Ocde: El desarrollo inclusivo de Panamá dependerá de mejores políticas de empleo y la reducción de la desigualdad territorial

Ocde: El desarrollo inclusivo de Panamá dependerá de mejores políticas de empleo y la reducción de la desigualdad territorial
La Ocde publicó el nuevo informe de Panamá durante este mes de julio.| Pixabay

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) reveló los resultados del Informe Multidimensional de Panamá Volumen 2, en el que se refleja que en el país persiste la desigualdad territorial y que el crecimiento económico solo beneficia a una parte de la población.

Aunque el organismo reconoce que Panamá ha logrado mejoras socio-económicas en las últimas décadas gracias al fuerte crecimiento económico y la consecuente reducción de la pobreza, debería enfocarse en una agenda de reformas para convertirse en un país de altos ingresos sostenible e inclusivo.

En ese sentido, la Ocde remarca que el desarrollo inclusivo y sostenible de Panamá dependerá en gran medida de la capacidad de lograr tres objetivos principales:

🔹Desarrollar mejores habilidades y empleos formales.

🔹Promover la convergencia de las regiones rezagadas y reducir las disparidades territoriales mejorando el sistema impositivo.

🔹Mejorar la contribución del sector privado en la financiación para el desarrollo.

El informe destaca que el modelo de crecimiento de Panamá se caracteriza por una economía dual en la que un pequeño número de actividades, incluidas las relacionadas con el Canal de Panamá y las Zonas Económicas Especiales han mostrado un alto crecimiento de la productividad pero una creación de empleo limitada.

Este informe insta a una mayor productividad en los sectores que contribuyen a la formalización laboral para reducir las disparidades en los ingresos y entre las regiones”.

Beneficios desiguales

No todas las regiones, sectores y personas están beneficiadas al mismo nivel, recalca el informe de este organismo internacional.

Como en el informe de la Ocde, Volumen 1, se reconoce que el Canal y las actividades de las zonas económicas especiales han ayudado al crecimiento de Panamá, pero también se insta al país a impulsar otros sectores.

El sector industrial y agrícola solo ofrece trabajos de subsistencia e informales a la mayoría de los trabajadores, lo que aumenta la desigualdad de ingresos entre los panameños”.

En ese sentido, la Ocde afirma que las habilidades de los trabajadores panameños siguen siendo deficientes y la informalidad es alta, lo que representa un desafío tanto para la inclusión social como para la productividad.

La informalidad afecta el 40% total de los trabajadores en Panamá”.

Esta situación tiene una doble amenaza, por un lado grandes pérdidas para los trabajadores en términos de bajos ahorros y también inadecuada protección social, así como la falta de oportunidades de perfeccionamiento, baja productividad y pérdida de ingresos para las empresas y la economía en general.

Por lo anterior, la Ocde recomienda implementar un paquete integrado de políticas socio-económicas y crear mejores condiciones para el desarrollo de la productividad, incrementando la diversificación de la exportación en agroindustria y actualizando los servicios existentes.

Las disparidades regionales entre las provincias y comarcas en términos de productividad, cohesión social y resultados de bienestar son persistentes en el país”.

Otro tema que resaltó el organismo y que tiene que ver con la capacidad de los trabajadores en el país, es la inversión que se necesita para incrementar el acceso y la calidad de la educación secundaria y técnica en Panamá.

Modernizar el sistema tributario

Como el desarrollo de estas políticas requiere recursos adicionales, también se debe reforzar el sistema tributario y la participación del sector privado a través de asociaciones público-privadas, sugiere la Ocde a Panamá.

Agrega que el Estado debería diseñar políticas y crear las condiciones para captar una mayor inversión en todas las regiones, especialmente en las de bajo rendimiento, e invertir más y más eficazmente a nivel subnacional.

Los ingresos fiscales totales de Panamá han permanecido estancados durante las últimas dos décadas, cerca del 16.6% del PIB”.

Así las cosas, este organismo,resaltó que mejorar las perspectivas de la recaudación de ingresos fiscales proporcionaría una fuente estable de ingresos a largo plazo para financiar políticas sociales y productivas clave.

Los ingresos deberían aumentarse mejorando el sistema de recaudación de impuestos en lugar de elevar las tasas”.

La Ocde determinó que se requieren acciones políticas para mejorar el sistema impositivo y alentar las inversiones del sector privado para apoyar la financiación del desarrollo.

Primero, promover un mayor cumplimiento, transparencia y rendición de cuentas dentro del marco fiscal estableciendo un consejo fiscal independiente”.

El organismo no dejó por fuera la necesidad de modernizar la administración tributaria integrando procesos críticos para mejorar la eficiencia y reducir los costos administrativos.

Instó al país a seguir con el desarrollo de la facturación electrónica para combatir el fraude y la evasión fiscal.

Finalmente, la Ocde pidió a Panamá adoptar e implementar normas para alianzas público-privadas con marcos regulatorios e institucionales sólidos.

Nota relacionada: Panamá necesita hallar nuevos motores de crecimiento, según estudio de la Ocde 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL