Nutrivida lista para expandirse en Centroamérica

Guatemala y Nicaragua, los primeros mercados objetivos

nutrivida web

Gestada como el trabajo de graduación del programa de liderazgo de Central América Leadership Iniciative (Cali), respaldada por Florida Ice and Farm Company (Fifco) y apoyada por el Nobel de la Paz, Muhammad Yunus, nace la primera empresa socialmente responsable en la región, Nutrivida.

Capital Financiero, conversó en exclusiva con su gestora la costarricense Gisela Sánchez, directora de Asuntos Corporativos en Fifco, quien compartió los orígenes, metas y objetivos de Nutrivida, quien también fue una de las expositoras en la Conferencia Innovar para el Consumidor Latinoamericano, realizada en la capital panameña  y organizada por Financial Times en de marzo pasado.

Los primeros pasos para hacer realidad la empresa se dieron en mayo del 2011 y su lanzamiento oficial se realizó en noviembre de 2013 con la visita del Nobel Yunus a Costa Rica. La compañía comenzó a vender sus productos en febrero de 2014 y a la fecha han contabilizado la venta de 1,2 millones de productos.

Sánchez llevó su proyecto a la empresa donde labora desde hace siete años, Fifco, la cual aceptó el desafío. Esta empresa pública costarricense, fundada en 1908 se dedica a producir y distribuir bebidas y alimentos en Centroamérica, el Caribe y Estados Unidos (EE.UU.)

El concepto de una empresa social, nace de Yunus, quien indica que la misma se diferencia de una empresa tradicional al tener como objetivo abordar un problema social o ambiental, dejando atrás el crear utilidades únicamente.

Nutrivida, es una empresa sin fines de lucro, constituida para combatir la malnutrición en Centroamérica, cuya planta de producción se encuentra en territorio costarricense y es fuente de ingresos para más de 420 mujeres.

En el primer año de operaciones la empresa pasó de una red de mujeres de 100 a 420. Además, estamos preparados para expandir la distribución de los productos alimenticios de Nutrivida a los demás países de la región, destacó Sánchez.

Agregó que la red de Mamás, es solo de mujeres que viven en vulnerabilidad social bajo la línea de pobreza y que estén dispuestas ayudarnos a llevar educación, nutrición y a distribuir los productos de la compañía.

Estas mujeres pasan por un proceso de selección y luego se les desarrolla para ser microempresarias exitosas.

Nutrivida tiene cuatro productos estratégicos que surgieron de un estudio antropológico que identificó los alimentos que consumen las personas que están por debajo de la línea de pobreza. En el caso de Costa Rica, estás personas consumen básicamente arroz y frijoles. Mientras las familias con un poco más de ingresos consumen sopas deshidratadas y bebidas en polvo. Debido a que llenan más, son baratas y fáciles de preparar.

Tomamos estas categorías como vehículo de fortificación y desarrollamos una sopa deshidratada que tiene pollo y vegetales. Fortificadas con hierro, vitamina A y una cantidad de micronutrientes importantes, señaló Sánchez.

También, la empresa ha creado una bebida en polvo fortificada y uno de los hallazgos en las personas que viven por debajo de la línea de pobreza es que no necesariamente tienen tres comidas al día.

Para contrarrestar esta situación se comercializa un Nutriopack con sopa y bebidas a un costo inferior si se comprará de manera separada cada producto. Esta oferta alimenta a una familia completa de cuatro a seis miembros. Adicionalmente, la empresa ha desarrollado un cereal fortificado para atacar la desnutrición en los primeros dos años de vida de los infantes.

Inversión

Nutrivida es una empresa que no busca ganancias, pero sí tiene que lograr sostenibilidad en su operación, esta es la meta a mediano plazo. Por el momento, el capital semilla aportado por Florida y la alianza con Yunus, quien tiene dos representantes en la junta directiva de la compañía, tienen como objetivo llegar a un punto de equilibrio. La inversión actual ronda los $1,4 millones y esperan que no supere los $1,5 millones.

Entre tanto, la red de mujeres que comercializan los productos obtienen una ganancia de un 40%, el doble que podría lograr una persona que venda al por menor (detal).

Como empresa social no requerimos generar utilidades y por ello, podemos trasladar los beneficios a la red de mujeres, lo que se traduce en nutrición a las familias y comunidades donde residen, dijo Sánchez.

El mercado objetivo de Nutrivida no solo son las personas que están por debajo de la línea de pobreza, también llevarán sus productos a las familias de ingresos medios y altos para generar subsidios cruzados. Cuando estas personas consumen los productos apoyan que los mismos lleguen a más sectores pobres de la región.

Los planes de expansión es llevar los productos nutricionales a países pobres como Haití y a un mercado más desarrollado como EE.UU., donde Fifco tiene ya operaciones.

Aunque uno no lo crea todos los países tienen retos de nutrición, agregó la fundadora de Nutrivida.   

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia