UU.(California y luego Florida), para estudiar aviación.

“Gracias a la experiencia y al éxito alcanzado en mi propio negocio de hospitality, fui abordado por la junta directiva de la empresa familiar para ofrecerme encargarme del marketing corporativo de sus hoteles – cuatro en ese entonces- en Venezuela, especialmente de su estrategia digital, en una época en donde aún no existía Instagram ni WhatsApp y apenas nacía el Blackberry.

“Me involucré tanto que escalé y llegué a ocupar la dirección de la cadena completa. Durante mi gerencia, el grupo construyó y abrió tres hoteles más de la cadena”.

-¿Cuáles son los retos fundamentales que afronta Sambil en su expansión?
-Uno de los proyectos más difíciles ha sido lograr la integración de un equipo que ya conoce la marca Sambil – el equipo corporativo – que viene entrenado por nosotros en nuestros centros comerciales en Venezuela; y con este, hacer match con el equipo local, que es más administrativo y operativo.

“La suma del equipo local, con sus conocimientos del mercado donde nos establecemos, sumado al conocimiento corporativo de la marca y el know how de cómo hacemos las cosas, es la fórmula que nos ha dado resultados. Para lograrlo, es todo un reto que nos ha tocado enfrentar, pero con el pasar de los tiempos hemos logrado el balance perfecto para nuestras operaciones.

“Por otro lado, el haber logrado entender la idiosincrasia. Cada país es distinto y cada población requiere de distintas cosas. Buscamos adaptarnos a cada mercado donde llegamos, sin embargo, hay una curva de aprendizaje. Es necesario la curación del tiempo, las experiencias, el haber acertado, el habernos equivocado…

Cambiar nuestra forma de pensar y tener que empezar a pensar en qué y cómo se trabaja en el sitio al cual llegamos”.

-¿Cuáles son las nuevas tendencias en la industria de centros comerciales?
-Los centros comerciales se han enfocado en la experiencia, en el entretenimiento, en la familia, en compartir, espacios cerrados, aclimatizados, seguros, donde la gente puede pasar un tiempo, no solo de compras.

“Se han volcado hacia servicios, hacia bancos, hacia el tema de los niños, los entrepreneurs. Hoy día, a los centros comerciales no solo les interesan las marcas internacionales; también les interesa contar con nuevas tendencias de marcas locales, que están de moda, de emprendimientos más pequeños, y el público puede llegar a apreciar una marca de un emprendimiento local.

“El público, lo que quiere y lo que gasta, es en vivir una experiencia. No es el solo hecho de ir a comprar, sino el disfrute que detrás de eso hay, la comodidad en los estacionamientos, desde el momento que entras al centro comercial: Cómo huele, como se siente, el clima, el look and feel.

“Incluso, una de las tendencias importantes es toda la experiencia de comidas. Ahora cuentan con zonas de food hall y food court para que, de alguna manera, se disfrute de esa experiencia combinada, en donde la gente en un sitio, pueda optar desde comida rápida hasta comida sentado en restaurante.

Los centros comerciales se han convertido en un centro de todo”.

-¿Qué oportunidades visualizan en Panamá?
-Sambil siempre ha tenido una relación muy cercana con Panamá porque desde Panamá se manejan las marcas más importantes que están establecidas en los centros comerciales nuestros y tenemos una relación muy fuerte, cercana y positiva con los comerciantes locales que representan todas estas marcas.

“Para ellos establecimos una oficina de representación que nos permite atenderlos, sentirlos cerca, y a la vez siempre pendientes de estudiar y manejar las diferentes propuestas y posibilidades que le ofrecen a Sambil para establecerse en Panamá. Desde aquí se plantean las posibilidades de negocios a futuro.”

-¿Cómo ha sido su experiencia operando dentro de diversos mercados de la región?
-Ha sido una experiencia muy enriquecedora, si lo quieres ver desde el punto de vista positivo. Una vez que operas en un mercado tan volátil como lo pueden llegar a ser esos mercados, cuando te consigues con mercados estables, o la volatilidad se reduce, el potencial de negocio crece muchísimo y te permite enfocarte más en las cosas que te pueden hacer crecer o establecerte como líder en la industria. Y a la vez, te permite apreciar más las oportunidades que te prestan los mercados más estables.

“De igual modo estos mercados, así de volátiles, llenos de oportunidades, te obligan a ser muy creativo, innovador, y a cultivar un importante atributo que se llama la paciencia.

Te enseña a trabajar con menos emociones y con más cabeza; te enseña a entender lo rápido que pueden cambiar las cosas, y te enseña que nada está ahí para siempre.”

-¿Cuáles son los planes de Sambil en Panamá?
-Los planes en Panamá son, básicamente, seguir manteniendo la relación con los clientes panameños que representan marcas muy importantes y una gran parte de nuestro market share en alquiler de locales.

“De manera personal, tenemos inversiones en Panamá, como terrenos, plazas (CentroMall) e impulsamos la marca Peugeot. Como Sambil, estoy aquí representando la marca, atendiendo el área. Siempre tendré una conexión con Panamá porque mi papá y hermanos viven aquí y tenemos inversiones.

Como hombre de negocios he estado cerca de adquirir empresas de café, edificios de inversión en el Casco Antiguo, propuestas que no se han concretado, pero siempre dispuesto a encontrar un deal”.

-¿Cómo miembro de la junta directiva de VBC, qué perspectivas  tienen en Panamá? 
-La perspectiva es trabajar en un club de negocios que está abierto a todas las nacionalidades y tiene como objetivo crear un networking en donde los ejecutivos puedan sacarle provecho a su beneficio y las empresas a las que representan. “Queremos crecer el club, la cantidad de miembros y aumentar la cantidad de conferencias que ofrecemos a nuestros miembros.

“Me parece importante resaltar que el VBC tiene una nueva junta directiva, muy fortalecida, que sacó nuevo proyecto, su plan de trabajo para 2020-2022.

Ya se juramentó, y estoy seguro que vienen cosas buenas para el VBC y todas las personas que quieran ser miembros.

“Aprovecho estas líneas para invitar a todo aquel que lee este artículo y  está en busca de un buen networking, que se acerque y se inscriba”.

Darsy Santamaria Vega
dsantamaria@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com