Panamá aumenta uso de energía renovable

Panamá aumenta uso de energía renovable

Centroamérica y el Caribe evaluaron desarrollos de fuentes energética renovables durante una semana

bayanoweb

La capacidad instalada de generación de energía térmica del Sistema Interconectado Nacional (SIN) de Panamá es de 1.053,23 megavatios (MW, por sus siglas en inglés) y representa el 34,23% de matriz energética del país.

En contrapartida la capacidad instalada renovable es de 2.024,11 MW aportando 65,77% del total (3.077,34 MW) y cuya potencia firme al 31 de diciembre de 2015 se ubicó en 1.954,54 MW.

El mayor aporte con 56,09% corresponde a hidroeléctricas, seguido de 8,21% eólica y 1,48% solar.

Las estadísticas fueron compartidas por el director de Electricidad de la Secretaria Nacional de Energía, Fernando Díaz, al exponer en Recam Week (Renewable Energy Central América) llevada a cabo en Panamá del 29 de febrero al 4 de marzo del presente año.

Díaz dijo que la energía eólica no tuvo impacto en 2015, pero que  es mayor en lo que va del 2016 debido a los fuertes vientos registrados a la fecha en el país.

Destacó que a la fecha existen 45 agentes generadores de energía eléctrica cuando antes solo habían siete.

Al referirse a los retos de Panamá en el campo de las energías renovables, Díaz señaló que para disminuir el impacto de los combustibles fósiles tradicionales y estabilizar los costos al usuario final su participación debe incrementarse.

Añadió que se debe evaluar la vulnerabilidad de nuestros sistemas al cambio climático y adecuar los sistemas y redes de transmisión y distribución para incrementar la participación de la generación con energías renovables fluctuantes.

También se requiere implementar la utilización de redes inteligentes e investigar las posibilidades de implementar sistemas de almacenamientos de energía, tradicionales y no tradicionales, reales y virtuales.

Hay que trabajar hacia la integración real de nuestros mercados regionales para incrementar la eficiencia y disminuir los costos de generación con la introducción de proyectos regionales de economía de escala, señaló Díaz.

El reporte de la Secretaría Nacional de Energía indica que las empresas de distribución de electricidad cuentan con 1.004.254 usuarios, que consumen mensualmente 688.026 MWh (megavatios/hora).

Por tipo de sector, cada mes se registra el siguiente consumo: 234.316 MWh en el residencial, 331.845 MWh en el comercial, 38.863 MWh en el industrial y 82.286 MWh en el Gobierno.

Cambio climático

La agenda de energía renovable incluyó el impacto en la región de los acuerdos de la Cumbre de Cambio Climático París COP21, tema que abordó el asesor y exfuncionario del Ministerio de Ambiente de Panamá, Eduardo Reyes.

Centroamérica y el Caribe es una región vulnerable a los impactos del cambio climático y no nos estamos preparando como sucede con el Fenómeno de El Niño, aunque no somos culpable de lo que sucede, afirmó Reyes.

Añadió que los países más vulnerables son: Guatemala, Nicaragua y República Dominicana, donde la sequía afecta las fuentes hídricas.

A la vez, resaltó las metas claras que Costa Rica se ha fijado de  ser carbono neutral para el año 2021, lo que no han hecho los demás países de la región.

En el caso de Panamá, el director de Electricidad de la Secretaría Nacional de Energía, comentó que el país firmó el acuerdo París COP16 y trabaja en la propuesta panameña que será presentada en el próximo congreso mundial a celebrarse en el mes de noviembre 2016.

La meta mundial es mantener la temperatura del planeta por debajo de los dos grados, es decir no superar los 1,5 grados. Pero en el documento final de la Cumbre no figuran los objetivos de cada país y se dio un plazo de un año para darlos a conocer: Acciones concretar para disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Díaz citó que Panamá tiene una matriz energética hídrica 65,77% y con la operación del Metro capitalino, muchos panameños han disminuido el uso de los automóviles, acción que representa disminución de combustibles fósiles

Por su parte, Reyes dijo que existen aspectos comunes en  todos los países, tales como: Deforestación, energía y financiamiento. Este último es clave para poder desarrollar los programas y para ello se constituyó un fondo verde de $100.000 millones a lograr   hasta el año 2025.

El asesor indicó que a la fecha el fondo verde solo ha recibido aportes por $16.000 millones, lo que significa que existe un largo camino por recorrer. Los países en desarrollo debemos saber sí los desarrollados cumplirán con sus promesas de realizar sus aportes al fondo, señaló Reyes.

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia