Nuevo rango de interés preferencial incentivará proyectos residenciales cercanos a la capital

Nuevo rango de interés preferencial incentivará proyectos residenciales cercanos a la capital
Parte del problema es que el interés preferencial se enfoca en desarrollos habitacionales situados en las afueras de la ciudad.| Cortesía

Elevar el régimen de interés preferencial para préstamos hipotecarios hasta $180,000 permitirá atender un mercado interesante: El de una clase trabajadora que tendrá la oportunidad de vivir cerca de la ciudad, señaló Héctor Ortega, presidente de la Cámara Panameña de la Construcción (Capac).

Ortega destacó que abordan la posibilidad de generar una oferta habitacional accesible para el profesional, en el contexto de unos costos de construcción que se han elevado y dificultan el acceso a la vivienda de la clase media.

Indicó que parte del problema es que el interés preferencial se enfoca en desarrollos habitacionales situados en las afueras de la ciudad, de allí que este nuevo rango permite ofertar apartamentos accesibles en zonas como la Vía España.

La Capac también cree en la movilidad urbana y en densificar las zonas cercanas a la Línea 1 y 2 del Metro, con normas especiales e inversiones en infraestructura.

Por otra parte, Ortega afirmó que a futuro no es sustentable mantener un movimiento diario de 300,000 personas trasladándose desde Panamá Oeste o Panamá Este hacia el centro de ciudad de Panamá, de allí la necesidad de generar empleos en estas áreas en función de una nueva centralidad.

Ortega hizo referencia a la importancia de acelerar los pagos a las entidades bancarias por concepto del interés preferencial, para lograr que una mayor cantidad de bancos se interesen en prestar. La deuda, según datos del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) asciende a $348.1 millones.

De igual modo, el presidente de Capac considera que se deben abordar las características del tramo preferencial, ya que llevar la tasa de 2% a 4% distorsionó el subsidio y explica parte del inventario existente.

El Plan de Ordenamiento Territorial del Distrito de Panamá (POT Distrital), entre los temas prioritarios identificados en el diagnóstico inicial, destaca un crecimiento urbano desordenado que “deriva de desarrollos exclusivamente residenciales en lotes mínimos y alejados del empleo y comercio, sin espacios libres, equipamientos y servicios; en especial, hacia la zona Norte y Este del distrito”.

Con base en la estimación de población para el año 2030 (1,237,020 habitantes en el distrito), el POP Distrital pronostica “que la demanda para ese año será de 98,746 nuevas viviendas”.

Se estima que serán necesarias 8,886 viviendas para el estrato alto, 19,192 viviendas para el medio, 19,691 para el bajo y 51,976 viviendas en el caso del muy bajo.

Elisa Suárez, directora ejecutiva del Consejo Nacional de Promotores de la Vivienda (Convivienda), reiteró la necesidad de saldar la deuda con los bancos y mejorar el tema del interés preferencial para hacer atractivo el financiamiento.

El 79% del consumidor panameño compra en viviendas amparadas por la Ley de  Interés Preferencial, afirmó Suárez, quien subrayó que extender el beneficio a viviendas valoradas en $180,000 puede beneficiar “a una clase media profesional cuyos salarios pagan impuestos, lleva a sus hijos a la escuela privada y no usa la Caja del Seguro Social (CSS), pero no la hemos podido alcanzar porque ha perdido capacidad de endeudamiento”.

Convivienda, cuyos afiliados mantienen el 69% de participación del mercado, al compartir su informe anual de Resultados y Proyecciones 2019, destacó que para este año esperan ventas por un total de 8,725 soluciones habitacionales.

Carlos Alfredo Berguido, vicepresidente ejecutivo de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP), reconoció que hay bancos que participan de manera activa en el mercado preferencial, pero las demoras en el pago del subsidio los lleva a perder interés Sin embargo, confía en los esfuerzos del nuevo Gobierno y de la voluntad de todas las partes de atender la situación.

Javier Mitre Bethancourt, experto en materia tributaria, recordó que en el año 2017 se reformó la Ley 3 de 1985 que establece el régimen de intereses preferenciales en ciertos préstamos hipotecarios, modificación que eliminó los tramos de referencia según la cantidad a prestar y lo dejó en un tope de 4%. Destacó que con la extensión hasta $180,000 sería importante determinar si habrá nuevos topes preferenciales para los cuales se definiría el crédito fiscal que eliminó los tramos de referencia según la cantidad a prestar y lo dejó en un tope de 4%. Destacó que con la extensión hasta $180,000 sería importante determinar si habrá nuevos topes preferenciales para los cuales se definiría el crédito fiscal según cada entidad bancaria.

Violeta Villar Liste
violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia