Otro shock petrolero

Otro shock petrolero

MIguel Ramos

Economista

Nuevamente en virtud de factores políticos de carácter internacional la República de Panamá registra un nuevo

 shock en los precios de los derivados del petróleo. Desde 1973 el mundo ha registrado varios shocks No podemos saber cuánto tiempo durará este nuevo

shock petrolero. Lo que sí podemos asegurar es que no será el último. 

El precio del galón de gasolina y del diesel rebasó los $3,50. La experiencia histórica reciente nos dice que si el precio de estos productos rebasa los $4 el parque automotor empezara a paralizarse tal como ocurrió en un breve periodo del 2008.

Los primeros efectos de este

shock es el alza del pasaje de los buses que se dirigen hacia el interior del país y que el Gobierno no quiso subsidiar.

Todo parece indicar que este

shockserá más largo que el de 2008 porque es muy probable que la guerra en Libia se prolongue

petroleros y cada vez que se produce los altos personeros del gobierno de turno mencionan la necesidad de la adopción de una política energética. En la segunda mitad de la década de 1970 se planteó por parte de empresas de Brasil la posibilidad de elaborar en Panamá un combustible denominado alcoholina derivado de la caña de azúcar. Esta idea jamás se concretó.En los años siguientes se produjeron otros

shocks y se reiteró la necesidad de una política energética que nunca se concretó. Durante el gobierno de Martin Torrijos se planteó la necesidad de cambiar la fórmula de paridad que fija el precio de los derivados del petróleo en Panamá y tampoco se concretó. Incluso se impulsó la idea de que los automóviles pudieran utilizar como combustible el gas butano y nunca pasó de ser una magnífica idea. 

Durante este mismo período un empresario panameño trató de introducir al mercado un combustible en base al Etanol que era mucho más barato y no contaminante y no pudo lograrlo por las barreras de entrada impuestas por el Ministerio de Comercio e Industrias que impide que otros agentes económico entren al mercado.

Los altos personeros del gobierno actual plantean nuevamente la posibilidad de cambiar las fórmula de paridad y a pocos meses de cumplirse dos años de gobierno de Ricardo Martinelli el mismo no procede a aplicarlo.

Esto nos indica que el

lobby representado en Panamá por las empresas petroleras que domina el mercado local ha logrado impedir que dicha política energética pueda ser aplicada.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL