No realizarán licitaciones especiales

No realizarán licitaciones especiales

Cuando en la gran mayoría de los países se impulsa el uso de energías renovables y naciones vecinas como Costa Rica pasan más de un mes sin usar generación térmica, en Panamá las cosas van al revés y a las energías renovables se le cierran  las puertas o se le ponen trabas para dificultar su participación en las licitaciones públicas.

De acuerdo con Ambrosio Ramos Pimentel, miembro de la Asociación Panameña de Productores de Energía Renovable (Apper) y gerente de Arhsa, Desarrollo de Proyecto Hidroeléctricos en la matriz eléctrica de Panamá se vislumbra un caos, en donde las plantas de gas natural necesitan producir grandes cantidades de energía (casi la totalidad requerida por el país) para ser rentables.

Esto conllevará a que los intereses de estas plantas a gas natural intenten acabar con la competencia de las renovables y han sido favorecidas con restricciones a la generación hidroeléctrica, en donde las mismas botan agua sin generar, por falta de licitaciones para energías renovables y con el congelamiento de los trámites de concesiones de energías renovables.

Señaló que incluso, hay un proyecto de Ley en la Asamblea Nacional (42 de 2016) que autorizaría al Ministerio de Ambiente (Miambiente) a disminuir las concesiones de agua para la generación hidroeléctrica de plantas existentes, argumentando protección del recurso hídrico en Panamá, que es el quinto país con más lluvia del mundo.

Las últimas licitaciones exclusivas para energía renovable fueron: Hidráulica abril 2014 (con embalse) y 2013 (sin embalse), Eólica diciembre 2013 y solar noviembre de 2014.

Desde entonces se han detenido las licitaciones para energías renovables, 25 proyectos hidroeléctricos han sido detenidos completamente, argumentando Miambiente temas administrativos, sin que la Autoridad de los Servicios Públicos (Asep) o la Secretaria de Energía hayan apoyado estas energías.  

Según Ramos Pimentel, en el  2016 habían cerca de 97 proyectos eólicos y solares en desarrollo a la espera de licitaciones para poder hacer financiables sus proyectos.  Sin embargo, se han licitado cerca de 1,300 megavatio (MW, por sus siglas en inglés) de energía térmica a base de gas natural, equivalente al 80% de la capacidad máxima que necesita el país actualmente y ni un solo MW de renovable.

El Plan Energético Nacional aprobado en 2017 por el Gobierno Nacional, con muchas objeciones de los desarrolladores de proyectos eléctricos, detiene totalmente el crecimiento hidroeléctrico y propone una matriz de generación a base de gas natural y carbón.

Aunque este plan propone el uso de  energía eólica y solar, en la práctica también está paralizado su crecimiento por la falta de licitaciones para este sector y de políticas de incentivo.

Se han licitado cerca de 1,300 megawatts de energía térmica a base de gas natural, equivalente al 80% de la capacidad máxima que necesita el país”.

No habrá licitaciones
El gerente de Etesa, Gilberto Ferrari, confirmó que no se realizarán más licitaciones especiales para generadoras que utilicen recursos renovables y las mismas deberán competir con las otras alternativas como las térmicas, en una concurrencia de todos contra todos.

Ferrari destacó que esta decisión se adoptó, ya que aunque Etesa es capaz de definir la mezcla de generación, las licitaciones públicas son el único proceso en el mercado eléctrico donde se da una verdadera competencia entre las generadoras, que es lo que garantiza los mejores precios para los consumidores y al final el mercado será el que dicte la mezcla de generación más adecuada.

“No se van a dar licitaciones específicas, pero en las reformas que se le están introduciendo a la Ley se incluyen que cada tecnología en directa relación con su contribución de contaminantes cargue con los costos asociados a la misma, lo que hará que se emparejen las cargas durante las licitaciones”, precisó.

Explicó  Ferrari que cada empresa decidirá si licita potencia o energía, dependiendo de sus capacidades, además Etesa trabaja en un modelo matemático en el que deberá salir el precio óptimo para cumplir con las necesidades del mercado.

Costa Rica es el mejor ejemplo  que Panamá lo está haciendo todo al revés. Los vecinos han roto sus propias marcas de generación con energía renovable varias veces.

Panamá y Costa Rica son países similares en cuanto a producción de agua, cantidad disponible de energía solar y eólica, sin embargo, Costa Rica no ha detenido en ningún momento las hidroeléctricas, los panales solares ni los molinos de vientos y continúa con su plan de expansión, y a diferencia de Panamá, en su último plan de expansión descartó el uso de gas natural y combustibles fósiles.

La meta de Costa Rica para el 2030 es 98% de energía renovable, sin embargo, Panamá presenta un plan de expansión en donde cambia la matriz energética de 75% renovable a 57% para el año 2030.  Esto último se identifica como el escenario de referencia que a todas luces se está ejecutando.

Ricardo González
gonzalezr68@yahoo.com
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com