Otro año escolar

Otro año escolar

escuela-costa-rica-educación

Un ejército de más de 800.000 estudiantes vuelve a las aulas de clases del próximo 2 de marzo en busca de adquirir nuevos conocimientos y herramientas que les permitan ingresar al mercado laboral, o establecer su propias empresas, en un mundo cada vez más competitivo y en donde la tecnología es una herramienta determinante para alcanzar el éxito en una u otra dirección.

Sin embargo, al parecer, se mantienen los mismos problemas de siempre: Escuelas en mal estado, falta de educadores y amenazas de huelga por parte de los gremios docentes.

En este 2015, en donde el país ha empezado un proceso de fortalecimiento de sus instituciones y en especial de la  justicia, y  donde existe un gran número de denuncias e investigaciones  sobre supuestos actos de corrupción del Gobierno pasado, tal vez, no es el mejor momento para caldear los ánimos dentro del sector educativo, pero sí de enfrentar sus problemas de fondos, que se trataron de maquillar con algunos proyectos implementados sin mayores estudios y sin mayores contenidos.

Lo que requiere el país, y lo que se prometió en campaña, es la convocatoria a un Pacto Nacional por la Educación, donde se llegue a un consenso sobre el país que queremos, los profesionales que necesitamos y los métodos educativos que deben implementarse para alcanzar esos objetivos.

Mejorar la educación sigue siendo una tarea pendiente, y en este camino no hay tiempo que perder, las autoridades actuales tienen la gran oportunidad de avanzar en la  dirección correcta, que pasa por elevar la educación  a un  tema de Estado, obviar esto es seguir poniendo parches y el sistema educativo panameño no resiste una curita más, requiere de un tratamiento integral.

Ya se ha perdido mucho tiempo en ensayos fallidos, es el momento de convocar a todos los sectores para establecer una estrategia nacional, coherente y democrática. El problema de la educación no le atañe sólo a los docentes y al Ministerio de Educación, sino que es un asunto que afecta a toda la sociedad.

Y es que como dijo el desaparecido Nelson Mandela: La educación es el arma más poderosa que puede usarse para cambiar el mundo.

Manuel Luna G.
mluna@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL