Novedades en los sistemas de facturación de Panamá

Novedades en los sistemas de facturación de Panamá

Toda persona o empresa que genere ingresos en o desde Panamá, sin importar su giro, volumen o naturaleza de sus actividades o negocio, tiene la obligación de documentar sus transacciones de ventas y servicios a través de facturas o documentos equivalentes expedidos por sistemas aprobados por la Dirección General de Ingresos (DGI) como Administración Tributaria.

Hace una década, se implementaron los equipos fiscales en Panamá, siendo estos, según la definición del Decreto Ejecutivo No. 53 de 16 de junio de 2010: “Todo equipo autorizado por la Dirección General de Ingresos que procesa, registra, emite y almacena electrónicamente comprobantes fiscales y documentos no fiscales generados como consecuencia de las ventas de bienes y prestación de servicios”.

El escenario actual en cuanto a sistemas de facturación se conforma por: (i) los contribuyentes obligados al uso de equipo fiscal para emitir sus facturas, en su mayoría contribuyentes del ITBMS, deben utilizar equipos o impresoras fiscales adquiridos a través de distribuidores autorizados por la DGI; (ii) aquellos contribuyentes exceptuados del uso de equipos fiscales, pueden facturar a través de métodos alternos igualmente autorizados por la DGI, con los requisitos mínimos de ley, por ejemplo: Libretas de facturas pre-impresa con numeración secuencial; y, (iii) el sistema de facturación electrónica (SFEP), método que inició como un plan piloto a finales del año 2018, en el cual participaron 43 empresas.

A partir del 01 de junio de 2021, la DGI nos presenta cambios importantes sobre los métodos de facturación mencionados:

Equipos Fiscales:

Para los contribuyentes obligados al uso de equipos fiscales, ahora se les exige que incorporen a sus equipos un dispositivo de comunicación o un componente de trasmisión de datos que se conecte con la Plataforma de Comunicación de Equipos Fiscales desarrollada por la DGI.

Para lo cual, el contribuyente deberá contactar a su distribuidor a fin de adecuar su equipo fiscal o, de no ser posible, reemplazarlo por uno que le permita cumplir con la nueva exigencia.

La DGI ha aprobado un crédito fiscal por un monto equivalente al 100% o hasta un máximo de B/.400.00 por equipo para la adecuación o adquisición de equipos fiscales con base al valor de cada equipo fiscal con dispositivo de comunicación o componente de transmisión de datos que sea comprado e instalado por el usuario dueño de los mismos.

Para gozar de dicho crédito, el contribuyente debe solicitar el reconocimiento formalmente a la DGI, a través de apoderado legal, aportando la documentación detallada en la Resolución 201-4097 de 17 de mayo de 2021.

El crédito fiscal podrá ser utilizado para el pago de tributos administrados por la DGI, con excepción del ITBMS.

El beneficio para solicitar el reconocimiento del crédito fiscal estará disponible hasta el 31 de diciembre de 2021. La resolución de reconocimiento del crédito fiscal podrá utilizarse luego de transcurrido un año, término que se computará desde la presentación de la solicitud de crédito fiscal a la DGI.  

Todo contribuyente que utilice el método de facturación a través de equipos fiscales debe adquirir un dispositivo de comunicación obligatoriamente.

Facturación Electrónica (SPEF):

La DGI ha dado inicio a un proceso de masificación voluntaria de la factura electrónica, adoptado a través del Decreto Ejecutivo No. 115 de 30 de enero de 2020 y modificaciones. Mediante el sistema de factura electrónica, el contribuyente podrá generar documentos electrónicos con validez fiscal y enviarlos por correo electrónico al receptor (cliente).

Si el receptor (cliente) no desea proporcionar su correo electrónico para este fin, se le podrá imprimir su factura o comprobante en cualquier impresora.

La DGI apuesta por este método para resolver retos importantes como país a la luz de los nuevos modelos de negocio como el e-commerce y la economía digital.

Pues, recordemos que, en Panamá, la utilización de apps o softwares de facturación no autorizados por la DGI no cuentan con validez fiscal y, por ende, carecen de valor probatorio ante procesos de auditoría tributarios.

El sistema de facturación electrónica también se puede implementar en negocios físicos o tradicionales como las empresas que participaron del plan piloto.

El contribuyente obligado a usar equipo fiscal puede migrar a este método de facturación, solicitando el cambio a la DGI y contratando el sistema con un Proveedor Autorizado Calificado (PAC), debidamente autorizado por la DGI, para prestar este servicio.

La lista de los PAC se publicará en el sitio web de la DGI.

Facturador Electrónico Gratuito

La DGI ha creado un facturador gratuito del sistema de factura electrónica disponible para contribuyentes exceptuados del uso de equipos fiscales, con ingresos anuales de hasta $1,000,000.00 y un volumen máximo de 200 facturas al mes.

La DGI ha indicado que este facturador gratuito se podrá usar desde cualquier dispositivo móvil, lo cual lo perfila como un método muy conveniente para independientes, emprendedores, microempresas y contribuyentes no habituales.

Aquellos contribuyentes exceptuados del uso de equipo fiscal podrán continuar utilizando su método de facturación actual, usar el facturador electrónico gratuito si cumplen con los requisitos anteriormente indicados o utilizar el sistema de facturación electrónica a través de un PAC.

La DGI ha manifestado que el contribuyente debe elegir un solo método de facturación, no puede usar dos o más simultáneamente.

Ana Carolina Ureña Adames
Abogada Corporativa y Tributaria
Asociada de LOVILL

Más informaciones

Comente la noticia