Nuevas realidades de la lucha contra el comercio ilícito en las Américas

Addiction

Las Cumbres de las Américas han sido instrumentos para fomentar comercio intra-regional, además de servir de foros para discutir diferencias políticas entre Estados. De estas cumbres han surgido iniciativas como los tratados bilaterales de libre comercio, que entre sus pilares fundamentales tienen la protección de la propiedad intelectual. Esta propiedad incluye marcas, patentes y derechos de autor que amparan y diferencian productos y servicios frente a aquellos de la competencia.

Desafortunadamente, la piratería de la propiedad intelectual continua afectando a empresas e individuos de países tanto desarrollados como en desarrollo de las Américas. Muchos países ya tienen tratados internacionales y leyes nacionales para penalizar estas prácticas, pero la disponibilidad de tecnologías para reproducción ilegal ha beneficiado a sectores criminales que han visto en la piratería internacional una forma lucrativa de comercio ilícito. Estos sectores ponen al alcance del consumidor productos de calidad inferior o hasta igual al producto auténtico, en competencia desleal con fabricantes legítimos

Las variantes más conocidas de comercio ilícito incluyen fabricación de ropas, calzados, relojes, medios audiovisuales (discos, películas y juegos). Debe causar preocupación que también se ofrecen al público versiones falsificadas de productos que al fallar pueden causar accidentes como piezas de automóviles, software, productos de construcción y otros.  En los casos más dramáticos,  productos de consumo humano como alimentos, medicamentos y cigarrillos son regularmente alterados o falsificados. Algunos contienen ingredientes altamente tóxicos, como la falsificación de glicerina que afectó a docenas de panameños por envenenamiento con dietelenglicol.

La posición geográfica y ventajas logísticas de Panamá son aprovechadas por los mercaderes del comercio ilícito para el trasiego de sus productos a las Américas y otros continentes.

El comercio ilícito es tan lucrativo que a el se dedican ahora las mafias del narcotráfico y el terrorismo como fuente de financiamiento de sus actividades.  Está de más decir que estos productos se venden sin pagar impuestos ni cumplir ningún tipo de norma sanitaria o publicitaria, poniendo en desventaja a los productos legítimos que sí pagan impuestos al consumo y cumplen con otras normas. El efecto sistémico permea otros sectores legítimos cuando el producto del comercio ilícito es blanqueado a través del sistema bancario.

La comunidad empresarial es afectada por el comercio ilícito por lo que la Cámara Americana de Comercio de Panamá (Acham, por sus siglas en inglés) organiza un foro el 8 de abril previo a la Cumbre de las Américas, evento que busca dar a conocer este flagelo y ayudar a las empresas a identificarlo y combatirlo.

Estarán presentes representantes del Centro Internacional de Propiedad Intelectual de Estados Unidos, así como del sector gobierno y empresas afectadas de Panamá.

La cooperación de todos es esencial para eliminar el comercio ilícito y garantizar productos de calidad a los consumidores de las Américas. 

Álvaro Aguilar Alfú
Abogado y Presidente del Comité de Comercio e Inversión
Cámara Americana de Comercio (Amcham)

Más informaciones

Comente la noticia