Nestlé adquiere 100% de la zafra de tomate y fortalece su operación en Panamá

Nestlé adquiere 100% de la zafra de tomate y fortalece su operación en Panamá
Nestlé genera en Panamá 1,800 empleados directos y sirve a 3,000 proveedores, 1,000 ganaderos y 65 productores del tomate industrial en el país| Archivo

Con una inversión de más de $30 millones en los últimos cinco años, Nestlé sigue avanzando “en los planes de fortalecer la operación en Panamá”, dijo a Capital Financiero Juan Gabriel Reyes, CEO de Nestlé Centroamérica.

A pesar de las circunstancias adversas derivadas de la pandemia, Nestlé Panamá ha mantenido a su equipo operativo activo, además de haber adquirido el 100% de la zafra del tomate industrial nacional y de ofrecer la posibilidad a más de 250 ganaderos de sumarse a su red de 1,000 proveedores de leche de grado C.

El CEO de Nestlé Centroamérica indicó que estas decisiones forman parte del compromiso con sus clientes y proveedores.

Nestlé cuenta en Panamá con 1,800 colaboradores. A causa del coronavirus (COVID-19) el 100% de los puestos administrativos de la regional se encuentran trabajando desde sus hogares.

Quienes se mantienen en los puestos en fábricas, centro de distribución y equipos de ventas “están en sus posiciones laborando bajo los más estrictos protocolos de seguridad sanitaria”, afirmó Reyes.

Con respecto a la operatividad de la empresa, afirmó que “las fábricas y el centro de distribución siguen operando con normalidad dentro del contexto que nos permite esta coyuntura provocada por la emergencia sanitaria”.

También, dijo, estamos manteniendo la relación y condiciones con el resto de proveedores y aliados dentro de la cadena de abastecimiento, siempre con la mirada puesta, por un lado, en mantener la operación y la disponibilidad de alimentos de manera sostenida para toda la población, y por otro, en continuar inyectando liquidez en la economía local en un momento en el que tanto se necesita.

Juan Gabriel Reyes, CEO de Nestlé Centroamérica.

-¿Cuáles han sido las dificultades de la empresa para poder cumplir sus objetivos?

-Para garantizar el volumen de producción de nuestras salsas, anualmente Nestlé importa una cantidad de pulpa de tomate industrial que complementa la materia prima local para abastecer las necesidades de producción y demanda. Lo mismo ocurre con la leche de grado C.

Para lograrlo, estamos haciendo un gran esfuerzo para mantener la operación de las fábricas, porque estamos viendo afectada la provisión de insumos. Hay retrasos de meses en la importación de insumos que complementan los que ya compramos en el país y que ponen en riesgo nuestra disposición de alimentos y productos.

No obstante, para evitar esta situación, contamos con el apoyo del gobierno nacional comprometido con impulsar la productividad de las empresas y así promover la generación de empleo y bienestar en el país.

-¿Cómo apoya Nestlé a Panamá desde el punto de vista de la seguridad alimentaria?

-Al respecto me gustaría segmentar tipos de productos que se están elaborando, cantidades, aporte al empleo local y al sector productor panameño por la compra directa de la materia prima.

En nuestro portafolio de productos locales, debemos diferenciar en primer lugar aquellos que se producen localmente a partir de materia prima local o materia prima que complementa la local, y aquellos que son producidos en otras fábricas de la región y que importamos a Panamá.

En el primer grupo tenemos nuestros productos lácteos Ideal y La Lechera, y las salsas Maggi, que actualmente se producen en nuestras fábricas de Natá y Los Santos respectivamente.

Para estos productos utilizamos principalmente la producción de la leche grado C de nuestra red de más de 1,000 ganaderos, y también adquirimos el 100% de la zafra del tomate industrial nacional. Sin duda con nuestra actividad impactamos con más de 1,800 empleados directos, 3,000 proveedores, 1,000 ganaderos y 65 productores del tomate industrial en el país.

-¿Cuál es el compromiso de Nestlé con Panamá en el escenario pos-COVID-19?

-Seguir impulsando la economía de bienestar del país con empleo de calidad y una red de proveedores y de productores activa y sostenible.

En nuestro rol de productores e industria nacional, Nestlé continuará buscando alternativas para aumentar la productividad de sus fábricas e impulsar al país como un polo exportador en la región.

Debemos ser más competitivos, facilitar los trámites de importación de insumos y generar una política orientada a la industria panameña.

Hemos estado presentes por más de 80 años y continuaremos formando parte activa del empresariado del país con una visión de mejora continua y de la búsqueda de promover el crecimiento en el país.

Desde el negocio, seguiremos avanzando en los planes de fortalecer la operación en Panamá con una inversión de más de $30 millones en los últimos cinco años.

De estos, los últimos $16 millones, nos han permitido modernizar nuestras instalaciones en Natá, ampliar la oferta de productos de alta calidad para exportar a los países de América Latina, e impulsar la productividad de las fábricas.

-¿Cuáles son las lecciones que deja para el sector productivo este tipo de circunstancias adversas?

-El trabajo articulado y de apoyo entre empresa privada y gobierno. Para impulsar el país deben trabajar alineados para lograr promover la productividad del empresariado que se refleja en empleo, impuestos, inversión y bienestar.

-Transformación: Modalidades como el home office llegaron para quedarse y para confirmar que los colaboradores no solo responden muy bien ante esta modalidad de trabajo, sino que además la productividad es bastante alta.

-El liderazgo es fundamental y más que nunca bajo un tono directo, inspirador, claro y motivador.

-Cambios a plataformas digitales: El consumidor está cambiando por necesidad y hoy ha profundizado la compra de más productos a través de  e-Commerce.

-La tendencia será de cocinar cada vez más en casa y se presentará una caída profunda de la oferta de restaurantes.

-Fortalecimiento de la cultura y la disciplina de los colaboradores para nuevas condiciones especiales que se comparten en casa y en sus entornos.

-Compromiso de los colaboradores reflejado en una disminución de ausentismo a mínimos históricos.

-Empresas comprometidas con las comunidades en las que están presentes. No es solo responsabilidad social es la creación de valor compartido en el ADN de la compañía como una forma de ser y hacer los negocios.

-Mayor flexibilidad para asumir los cambios y asumir diferentes roles.

-Nuevas formas sociales con espacios digitales que han permitido más intercambio de conocimiento y buenas prácticas.

-Una nueva visión sobre la salud y protocolos laborales de bioseguridad más estrictas.

-Un mayor balance de compra de productos, entre productos nacionales e importados.

Donaciones

El CEO de Nestlé Centroamérica dijo, por otra parte, que a la fecha, la empresa ha donado “más de 2 millones de porciones de nuestros productos como leche en polvo, leche evaporada, cereales, salsas, sopas, café, quesos, leches infantiles, entre otros”.

Estos aportes, destacó, han sido recibidos por familias panameñas a través del Ministerio de Desarrollo Social, el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Despacho de la Primera Dama, Alcaldía de Los Santos y de Natá y la Policía Nacional.

De igual modo, este modelo ha sido replicado por la empresa en todos los países de Centroamérica.

Estrategia operativa

Es importante, en particular cuando el país se prepara a la reapertura de la economía con la activación del Bloque 2, conocer aspectos operativos que Nestlé Centroamérica mantiene como parte de su cultura corporativa, o ha incorporado debido a la pandemia, y que ayudan en estas circunstancias adversas.

Reyes dijo que “establecieron comités en diferentes frentes para mantener la operación y la cadena de suministros activa a objeto de garantizar la disponibilidad de productos en todo momento”.

Con respecto al trabajo en casa, explicó que de manera habitual Nestlé lo aplica de allí que en esta nueva circunstancia “nos ha permitido adaptarnos a este nuevo escenario laboral con agilidad”.

Además cuentan con “las herramientas tecnológicas para que el desempeño laboral no se vea comprometido”.

En material de higiene, “en las fábricas y centro de producción trabajamos con los más estrictos protocolos internacionales de higiene y seguridad sanitaria, lo que nos ha permitido cumplir con las disposiciones actuales”.

En general, el CEO de Nestlé Centroamérica detalló que la organización trabaja en la perspectiva de una cultura “basada en valores de responsabilidad, confianza y empoderamiento”, privilegiando la confianza en el equipo.

Además, razona, “el liderazgo es fundamental y especialmente en épocas complejas como las actuales.

Tienen un comité exclusivo “para evaluar y avanzar con estas comunicaciones internas durante la crisis para definir el mensaje adecuado”.

Esta política ha generado un alto compromiso de los colaboradores.

Existe, destacó el CEO de Nestlé Centroamérica, una responsabilidad genuina de todo el equipo para mantener activa toda la cadena de suministros, desde las fábricas hasta las ventas.

El futuro es hoy

Como parte de su estrategia de Creación de Valor Compartida, se conoció que  invierten más de $1.5 millones en el programa Iniciativa por los Jóvenes, que busca impulsar la empleabilidad juvenil en tres pilares: empleabilidad, emprendimiento y agro emprendimiento.

Desde 2015, ha beneficiado a más de 28,000 jóvenes en la región.

En el caso de Panamá, Reyes afirmó que han propuesto “al gobierno, a la academia y a los jóvenes unirnos en una gran Alianza por los Jóvenes Panameños”.

Otros planes que desde el presente ayudan a un futuro mejor, son los de Yocuta (Young Culinary Talents, Jóvenes Talentos Culinarios, en su traducción al español-), Nestlé por Niños Saludables que impulsa la nutrición sana y el Plan de Fomento Lechero, entre otros proyectos que apoyan el empleo, la nutrición y la economía.

Violeta Villar Liste
[email protected]
Capital Financiero

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com