Panamá crecerá cerca de 6% entre el 2017 y el 2020

Panamá crecerá cerca de 6% entre el 2017 y el 2020

La calificación del riesgo soberano del país se mantiene en Baa2 con perspectiva estable

dsc03539-web

La economía panameña mantendrá un crecimiento fuerte pero con menor velocidad en los años 2017 a 2020 cercano al 6%, pronostica Moody´s Investors Service en su reporte anual sobre  la República de Panamá, dado a conocer el  pasado 24 de octubre.

Organismos internacionales como el Banco Mundial (BM), Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) estiman que la economía panameña tendrá en 2017 un desempeño de 5,6%; 5,8% y 5,7%, respectivamente. Estas previsiones colocan a Panamá como la economía más dinámica de Latinoamérica en los próximos años, ya que el FMI vaticina un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2021 de 6,0%.

Apalancan la estimación de Moody´s, el inicio de operaciones del Canal ampliado que permite el paso de embarcaciones de mayor tamaño (neo-panamax), tales como las que transportan gas natural licuado desde Estados Unidos (EE.UU.) hacia Asia, lo que  es una realidad en la actualidad. Además de la infraestructura logística vinculada con la operación del Canal interoceánico (puertos y áreas de manufactura).

También apoyan la visión optimista de la economía panameña, las inversiones en infraestructura vial, como la Línea 2 y 3 del Metro de Panamá y la apertura de la mina de Cobre de Panamá prevista para el 2018 que expandirá el PIB del país en un 2%.

El reporte de Moody´s sostiene que la nota Baa2 otorgada a Panamá es el resultado del buen desempeño económico del país (en promedio 7,6% en la última década) y a la estabilidad macroeconómica que ostenta. A pesar del alto grado de apertura económica y de la fuerte dependencia de financiación del exterior, el país sigue creciendo a pesar de las condiciones de bajo crecimiento de la economía mundial.

En contrapeso de estas fortalezas, Moody´s al igual que otros reportes, advierte del deterioro de los indicadores fiscales del país en los últimos años que han llevado a un incremento de los déficits fiscales y a ejecutar exenciones a los límites establecidos en la Ley de Responsabilidad Social Fiscal (RSF).

La calificadora espera que la relación deuda/ PIB del país, ubicada en 43% en 2015 ceda a menos de 40% en los próximos dos años.

Sobre este tema, la directora de Financiamiento Público del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Katyuska Correa, señaló que de acuerdo al último Marco Fiscal publicado 2017-2021, el ratio deuda bruta/ PIB mantendrá una trayectoria descendente, alcanzando un 36% en el año 2021; tendencia que está alineada a las metas presentadas por el Plan Estratégico de Gobierno, liderado por el presidente de la República, Juan Carlos Varela.

Analistas de Moody´s y de Fitch Rating con los cuales Capital Financiero ha conversado en lo que va del 2016 coinciden en la importancia que Panamá cumpla con la Ley de RSF y reduzca la relación deuda/ PIB.

Para que se produzca un incremento de la calificación de riesgo de Panamá, es relevante aplicar disciplina fiscal, fortalecer su marco regulatorio y la adopción de mecanismos anti-cíclicos.

El análisis de Moody´s para la elaboración del perfil crediticio de Panamá examinó cuatro áreas: Economía, institucionalidad, política fiscal y las susceptibilidades a eventos de riesgo.

Por otro lado, el informe de la calificadora de riesgo destaca que la fortaleza económica de Panamá se encuentra en línea con el desempeño de Tailandia (Baa1) y Omán (Baa1), pero está por debajo de Colombia (Baa2 y Filipinas (Baa2). El PIB per cápita en solo una década se duplicó hasta ubicarse en 2015 en $21.809.

Igualmente, han sido puntales robustos del crecimiento de Panamá, la inversión extranjera directa y la local de parte del sector privado en el sector de la construcción tanto residencial como comercial, con un crecimiento nominal de 25% en promedio entre 2012 y 2014. Tendencia que se mantiene en la actualidad.

El reporte también destaca la posición de Panamá como hub regional de servicios financieros.

Si bien hay señales de alerta como una mayor desaceleración del comercio mundial, perdida de corresponsalías bancarias y contracción de los créditos locales, Panamá ocupa la posición 50 entre 140 países del índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial.

Otro punto a favor de Panamá es la expectativa de convertirse en un centro logístico global, que a su vez trae consigo un formidable reto a largo plazo para los panameños, tener los trabajadores calificados que este sector necesita.

El reporte de Panamá fue generado por los analistas: Renzo Merino, Mauro Leos y Atsi Sheth de Moody´s Investors Service.

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia