Panamá continúa su tendencia a la desaceleración económica

Panamá continúa su tendencia a la desaceleración económica
Este desempeño es resultado que en el último quinquenio se perdió la dinámica que impulsó la economíal Archivo

El crecimiento acumulado de la economía panameña al cierre del primer semestre de 2019 fue de 3.0% comparado con igual período del año anterior, una cifra que refleja que el desempeño del Producto Interno Bruto (PIB) del segundo trimestre de 2019 alcanzó un incremento de 2.9%, respecto al período similar del año previo.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Censo (Inec) de la Contraloría General de la República el PIB trimestral, valorado a precios de 2007 (en medidas de volumen encadenadas), registró un monto de $10,497.5 millones, que correspondió a un aumento de $291.3 millones, comparado con igual período de 2018.

En términos generales esta situación implica que durante el primer semestre de 2019 la economía panameña mantuvo la tendencia a la desaceleración que ha caracterizado su desempeño en los últimos cinco años.

Algunas cifras positivas 

El estudio indica que el valor agregado bruto del sector agropecuario registró un incremento de 8.4%, debido al crecimiento de la producción de frutas, entre ellas el banano y los melones, que mostraron en sus exportaciones aumentos de 121.7% y 26.2%, respectivamente, lo que refleja en gran medida el impacto de la reactivación de la producción bananera en el área de Barú.

Sin embargo, el sector pecuario mostró un desempeño negativo justificado por el sacrificio de ganado porcino en 11.3% y de aves en 0.9%, los subproductos animales como la producción de huevos de aves y la compra de leche natural registraron caídas igualmente.

El sector agropecuario en su conjunto mostró un crecimiento acumulado de 5.5%.

Mientras que la actividad pesquera registró una disminución de 32.5%, por la caída de las exportaciones en peso del pescado fresco, refrigerado y congelado en 29.8%, de camarones en 83.4% y de otros productos del mar en 80.8% .Para el semestre, la categoría reportó un descenso de 35.9%.

Y la actividad minera reportó un incremento trimestral de 4.7%, impulsada por el uso de material básico, especialmente, la piedra y la arena, demandados por la industria de la construcción y con el inicio de la exportación de concentrado de cobre.

Para el semestre, esta categoría mostró un crecimiento de 4.6%.

Otro sector económico que registró un comportamiento positivo es la industria de la construcción, que presentó un crecimiento de 2.9%, debido a los proyectos de infraestructura pública y privadas, principalmente, obras viales, proyectos mineros, entre otros.

Esta categoría, en su conjunto, presentó un crecimiento de 3.8%, de enero a junio.

El sector de transporte y comunicaciones, en conjunto, registró un aumento de 5.2%, explicado por el incremento en las operaciones del Canal de Panamá, los puertos, transporte aéreo y transporte terrestre de pasajeros.

Las operaciones del Canal de Panamá mostraron una variación positiva de 4.6%, dados los incrementos de los ingresos por peajes en 2.5% y de los servicios prestados a las naves en tránsito de 11.0%.

Mientras que los servicios del sistema portuario nacional registraron un aumento de 2.7%, debido al incremento en el movimiento de carga a granel en un 17.4% y la carga general en 10.5%, mientras tanto el movimiento de contenedores (TEU’s, por sus siglas internacionales), disminuyó en 2.3%.

Las actividades comerciales presentaron un crecimiento de 2.0%. El comercio al por mayor mostró comportamiento positivo, influido por el volumen de combustible importado, efectos personales y productos diversos para el consumidor.

De igual forma el comercio al por menor, debido a las ventas de alimentos, bebidas y tabaco, combustibles para automotores, productos textiles y prendas de vestir, y otras en almacenes especializados.

Por otra parte, la intermediación financiera creció en 3.9% por el desempeño del Centro Bancario Internacional, que mostró durante el período un aumento en los servicios financieros de 1.2%.

Se observó un incremento en los préstamos internos al sector privado, que favoreció los saldos de la cartera.

Finalmente, la actividad de hoteles y restaurantes registró un crecimiento de 1.4% en su Valor Agregado Bruto explicado por la actividad desarrollada por los restaurantes y en menor medida los servicios de alojamiento., aunque de enero a junio, la categoría mostró un aumento de 1.7%.

Tendencias negativas

En cuanto a los sectores que registraron un desempeño negativo en lo que va del año 2019 hay que destacar a la industria manufacturera, cuya actividad disminuyó 1.0% tanto en el primer trimestre como de enero a junio, reflejando una merma en la producción de conservas de carne y pescado, productos alimenticios, productos lácteos, fabricación de cemento, cal y yeso. Así, como elaboración de bebidas, resultado de una menor producción de cerveza, licores y bebidas gaseosas.

La actividad de telecomunicaciones disminuyó  2.2%, debido al descenso en la demanda de telefonía móvil y servicios prestados como Internet y cable TV.

Para el semestre, esta categoría reflejó un aumento de 4.8%.

En tanto, actividades mayoristas desarrolladas en la Zona Libre de Colón (ZLC) registraron una disminución en las reexportaciones de productos de las industrias químicas, máquinas y aparatos eléctricos; aparatos de grabación o reproducción de imagen y sonido, sus partes y accesorios.

Evaluaciones

Para el economista Víctor Cruz, en el caso de cualquier otro país, un crecimiento económico de 3% sería algo muy bueno, pero en nuestro caso eso no es suficiente y destacó que este desempeño es el resultado que “en el último quinquenio se perdió la dinámica que impulsó la economía y las medidas adoptadas no fueron acertadas”.

Explicó que sobregirarse en las cuentas vía Presupuesto Nacional, sin tener los ingresos suficientes para soportar mayores gastos, incluso dejando de pagar muchas cuentas para maquillar las finanzas públicas, fue un enorme error que ahora la nueva administración tiene que corregir por la vía del endeudamiento y conjuntamente con un Plan de Austeridad con eficiencia.

No obstante, expresó su confianza en que el crecimiento económico podría estabilizarse en el segundo semestre de este año, “siempre que las acciones de política económica que se ejecuten generen la suficiente confianza para invertir y generar empleo.

“Creo que la situación económica debe mejorar a partir del próximo año, pero el gasto gubernamental tiene que ser efectivo. No puede ser superfluo”, enfatizó.

Por su parte, el presidente de la firma de asesoría económica Indesa, Felipe Chapman, dijo que  el crecimiento de 3% va en línea con sus proyecciones para este año, que es de 3.5%, sin embargo, no descartó la posibilidad de tener que revisar esa previsión, lo que, a su juicio, va a depender de que esta tendencia a la desaceleración se mantenga o no.

En tanto, el presidente encargado de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap), Jean Pierre Leignadier, al valorar el crecimiento económico del país expresó la confianza del sector privado en las medidas que viene adoptando la nueva administración del presidente de la República, Laurentino Cortizo, para reactivar la economía del país.

“Desde el inicio del nuevo gobierno venimos hablando de medidas para la reactivación económica y una de esas medidas, que es muy importante, es la aprobación de la Ley que regula las Asociaciones Público Privadas (APP), que ya fue aprobada en la Asamblea de Diputados, ya que le da a la empresa privada la posibilidad de participar en proyectos de infraestructura que el gobierno no va a poder desarrollar, debido a la situación fiscal. Proyectos o iniciativas como estas nosotros las respaldamos porque creemos que son parte de las alternativas para iniciar esa reactivación económica, que lo que busca es generar mayor empleo”, enfatizó Leignadier.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias