Novartis invierte $4 millones en su nueva casa en Panamá

Novartis invierte $4 millones en su nueva casa en Panamá
El centro distribución de la farmacéutica, abastece la plaza panameña y exportó en 2017 un estimado de $146 millones a 26 países| José Hilario Gómez

Novartis Pharmaceuticals, empresa suiza que procedió a cobijar bajo un solo techo, en la Torre MMG ubicada en Costa del Este, todas las divisiones de negocio que estaban dispersas en Panamá con una inversión estimada en $4 millones.

En Panamá, Novartis puso en marcha la iniciativa “Marcas de mercados emergentes (EMBs, por sus siglas en inglés) que hace posible que más pacientes puedan beneficiarse de la innovación en el campo de la medicina de manera temprana y a precios asequibles.

El presidente de Novartis para Centroamérica y el Caribe, Diego Ruiz, dijo que la empresa mantiene un gran compromiso con Panamá a través de una presencia comercial robusta con la operación del centro de distribución para la región.

El plan piloto EMBs considera criterios de elegibilidad asociados a niveles de desarrollo e ingresos por país, que permite traer los medicamentos más novedosos a un precio más asequible para el tratamiento de enfermedades como: Insuficiencia cardíaca, psoriasis, artritis psoriásica, espondilitis anquilosante y edema macular.

Para conocer más sobre la presencia de Novartis en Panamá y la región, Capital Financiero conversó con la directora de Asuntos Corporativos de Novartis para Centroamérica y el Caribe, Irene Arguedas, en la nueva casa ubicada en Costa del Este.

– ¿Qué representa para Panamá la decisión de ubicar todas las divisiones de Novartis en un solo techo?

– Al ubicar todas nuestras divisiones en un solo techo reiteramos y profundizamos nuestro compromiso con Panamá. Novartis es una compañía grande y diversa con varias divisiones especializadas. Tenemos una gran división de productos farmacéuticos y oncológicos que incluyen productos biotecnológicos y biológicos, síntesis químicas, entre otros.

“La segunda gran división de genéricos se conoce como Sandoz y creemos firmemente que los portafolios de medicamentos de los países deben, por razones financieras, incluir una combinación de medicamentos genéricos de buena calidad, con medicamentos innovadores que traigan lo más reciente de la ciencia para atender las necesidades no satisfechas de pacientes. Además, contamos con otra división que se llama Alcon, que trata todo lo referente al cuidado de la visión.

Referente a Panamá, finalmente encontramos en este edificio, suficiente espacio para traer a todas las divisiones. Se trata de una inversión aproximada de $4 millones y con ella la empresa reafirma su compromiso con Panamá.

“Arrancamos con operaciones separadas y el crecimiento que hemos tenido en los últimos años ha sido importante y por esa razón decidimos trasladarnos a este nuevo proyecto. Adicionalmente, tenemos el centro de distribución en Panamá (Novartis Pharma Logistics Inc.), que abastece al mercado local y desde aquí se exporta a un estimado de 26 países. En el 2017 las exportaciones se dieron por un aproximado de $146 millones.

En Panamá tenemos 80 empleados y según la métrica por cada empleo directo se generan tres indirectos, lo que representarían más de 200 empleos indirectos”.

– ¿Cuál es el origen de Novartis?

– Novartis es una compañía joven con casa matriz en Basilea, Suiza, que nació de la fusión de Ciba-Geigycon Sandoz en 1996. El nombre Novartis significa Nuevas Artes y nuestro CEO, Vasant Narasimhan, ha expresado que ya somos adultos y es hora de cambiar, acuñando una frase que me encanta: Estamos reimaginando la medicina.

“A lo largo de estos años Novartis ha recopilado una gran cantidad de datos, realizado muchas investigaciones y tenemos un arsenal de información muy valiosa, que ahora la tecnología nos permite utilizar de manera distinta.

Novartis está abriendo en San Francisco, California, Estados Unidos (EE.UU.) un laboratorio con la ayuda de grandes empresas de tecnología para empezar a utilizar la minería de datos con el propósito de descifrar una serie de interrogantes que hoy por hoy no hemos podido resolver. Enfermedades que han tenido una larga evolución en el tiempo y, sin embargo, siguen sin tener una respuesta de la ciencia.

“Recientemente, Novartis recibió el reconocimiento de ser la empresa No.1 en biotecnología innovadora del mundo (Fast Company 2018), porque descubrió una manera de modificar moléculas individualizadas para combatir un tipo de cáncer muy agresivo en niños que se llama leucemia linfoblástica aguda. Se extraen las células, se modifican y se vuelven a reinsertar. La nueva reinserción combate las células cancerígenas y no es que trata la enfermedad, la cura, un descubrimiento muy significativo y que finalmente tiene la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés).

Novartis tiene presencia en 155 países y cuenta con asociados de 140 nacionalidades. La diversidad de cultura, formación y antecedentes hace que podamos ver las cosas desde perspectivas muy distintas, lo que permite tener una mayor riqueza de forma conjunta”.

-¿Qué tipo de investigaciones realizan en la región?

– En Panamá hemos realizado cerca de 25 estudios en diferentes áreas: Cardiovascular, oncología, sistema nervioso central, afectaciones de la visión y respiratorias, entre otras. El país cuenta con gente de altísimo nivel investigando y con instituciones de renombrado prestigio como el Instituto Conmemorativo Gorgas, del cual los panameños deben sentirse orgullosos.

-¿Tienen convenios con universidades y hospitales en Panamá?

– Contamos con programas de educación médica continua. El equipo médico realiza charlas y capacitaciones con mucha frecuencia para mantener actualizados a los profesionales de la salud sobre lo más reciente de la medicina en el área de especialidad donde cada uno de ellos está.

“Siempre expresamos interés en emprender algunos proyectos en particular con los diferentes institutos e instituciones académicas, los cuales varían con el tiempo y dependiendo del interés de las partes. En específico es el Departamento Médico que trabaja con estas entidades para definir en qué áreas podemos trabajar.

“En el pasado hemos trabajo con las autoridades, sobre todo en el campo de la fármaco vigilancia. Por ejemplo, cuando ponemos un medicamento en el mercado se monitorea para conocer si se dan eventos adversos con los pacientes y se toman las acciones necesarias. Trabajamos de la mano con las autoridades regulatoria de salud para tener programas de fármaco vigilancia robustos”.

-¿Hablemos de la calidad de los medicamentos genéricos que produce Novartis?

– Este es un tema fundamental y se confunde con frecuencia. Existen los medicamentos, la molécula descubierta por el laboratorio original y cuando esta molécula pierde la protección de propiedad intelectual con el paso del tiempo, este medicamento puede convertirse en un genérico que puede ser fabricado por diferentes laboratorios.

Hay una diferencia importante, entre un genérico y una copia. Nosotros tenemos una División de genéricos Sandoz, que tiene todos los estudios que respaldan que esta molécula produce los efectos que están previstos.

“¿Qué ocurre con la copia? La misma hace una versión de su mejor cosecha, pero sin tener todos los estudios de respaldo. Entonces no necesariamente va a producir el efecto del medicamento original o del genérico, porque no tienen la base que puedan verificar la intercambiabilidad o referenciado específicamente con el medicamento original”.

-¿Se dice que el cáncer se trata y que no es erradicado 100%, qué dice Novartis?

La salud pública es un reto enorme, no solo para los gobiernos, sino también para la sociedad en general porque tenemos más gente que vive más años y con enfermedades más complicadas y más difíciles de tratar. Hace unos 40 o 50 años la prevención estaba centrada en vacunas porque la gente se moría de sarampión, rubéola, papera, fiebre amarilla y de enfermedades infecciosas.

“Muchos de los programas de prevención de la salud se han quedado en campañas de vacunas y lo cierto es que las personas mueren de otras enfermedades y porque no tenemos estilos de vida y alimentación saludables.

“El resultado preliminar del censo de salud que realiza Panamá, es revelador. ¿De qué se muere la gente en Panamá?, de enfermedades cardiovasculares y respiratorias, debido en parte a que no se tienen estilos de vida saludable ni se hacen ejercicios.

“La tecnología ha hecho grandes avances en muchas áreas, pero no hemos logrado que la tecnología nos ayude a descifrar el tratamiento de algunas enfermedades que siguen siendo grandes desafíos para la ciencia”.

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias