Panamá activa vigilancia sanitaria ante alerta por casos de viruela del mono

Panamá activa vigilancia sanitaria ante alerta por casos de viruela del mono
La viruela símica se detectó por primera vez en los seres humanos en 1970 en la República Democrática del Congol Cortesía

Las autoridades sanitarias de Panamá se mantienen en alerta ante la aparición en varios países por el virus de la viruela del mono (Monkeypox), por lo que se activó el sistema de inteligencia sanitaria y de seguridad social, con el propósito de buscar toda la información que ayude a contribuir en la toma de decisiones. 

La Caja de Seguro Social (CSS) junto a la Dirección General de Salud Pública del Ministerio de Salud (Minsa), han intensificado la vigilancia epidemiológica en los puntos de entrada, con el objetivo de poder captar y abordar oportunamente los casos que se consideren sospechosos. 

La directora de Salud Pública del Minsa, Melva Cruz informó que se ha procedido a evaluar las salas de aislamiento en algunos hospitales para constatar que se encuentran preparadas para cualquier eventualidad de cualesquiera casos que se pueda presentar. 

Explicó que el mecanismo de transmisión de la enfermedad consiste en el contacto de una persona con el virus de un animal el cual ingresa al cuerpo a través de heridas en piel, mordeduras o arañazos, preparación de carne de animales silvestre, el tacto respiratorio o las membranas mucosas tales como ojos, nariz o boca. 

Entre los síntomas de esta enfermedad pueden durar de cinco a 21 días.  

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha indicado que la infección puede dividirse en dos etapas: La primera es la de incubación, que puede durar entre cero a cinco días. La segunda, de erupción cutánea, que puede variar entre uno a tres días, después del inicio de la fiebre. Esta afección en la piel suele afectar en el 95 % de los casos el rostro, el 75 % las palmas de las manos y de los pies. 

Otros síntomas de esta enfermedad son: Cefalea, inicio súbito fiebre, dolor de espalda, debilidad e inflamación de los ganglios linfáticos. 

El método principal de detección es la PCR de las lesiones cutáneas (capas y líquido de las lesiones, costras) 

Cruz recomendó a la población y al personal de salud estar vigilante ante cualquier caso de erupción en la piel que sean diferentes a las que se conocen y que llamen la atención; lo ideal es acudir a las instalaciones de salud. 

La viruela símica se detectó por primera vez en los seres humanos en 1970 en la República Democrática del Congo en una región en la que la viruela se había erradicado en 1968. Desde entonces, la mayoría de los casos notificados proceden de regiones rurales de la selva tropical de la cuenca del Congo y el África occidental, en particular de la República Democrática del Congo, donde se considera endémica. 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias