Nuevas oportunidades

Nuevas oportunidades

money-09

No hay dudas que los últimos escándalos sobre la creación de sociedades anónimas y la inclusión de más de 60 empresas panameñas en la denominada Lista Clinton del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (EE.UU.) tendrá un impacto negativo en la economía del país, sin embargo, creo que no es el momento para llorar sobre la leche derramada, sino más bien de mirar hacia adelante y buscar nuevas oportunidades de negocios y crecimiento para el país.

Los panameños tendemos a ver todo con una gravedad de muerte y en muchas ocasiones, más por falta de conocimiento y miedo a lo desconocido, cerramos fila para defendernos de ataques infundados, en lugar de evaluar fría y seriamente las causas de los duros cuestionamientos que hacen otros países sobre nuestra plataforma de servicios internacionales.

Siempre nos cuesta entender la importancia de entender los cambios del entorno económico mundial y de tener la capacidad de adaptarnos a ellos a fin de aprovechar las nuevas oportunidades que esos cambios traen consigo, en lugar de aferrarnos a los viejos modelos.

Por supuesto, hay quienes han hecho grandes fortunas aprovechando los viejos modelos, por ejemplo en la Zona Libre de Colón (ZLC) o mediante la constitución de sociedades anónimas offshore, pero en el mundo de hoy, en donde se exige cada vez más transparencia y un compromiso real para combatir el lavado de activos procedentes no solo del narcotráfico, sino de una gran variedad de actividades ilícitas, incluyendo la evasión fiscal, Panamá no puede pretender aferrarse al pasado.

Todos sabemos que el modelo de la ZLC se ha agotado, igual que el de la creación de sociedades anónimas offshore, pero nos aferramos a ellos como si fuesen los únicos negocios que son capaces de generar empleos y riquezas para el país. De hecho, ambos son parte de un modelo económico de enclave, que se caracteriza por ser altamente excluyente y por desarrollarse de espalda a la economía del país, es decir, que no han significado un apoyo para potenciar el desarrollo del resto de los sectores económicos.

Pero la realidad es que al país siempre se le abren nuevas oportunidades y debemos estar prestos a aprovecharlas. La reciente llegada de una aerolínea turca al Aeropuerto Internacional de Tocumen ha puesto de manifiesto el interés de ese país, miembro de la Unión Europea (UE), por fortalecer sus lazos económicos con Panamá. El viaje inaugural de la ruta trajo a nuestro país a un gran número de empresarios turcos interesados no solo en exportar sus productos o en las oportunidades de inversión en nuestro país, sino en convertir a Panamá en su plataforma para incursionar en diversos mercados de América Latina y el Caribe.

Y si observamos bien, el país puede convertirse en sede de empresas multinacionales para la manufacturación de productos, centro de acopio de alimentos regional y un destino turístico de eventos y convenciones, para lo cual solo tenemos que aprovechar nuestra ventajas comparativas y competitivas, pero además debemos establecer las coordinaciones necesarias para que lo que hacemos para avanzar en estos negocios no se vea afectado por la burocracia excesiva que nos caracteriza y la falta de sentido común de nuestros funcionarios públicos.   

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL