Panacredit, una financiera con estándares bancarios

Panacredit, una financiera con estándares bancarios

La utilidad neta obtenida el año pasado se fijó en $1,63 millones

IMG_2894web

Panacredit, una empresa financiera que opera con estándares bancarios, cerró el año fiscal 2015 con un total de activos de $91,46 millones, lo que representa un crecimiento de 33,26% comparado con 2014 y 70,03% en relación con 2013. A su vez, la utilidad neta obtenida el año pasado se fijó en $1,63 millones, un alza del 25,38% comparada con los $1,30 millones de 2014.

El portafolio de productos de la financiera, que inició operaciones en abril de 2008, incluye: Otorgamiento de préstamos personales a funcionarios públicos y empleados de empresas privadas de primer nivel a través de descuento directo de salario. Créditos con garantía hipotecaria (bienes raíces), ya sea comercial, inversiones de negocios, de consumo o para consolidar deudas, leasing, préstamos de autos y factoring.

Entre los últimos hechos relevantes, el presidente ejecutivo de Panacredit, Guido Martinelli, resaltó a Capital Financiero la capitalización por $1,0 millón de acciones comunes y $14,17 millones de acciones preferidas. También la apertura de dos nuevas sucursales y el cambio de la razón comercial de Corporación de Finanzas del País a Panacredit lanzada en enero del 2016.

El cambio fue sustentado en los análisis estratégico que evidenció que la misma era extensa y había llegado el momento de tener una más corta que mostrará lo que hace la empresa, argumento Martinelli.

La razón comercial Panacredit se había utilizado hace mucho tiempo, la cual rescatamos y que desde enero del presente año es nuestra marca comercial, resaltó el presidente ejecutivo.

Además, la empresa incorporó de manera integral las políticas de gobierno corporativo, migro su plataforma tecnológica a un sistema bancario IBS/Datapro e implementó herramientas especializadas para la gestión de cobro.

Fuimos la primera financiera en tener calificación de riesgo otorgada por Equilibrium/Moody´s (BB+.pa estable y de BBB-.pa estable para los bonos corporativos) y recientemente, Pacific Credit Ratings  (PCR) nos da una segunda calificación de BBB, es decir grado de inversión, comentó Martinelli.

La financiera tiene $49,9 millones en  valores emitidos, entre Valores Comerciales Negociables, Bonos corporativos y subordinados y acciones preferidas. El emisor tiene $142,5 millones en valores autorizado por la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV).

Nos encontramos a la mitad de camino, entre lo que es una financiera y un banco, emulando más a una entidad bancaria que la típica financiera panameña, acotó.

Panacredit cuenta con  12 sucursales a nivel nacional y sumarán dos más en lo que resta del 2016. Una en el distrito de San Miguelito y la otra en el interior del país, y cuenta con más de 100 puntos de pago.

Perspectiva del negocio

La meta de la empresa es mantener la tasa de crecimiento de los últimos años en torno al 12% y soportarlo a través de nuevas emisiones a colocarse a través de la Bolsa de Valores de Panamá (BVP).

En el campo de la morosidad y reservas, Panacredit se ha fijado políticas sanas y cónsonas con el negocio y mantener reservas de por lo menos 2% del total de la cartera, de acuerdo a la política interna (reserva dinámica).

Entre los principales retos para las financieras, Martinelli mencionó que la Ley 23 del 27 de abril de 2015 que aborda los delitos de blanqueo de capitales y financiamiento al terrorismo coloca a estas empresas bajo la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP), quien ha realizado las primeras inspecciones.

La Ley 23 demanda fortalecer el área de cumplimiento y la auditoria interna, lo que representa contar con  más personal y encarecerá el costo operativo de las empresas pequeñas.

Por otro lado, los bancos están limitando los créditos a las financieras que no se encuentren bien capitalizadas, lo que  las llevará a fondearse en el mercado de capitales. A su vez, se prevé que la SMV exigirá calificación de riesgo para cada emisión de valores, ejerciendo mayor presión para las pequeñas financieras.

Ante este escenario, algunas financieras podrían cerrar operaciones y otras ser adquiridas por grupos económicos más robustos.

El presidente ejecutivo de Panacredit dijo que en su caso, tienen la capacidad patrimonial para adquirir a otras financieras que decidan vender.

De acuerdo a la Dirección de Empresas Financieras del Ministerio de Comercio e Industrias (Mici)  existen en el país 173 financieras con activos que superan los $1.400 millones y la cartera de crédito tiene mayor concentración en los financiamientos personales ($640,3 millones).

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia