Ninguna intervención bancaria ha impactado a la economía panameña

Ninguna intervención bancaria ha impactado a la economía panameña
Se encargó a Juan Ricardo Russo Ross y a Rafael Moscarella como administradores interinos de AllBank.| Cortesía

“El sistema monetario y bancario de Panamá es tan fuerte que ninguna intervención bancaria ha tenido consecuencias sistémicas en la economía del país y demuestra la confianza tanto en los bancos como en el regulador”, destacó el economista Eduardo Pazmiño, en relación a la reciente toma de control de AllBank Corp.

Explicó que a lo largo de la historia bancaria de Panamá, de manera ocasional han ocurrido situaciones que ameritan la intervención de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP), pero “la fortaleza del sistema permite hacerle frente y es clara demostración de la calidad de la economía”.

Dijo que al contrario de lo que ocurre en otras jurisdicciones, los bancos panameños cuentan con clubes de accionistas muy consolidados y activos, quienes vigilan de manera permanente el desempeño de sus entidades y responden con medidas administrativas.

La SBP decidió la toma de control administrativo y operativo inmediato de AllBank Corp ante la solicitud del Banco Central de Curazao de adoptar una “medida de emergencia” para el Banco del Orinoco N.V., en el cual AllBank Corp mantiene una porción significativa de activos líquidos.

La medida se extenderá por 30 días, contados a partir del 9 de septiembre, prorrogables y se encargó a Juan Ricardo Russo Ross y a Rafael Moscarella como administradores interinos del banco.

En el comunicado firmado por Ricardo Fernández, superintendente de Bancos, se explica que durante el tiempo que dure la toma de la institución, se suspende o limita “el pago de las obligaciones del Banco, se mantendrá la suspensión de todo pago de comisiones, salarios, dietas y demás estipendios a ejecutivos de la empresa, con excepción de los salarios básicos y prestaciones de los empleados, previa autorización del superintendente de Bancos”.

De igual modo se comunicará a la Unidad de Análisis Financiero (UAF), “cualquier operación que resulte sospechosa vinculada con el blanqueo de capitales y financiamiento del terrorismo o cualquier otra actividad ilícita”.

AllBank es una empresa de capital venezolano; sociedad anónima “organizada y constituida de conformidad con las leyes de la República de Panamá”.

Además de la situación vinculante con el Banco del Orinoco, la SBP ha visto con atención a esta entidad, entre otros aspectos, por la “incertidumbre sobre la disponibilidad de los recursos líquidos con que cuenta el Banco; gestión de liquidez concentrada en partes relacionadas; débil Gobierno Corporativo;  débil gestión de riesgos; cartera de préstamos de baja calidad y deficiente gestión de activos”.

Por otra parte, “se observan debilidades en el cumplimiento del Régimen de Prevención de Blanqueo de Capitales, el Financiamiento del Terrorismo y el Financiamiento de la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva, y otras disposiciones”.

La SBP concluye que “ha visto con preocupación la falta de un plan de negocios viable para la sostenibilidad de las operaciones de Allbank Corp en Panamá, y que permita, al mismo tiempo, la recuperación de las pérdidas acumuladas, generadas en años anteriores”.

La condición de la cartera de créditos, “demuestra una amplia debilidad en los procesos de originación, recuperación y gestión de la misma”, señala el documento de la SBP.

De acuerdo con las estadísticas del ente regulador a junio de 2019, la utilidad de AllBank Corp se situaba  en $578.66; con una cartera crediticia de $65,835 y depósitos por $172,817.

La entidad mantiene dos sucursales en ciudad de Panamá.

El Grupo Financiero Banco Occidental de Descuento (BOD) al cual pertenece AllBank Corp, calificó la medida de “desproporcionada y en perjuicio de los depositantes y ahorristas de la institución”, por cuanto, “la SBP ha podido constatar, de manera reiterada, la sanidad financiera de AllBank Corp y la capacidad de atender los requerimientos de sus clientes”, afirma en un comunicado.

Anunció que están ejecutando acciones para revertir la medida de la SBP “y normalizar las operaciones”.

La resolución de la Superintendencia establece que no cabe suspensión del acto administrativo porque se está protegiendo un interés social, con fundamento en la Ley bancaria.

En Venezuela, la Superintendencia de Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) replicó la medida al intervenir el Banco Occidental de Descuento (BOD),  “en protección y aseguramiento de los fondos de los usuarios venezolanos”.

Violeta Villar Liste

violeta.villar@capital.com.pa

Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia