“Nuestro norte será impulsar el desarrollo económico y social del país”, nuevo presidente de la ABP

“Nuestro norte será impulsar el desarrollo económico y social del país”, nuevo presidente de la ABP
Otto O. Wolfschoon, Jr. el nuevo presidente de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP). Toma juramento Aimeé Sentmat de Grimaldo, presidenta saliente de la ABP

La banca tiene un imprescindible papel en impulsar el desarrollo económico y social del país, con libertad y responsabilidad, favoreciendo el crecimiento de la inclusión financiera.

“Este es y será nuestro norte”, subrayó Otto O. Wolfschoon, Jr. el nuevo presidente de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP) para el periodo 2021-2023, en el contexto de una emotiva ceremonia de toma de posesión que se desarrolló hoy en horas del mediodía, en formato híbrido (virtual y presencial).

Otto O. Wolfschoon, Jr., actual vicepresidente ejecutivo y subgerente general de Global Bank fue elegido en Asamblea General realizada el 12 de agosto de 2021, como presidente de la Junta Directiva de la ABP.

Carlos Alfredo Berguido Guizado se mantiene como presidente ejecutivo de la Asociación Bancaria de Panamá.

Wolfschoon destacó que la ABP está lista “para participar en nuevas iniciativas, incluyendo programas de garantías y estímulos a las empresas y personas que consideramos tienen un gran potencial”.

La economía, enfatizó, debe tener la estabilidad que permita acceder al crédito.

En este sentido, señaló que iniciativas como imponer topes a las tasas de interés, “solo produce efectos negativos en quien se dice querer beneficiar. La evidencia es abrumadora, tanto en el análisis teórico como en la práctica”.

“No importa qué tanto se grite, irrespete o insulte. En ese nivel, ni estamos ni nos esperen que una verdad susurrada sigue siendo verdad y una mentira gritada sigue siendo mentira”.

En el caso de las listas grises, hizo un llamado “de verdadero patriotismo” a entender que no salir de las listas, “perjudicará al país de forma gravísima, no solo directamente al sector bancario sino a muchos otros”, financieros y productivos.

“Confiamos en el diálogo, pero al final del día la responsabilidad será de quienes, desde el Estado, deben tomar las decisiones y enfrentar las consecuencias”.

Señaló que se mantendrá una relación respetuosa con la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP) “y sabemos que somos los regulados y ellos los reguladores”.

Reiteró las palabras de Aimeé Sentmat de Grimaldo, presidenta saliente de la ABP, en el sentido de la necesidad de aspirar al equilibrio regulatorio para fortalecer la competitividad del centro bancario.

Hizo especial mención al papel relevante de la tecnología y sostuvo que desde la ABP reciben con entusiasmo las iniciativas innovadoras para impulsar la inclusión bancaria, apertura y actualización de nuevas cuentas.

Mantienen conversaciones con la Autoridad de Innovación Gubernamental (AIG) en esta dirección.

A dos semanas del término del periodo de flexibilización financiera, reiteró el llamado a quienes todavía no han solicitado acuerdos con sus entidades bancarias, a acudir, exponer su capacidad de pago, “pero sobre todo reiteren al banco su voluntad de cumplir. El valor del dinero es importante, pero el valor de tu palabra lo es más”.

A mis colegas banqueros, expresó, los exhorto a la mayor humanidad, “a nuestros clientes nos debemos y merecen nuestra mayor consideración”.

A los gobernantes, en todos los organismos y ámbitos, les envió un mensaje: “La ABP está lista para ser parte de la construcción de un mejor país desde el sector privado, pero son ustedes nuestros líderes y esperamos que esos olvidados conceptos de virtud, honor, deber, prudencia y sacrificio, sean nuevamente practicados como ejemplo para todos los que tenemos la bendición de vivir en nuestro amado país”.

La tarea  no ha terminado

Aimeé Sentmat de Grimaldo, presidenta saliente de la ABP, durante sus palabras a los presentes, dedicó agradecimientos especiales a Dios, su familia, compañeros de trabajo e institucionales y a quienes hicieron equipo a su lado al frente de la Junta Directiva de la ABP.

Recordó que el pasado 12 de septiembre, rindió informe de gestión, a nombre propio y de la Junta Directiva de la ABP.

Entre otros aspectos abordó el trabajo coordinado con el regulador bancario y autoridades competentes, en buscar una regulación que acompañara la solidaridad demostrada por el centro bancario a los clientes, afectados por la pandemia.

Dijo que luego de 18 meses se puede hablar de un Centro Bancario Internacional competitivo, líquido y solvente, “dispuesto a impulsar el crecimiento económico sostenible de nuestro querido Panamá”.

Subrayó que durante su gestión les correspondió trabajar con el escenario de $24,000 millones en cartera aliviada, “ con la responsabilidad de manejar un entorno político y comunicar sin descanso el rol de las entidades financieras y cómo funciona el sistema bancario de Panamá, para que todos nos sintamos orgullosos de contar con el centro bancario más competitivo de la región”.

Reconoce que la tarea no ha terminado: “Panamá retorna la senda de crecimiento, pero es necesario no bajar la guardia, acelerar la vacunación, las inversiones” e impulsar la estabilidad jurídica y política.

Citó entre otros grandes retos el de incorporar al sistema bancario al 50% de la población, mayor de 15 años, todavía sin una cuenta bancaria; fortalecer la competitividad del centro bancario, asegurar el cumplimiento de una hoja de ruta para mantener altos estándares internacionales y atraer inversión extranjera directa.

Sentmat de Grimaldo ha sido la primera mujer en liderar la Junta Directiva de la ABP en sus 59 años de fundada, responsabilidad “que asumí con humildad y espero haber representado con la más alta capacidad y compromiso”.

Larga trayectoria bancaria

Otto O. Wolfschoon, Jr. es Licenciado en Economía de la Universidad de Panamá, con altos honores, en 1982. Tiene un Máster en Administración de Negocios, en la Universidad de Nueva York en 1984, con distinción y especialización en Finanzas y Negocios Internacionales. Viene de un hogar de padres vinculados a la fundación del Centro Bancario Internacional.

Trabajó siete años en el Chase Manhattan Bank en Panamá, Puerto Rico y Nueva York en diferentes áreas de Crédito y Mercadeo; estuvo tres años en el Banco de Boston como Gerente de Crédito.

Desde su fundación en 1994, es vicepresidente Ejecutivo de Global Bank en Panamá. Ha sido director de la Asociación Bancaria de Panamá, y de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá.

Lo acompañan en la Junta Directiva: Ernesto Boyd, vicepresidente ejecutivo y gerente general de Metrobank; Rolando de León, gerente general de Unibank; Raúl Guizado, vicepresidente de Cumplimiento y Seguridad Corporativa de Banco General; Carlos Troetsch, vicepresidente ejecutivo y gerente general de MMG Bank; Juan Melillo, gerente general de Caja de Ahorros; Gustavo Eisenmann, presidente Ejecutivo y gerente general de Banco Aliado; John Rauschkolb, gerente general de Banco La Hipotecaria; Aimeé Sentmat, presidenta ejecutiva de Banistmo; Daniel González, gerente general de BICSA; Mauricio Abras, gerente general de BCP; Marcelo Gorrini, gerente general de Citibank; Juan Emilio Lasso, presidente ejecutivo de BANISI; María De La Soledad Rovira, gerente general de Scotiabank; Eduardo Duque-Estrada, gerente general de St. Georges Bank.

Violeta Villar Liste
[email protected]
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias